SUSCRIBETE

  • Home
  • /
  • Francia
  • /
  • ¿Qué comer y dónde alojarse en Alsacia? Nuestra experiencia por Alsacia

¿Qué comer y dónde alojarse en Alsacia? Nuestra experiencia por Alsacia

¿Estás planeando tu ruta por la región de Alsacia? Te contamos nuestra experiencia gastronómica a nuestro paso por las ciudades de Colmar, Estrasburgo y Mulhouse, así como los lugares donde nos alojamos.

En cada uno de nuestros viajes intentamos no solo conocer la belleza monumental de los lugares que visitamos sino también hacer nuestra pequeña ruta gastronómica. También debemos tener en cuenta donde hospedarnos, para nosotros lo más importante es la ubicación del lugar y la limpieza, lo demás bienvenido sea ;)Hasta ahora no habíamos hecho mucho hincapié en estos aspectos pero creemos que ya es hora de dar el protagonismo que se merece a esta parte tan importante de los viajes, en especial a la gastronomía.

Primero nos centraremos en la comida   😛

¿Qué comer en Colmar?

Nuestra primera parada fue Colmar (en este post os contamos nuestra experiencia navideña en esta encantadora ciudad de Alsacia). Como solo pasamos un día no teníamos demasiado tiempo para centrarnos en la comida aunque al mediodía pudimos retomar fuerzas como toca. Nos paramos en la Brasserie Cote Cour-Cote Four situada en la Place des Dominicains (bebida + plato principal= 16€ por persona)

Pedimos unos Knepfle (izquierda) y  na Flammenkuchen (derecha).

Los Knepfle es una pasta típica de la región de Alsacia, así como de otros lugares como Suiza o Alemania. Son una especie de gnocchi y en este plato iban acompañados de bacon, champiñones y nata.

La Flammenkuchen en francés Tarte flambée es también una comida típica de la zona de Alsacia. Así como los knepfle se parecen a los gnocchi, la flammenkuchen se parece mucho a la pizza. Se trata de una fina masa y por encima se ponen ingredientes como el bacon, la cebolla, nata, creme fraiche o también el queso munster, queso típico de la gastronomía alsaciana.

No podemos olvidar que estamos en una zona vinícola, por lo tanto para beber pedimos un vino blanco Riesling. Esta variedad de uva es típica de la zona del Rin en Alemania pero también se cultiva esta uva en la región de Alsacia.

En los mercados navideños que se reparten por toda la ciudad no podemos olvidar probar el vino caliente, vin chaud en francés y glühwein en alemán. Lo común es que se haga con vino tinto pero como estamos en una zona que produce mayormente vino blanco, también podemos probar el vin chaud hecho con vino blanco. Ambos están igual de ricos!

Y para acompañar al vino caliente un dulce típico es el Kougelhopf, un bizcocho que puede tener frutos secos, chocolate o frutas caramelizadas.

La cena en Colmar fue en un sitio bastante curioso. Entramos por casualidad mientras paseábamos por la ciudad. El restaurante se llama La Pergola y está ubicado en la Rue des Marchands. Lo curioso es su decoración, está lleno de brujitas mires donde mires!

En este restaurante decidimos probar el Roesti de patata. El plato tiene una base de patata y según el que pidas lleva bacon, cebolla, champiñones, jamón, huevo, queso munster… La patata junto con los ingredientes que elijas van al horno y se gratinan. Si no te gusta la patata no pidas este plato porque su base principal es este tubérculo.

Para beber esta vez optamos por probar una cerveza típica de allí, pues en Alsacia también se produce cerveza. Cerveza + roesti + postre (strudel de manzana) = 25,8€ por persona

Experiencia culinaria en Estrasburgo

Nuestra primera parada en Estrabusrgo fue por recomendación de unas abuelitas españolas que viven en Estrasburgo. Nos vieron mirando el escaparate de una pastelería/cafetería y nos dijeron que ese era el sitio donde se tomaba el mejor chocolate. Así que decidimos hacer caso a su sabiduría y entramos sin dudar. Se encuentra situado junto a la catedral y se llama Christian. No sabíamos si el sitio sería rico pero desde luego que la decoración era espectacular.

alsacia comida

Tomamos dulces típicos del lugar con frutos del bosque, chocolate y castaña, todo esto acompañado con un chocolate caliente exquisito!

La hora de cenar llegó cuando paseábamos por una de las calles más decoradas y bonitas de Estrasburgo en navidad, la Rue du Chaudron, una travesía de la Rue des Orfèvres. El restaurante se llama Le Clou.

Para picar pedimos como caprichito unos caracoles “Escargots”, típicos de Francia con una salsita tan rica que tuvimos que pedir más pan, no dejamos ni una gota de la salsa! No desperdiciamos nada, la docena costaba 19€!  😮

Como plato principal pedimos unas albóndigas riquísimas, Pot au feu, unos solomillos con salsa de mostaza y un steak tartar, todo estaba riquísimo!

Esta vez nos volvimos a decantar por el vino y pedimos una botella de Pinot Noir Rouge producido en Alsacia.

Botella de vino+ caracoles de entrante+ plato principal= 28,3 € por persona

En Estrasburgo pasamos la última noche del año. Muchos restaurantes ya estaban completos y otros eran demasiado caros desde nuestro punto de vista así que optamos por montarlo por nuestra cuenta. Ya habíamos visto que en la Rue des Orfèvres había varios sitios para comprar comida así que nos fuimos de compras! Compramos varias cositas ricas típicas de allí que no necesitaran cocinarse, como por ejemplo el Foie, los quesos, un pan de castañas, un bombón típico de chocolate y castaña (el de la foto)… y una botellita para poder brindar! Nos organizamos una cenita de lujo en el hotel 😀 Las uvas las llevábamos ya de casa, no puede faltar la tradición!

¿Y en Mulhouse?

En Mulhouse optamos por quedarnos en un restaurante situado en la plaza de la Reunión frente al Templo de San Esteban y junto al ayuntamiento “Au Vieux Mulhouse”. Hacía tanto frío que no quisimos buscar demasiado además era 1 de enero y casi todo esta cerrado, fue de lo poco que vimos abierto.

Para cenar pedimos la tradicional Tarte flambée, magret de canard (pato), conejo y Fleischnackas. Este último es otro plato típico de la región consiste en unos rollitos hechos con masa y carne picada.

Para beber otra botella de Riesling! Y de postre el típico crepe con chocolate.

Botella de vino+ plato principal +postre=  24€ por persona. El plato más barato la Tarte Flambée (10,9) y el más caro el magret de canard (19,8), el crepe 4,5€

Por último debemos hacer mención a uno de los platos estrellas de Alsacia, el Choucroute royale alsacienne. Es una especie de cocido que lleva tocino de cerdo, salchichas y choucroute, que es una especie de col agria.

No tenemos foto de este plato porque fuimos muy atentos a no pedirlo, ya que aunque se deben probar todas las comidas y, más aun si son auténticas del lugar, sabíamos que no iba a ser plato santo de nuestra devoción. Pero para todo aquel que lo quiera probar que no se preocupe porque está en casi todos los restaurantes de la zona.

Esperamos que os haya servido! Y BON APPETIT!

¿Dónde nos alojamos?

Ahora seguiremos con los lugares que nosotros elegimos para dormir y descansar. La verdad que en este viaje no conseguimos muchos chollos pero cuando empezamos a buscar la ocupación era ya bastante alta, además queríamos que el hotel fuera super céntrico y las fechas que fuimos no acompañan para encontrar ofertas.

La ubicación de los hoteles era perfecta para ir caminando por toda la ciudad teniéndolo todo a mano y son hoteles que están muy bien cuidados.

Colmar

En Colmar pasamos una noche en el Hotel Mercure Colmar Centre Unterlinden, situado en la Rue Golbery.

Si tienes suerte y te toca la habitación en la primera planta las habitaciones  están recién renovadas, sino la habitación es mucho más sencilla pero de todas maneras es un hotel muy limpio y bien cuidado. Además la recepcionista nos dijo que este año planeaban reformar las demás habitaciones.

Estrasburgo

Pasamos las dos siguientes noches en el Hotel Maison Rouge ubicado en la Rue des Francs Bourgeois a 2 min a pie de la Place Kleber.

Las habitaciones son amplias y aunque hubiera ascensor eramos unos aficionados a subir y bajar por las escaleras por lo bonitas que eran, además el rellano de cada planta tenía una decoración con butacas y  un árbol de Navidad distinto según en que planta estuvieras!

Mulhouse

La última noche la pasamos en Mulhouse en La Maison Mondrian. Este hotel era un tipo B&B tiene tan solo 6 habitaciones, cada una de estas habitaciones esta decorada de un color distinto, así que en vez de número de habitación para saber cual es tu habitación tienes que mirar que el color de tu llave coincida con el color del marco de la puerta. Tanto su sistema de “numeración” de habitaciones como la decoración de las habitaciones eran muy originales y curiosas. En este hotel teníamos incluido el desayuno.

Y hasta aquí nuestra toma de contacto con la gastronomía de Alsacia y los lugares donde nos alojamos.

Esperamos que esta entrada os haya servido de ayuda!  🙂

Deja un comentario

Close