SUSCRIBETE

  • Home
  • /
  • Aragón
  • /
  • Ainsa, villa medieval a los pies del pirineo aragonés (Huesca)

Ainsa, villa medieval a los pies del pirineo aragonés (Huesca)

Catalogado como uno de los pueblos más bonitos de España, la villa de Ainsa es la capital de la comarca del Sobrarbe en la provincia de Huesca. Se encuentra situado a 600 m de altitud como antesala del bello pirineo aragonés, entre el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido y el Parque Natural de la Sierra y cañones del Guara.

Ainsa es uno de los pueblos de parada obligada en nuestro recorrido por Aragón. No solo destaca su situación elevada sobre la confluencia de los ríos Cinca y Ara y bajo la mirada del pirineo, sino también por su bello casco histórico medieval, declarado Conjunto Histórico-Artístisco en 1965.

img_3036

Tras dejar el coche en el parking situado en la zona alta del pueblo, empezamos la visita a la villa por los restos del Castillo de Aínsa.

*En la zona inferior del pueblo existe un parking gratuito.

Castillo de Ainsa

El origen de la fortaleza se remonta al siglo XI aunque de la época románica a penas se conserva una torre de planta pentagonal. Fue posteriormente en la época de Felipe II y a lo largo del siglo XVII cuando e castillo sufrió diversas transformaciones en previsión de posibles invasiones. A partir del siglo XVIII el castillo cayó prácticamente en el abandono hasta la actualidad donde a penas podemos observar sus murallas alguna de las torres.

entrada ainsa

castillo de ainsa

El principal atractivo es subir a las murallas desde donde podremos contemplar una de las estampas más bonitas de Ainsa.

ainsaTras deleitarnos con las vistas, atravesamos el portón principal de las murallas y nos dirigimos al núcleo neurálgico del pueblo: la plaza mayor.

Plaza Mayor de Ainsa

Esta espectacular plaza de grandes dimensiones es una de las plazas medievales más bonitas de España. Sus orígenes se remontan a los siglos XII y XIII, coincidiendo con el auge geográfico, estratégico y económico de la villa. La plaza se encuentra presidida por el edificio del ayuntamiento. En sus orígenes, en ella tuvieron lugar numerosos mercados y bajo sus amplios y característicos soportales se acogieron a cientos de mercaderes y artesanos que acudían a la villa paraa vender sus mercancías.

img_3054

plaza mayor ainsa

Hoy en día ha perdido su función original, pero la verdad que en plena época estival la plaza nos acoge con un extraordinario ambiente que nos invita a sentarnos y a disfrutar del entorno.

Desde la plaza, nuestros pasos ahora se desvían hacia la iglesia de Santa Maria de Ainsa.

Iglesia de Santa Maria de Aínsa

La iglesia románica de Santa Maria es visible desde todos los puntos de la villa. Sus orígenes se remontan siglo XII y destaca su sencillez y sobriedad. Nos llama la atención su alta torre a la cual ese puede acceder por un módico precio. La torre desempeñó un doble papel:religioso y militar. Este último por su situación por su situación estratégica y su considerable altura.

img_3058

Calles del casco antiguo de Aínsa

A partir de este momento, lo ideal es dejarse llevar por las calles empedradas de Ainsa e ir descubriendo paso a paso cada rincón. El pueblo se articula principalmente en dos calles, la calle Mayor (llamada también de Gonzalo I) y la calle de Santa Cruz, que partiendo desde la plaza mayor se fusionan en la Placeta de San Salvador.

img_3064 img_3065 img_3070 img_3074img_3071

La visita no nos llevará más de dos horas ya que el pueblo es bastante pequeño. Más allá del casco histórico de Ainsa, está la parte moderna del pueblo con numerosos restaurantes y comercios pero sin demasiado atractivo turístico.

Información práctica

 

Deja un comentario

Close