SUSCRIBETE

  • Home
  • /
  • Portugal
  • /
  • Convento de Cristo y el castillo de Tomar, el mayor legado templario en Portugal

Convento de Cristo y el castillo de Tomar, el mayor legado templario en Portugal

El Convento de Cristo y el castillo de Tomar se encuentran en la pequeña ciudad portuguesa de Tomar en la región de Santarem. Este majestuoso conjunto monumental perteneció a la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo y del Templo de Salomón más conocida como la Orden del Temple. El Convento de Cristo es conocido por ser uno de los principales monumentos de Portugal y el mayor asentamiento templario del país. Fue fundado por el Gran Maestre del Temple de Portugal, Gualdim Pais, en 1162 y se convirtió en la sede principal de su orden y posteriormente de la de los Caballeros de Cristo.

El conjunto monumental fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983.

img_7002

La conocida Orden del Temple originalmente fundada por Hugo de Payens y basada en los votos monásticos de pobreza, castidad y obediencia, tuvo en Portugal una importante presencia gracias a la protección que le brindaron los reyes portugueses a cambio del apoyo durante el periodo de la Reconquista. Esto también justifica que tras la extinción de la Orden del Temple por el papa Clemente V, el proceso de extinción tuviera un resultado muy diferente también en Portugal, donde con el apoyo del rey Dionisio I de Portugal tomaron el nombre de una nueva orden, la Orden de los Caballeros de Cristo, para poder salvar sus posesiones y salvaguardar su continuidad.

Castillo de Tomar

Sus orígenes se remontan al siglo XII, como resultado de la necesidad de crear una línea de defensa a lo largo del Tajo para proteger la que era entonces capital del Reino de Portugal, Coímbra. En aquel entonces el rey Alfonso I de Portugal entregó a la Orden del Temple el Castillo de Cera, en la región de Santarém con este propósito. Sin embargo, los templarios decidieron construir uno nuevo en Tomar. La linea de defensa del Tajo se completaría posteriormente en 1170 con la construcción del espectacular Castillo de Almourol. Sin duda otra visita que no os podéis perder en la región de Santarem.

 

img_6996

El castillo y sus murallas rodean la cumbre creando un espacio prácticamente inexpugnable y sirven de protección al Convento de Cristo.

img_7005

Durante el siglo XVI, los reyes Manuel I y Juan III realizaron obras de ampliación y refuerzo cuando fue ampliado el Convento de Cristo. Desde entonces a penas a sufrido cambios por lo que podemos afirmar que es uno de los recintos medievales mejor conservados de Portugal.

Convento de Cristo

Tras cruzar el recinto amurallado nos encontraremos con una zona ajardinada, antiguo patio del castillo, y al fondo el imponente convento de Cristo.

img_7002

La construcción del Convento se extendió entre los siglos XII y XVII y en ella participaron arquitectos de la talla de Juan de Castillo (único arquitecto con obras en cinco monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco) o Diogo de Arruda. El resultado un verdadero museo de la arquitectura portuguesa en el que podremos encontrar en un mismo edificio los estilos románico, gótico, manuelino y renacentista. El convento es el reflejo del poder de la Orden en Portugal. 

Nada más llegar nos llama la atención la portada principal, diseñada por Juan de Castillo, minuciosamente decorada en el autóctono estilo manuelino.

img_7009

La visita al templo nos llevará por un extenso recorrido donde descubriremos hasta siete claustros de estilo gótico y renacentista, las dependencias del Convento, la iglesia con una inigualable girola e incluso un acueducto. Os dejo a continuación un pequeño plano del convento y un enlace a un blog que hace una magnífica descripción del lugar. De todos estos elementos os describimos algunos de los que mas nos llamaron la atención:

mapa-convento-de-cristo

El Claustro Principal

Es el claustro más importante de todos los claustros del Convento de Cristo. El claustro consta de dos pisos los cuales podremos recorrer libremente e incluso subir hasta la azotea para disfrutar una visión completa del recinto. Fue mandando construir por Juan III de Portugal a mediados del siglo XVI y se atribuye a Diogo de Torralva. Es de estilo manierista que se corresponde con el último periodo renacentista.

convento de cristoimg_7077

En el centro del patio podremos ver una fuente cuya base nos recuerda la forma una cruz templaria. Un paseo por el claustro nos descubrirá alguno de sus pequeños tesoros como las bellas escaleras de caracol situadas en cada una de sus esquinas o una ventana manuelina que permanece prácticamente oculta entre sus muros.Merece la pena que os deis una vuelta hasta encontrarla

img_7059 img_7065

La Ventana do Capítulo

Esta espectacular ventana manuelina se encuentra sobre el claustro de Santa Barbara y es considerada una de las mejores obras decorativas del estilo manuelino. Sirve de base un busto del que salen las raíces de un tronco que sujeta la estructura. Está decorado con motivos vegetales y cadenas.

img_7072

El conjunto está rematado con otros elementos decorativos que adornan el edificio. En cada esquina encontramos detalles sorprendentes.

img_7044

La Charola

Ya en el interior de la iglesia, encontramos uno de los grandes tesoros del Convento de Cristo: la Charola o girola en castellano. Esta espectacular girola de planta octogonal fue el oratorio privado de los caballeros templarios dentro de la fortaleza de Tomar. Sigue el estilo de las iglesias bizantinas y está cubierta por espectaculares pinturas y frescos que relatan escenas bíblicas. La ostentosidad del lugar refleja claramente el poder y riqueza de la orden del temple en Portugal.

img_7031

Tras visitar los elementos principales podemos dedicar el resto de la visita a explorar las diferentes dependencias del Convento, así como los diversos claustros. Una de las ventajas de la visita es que podremos deambular y descubrir a nuestras anchas la mayor parte del recinto, sin que haya un itinerario estrictamente marcado.

img_7067 img_7024

Las imágenes de arriba corresponden al claustro dos Corvos y al claustro da Lavagem, este último decorado con cerámica portuguesa. Abajo, vemos el claustro de la Hospederia y las cocinas.

img_7081 img_7080

Finalmente, y antes de acabar la visita no podemos olvidarnos del Aqueducto dos Pegões.  El acueducto se mandó construir por orden de Felipe II de España quien encargó su construcción Filippo Terzi. Esta magnífica obra de ingeniería se extiende a lo largo de 6 kilómetros y permitió abastecer el templo para el cultivo.

img_7082

La visita al Convento de Tomar es uno de las paradas obligatorias si queréis conocer un poco más de la historia de la orden del temple en Portugal y descubrir uno de los monumentos más bellos del país que, junto al Monasterio de Batalha y el de Alcobaça, forma parte del patrimonio de la humanidad.

Información Práctica – Convento de Cristo y castillo de Tomar

– Horarios

  • De octubre a mayo: de 09.00 a 17.30 horas (última entrada a las 17:00)
  • De junio a septiembre: de 09.00 a 18.30 h (última entrada a las 18:00)
  • Cerrado: 1 de enero, domingo de Pascua, 1 de mayo, 24 y 25 de diciembre.

– Precios

  • Entrada individual: 6 € (hay descuentos para estudiantes, familias y mayores de 65)
  • Entrada Patrimonio de la Humanidad (Convento de Cristo, Monasterio de Alcobaça y el Monasterio de Batalha: 15,00 €

– Páginas interesantes

 

Deja un comentario

Close