SUSCRIBETE

Visita a los Jardines de Alfabia en la Serra de Tramuntana

Es primavera en Mallorca y qué mejor plan que visitar los jardines de Alfabia y la posesión. Esta antigua posesión mallorquina, ya documentada en la época de dominación árabe, se encuentra en la Serra de Tramuntana, concretamente en el término municipal de Bunyola justo antes del túnel de Sóller. Es un sitio perfecto para pasear, relajarte y disfrutar del paisaje. Si te gusta la naturaleza, combinada con un poco de historia, seguro que te gustarán! 🙂

Un poco de historia

El Rey Jaime I, después de conquistar la isla, entregó a su tío Nuño de Rosellón esta finca, quien la vendió a la familia Ben-Abet. Después de haber estado en manos de esta familia morisca pasó por varios dueños hasta pertenecer a los actuales propietarios, la familia Zaforteza.

La casa familiar fue construida en el siglo XV y un siglo más tarde se incorporó una torre. Una gran reforma se llevó a cabo en el siglo XVIII, dando lugar al ala posterior y la fachada, siendo esta reforma la que dotó al lugar de un estilo barroco. Finalmente en el siglo XIX se produjo una importante y nueva modificación que cambió parte de las reformas que se habían producido con anterioridad.

Los jardines de Alfabia

Estos jardines se pueden denominar son, un tipo de jardín de herencia hispano-árabe específico de Mallorca. Este tipo de jardín suele tener terrazas y tierras dedicadas al cultivo de cítricos y plantas frutales. Ahora bien,  durante la época renacentista, los nobles quisieron darle un toque de riqueza y lujo a este tipo de jardín por lo que llevaron a cabo algunos cambios en los mismos.

El recorrido por la posesión empieza subiendo unas bonitas y amplías escaleras adornadas con palmeras a su alrededor.

Al final de la avenida nos reciben dos leones de piedra que custodian una pequeña fuente y un alijbe cubierto por una bóveda de medio cañón, creando un bonito reflejo en el agua y desde el cual se pueden ver unas preciosas vistas.

Tras visitar una pequeña cocina llegamos al elemento más emblemático del jardín una pérgola de 72 columnas, construida en el siglo XVIII. El tramo final está adornado con 24 hidrias de piedra con surtidores intercalados que cruzan las aguas entre sí, creando unos bonitos juegos de agua El ruido, el brillo y el frescor del agua dan un toque mágico a esta parte del jardín. Es sin duda uno de los grandes atractivos de los jardines de Alfabia.

Podemos seguir el recorrido subiendo a una torre que nos permite ver unas preciosas vistas del lugar en el que se encuentra esta posesión mallorquina.

Siguiendo con el paseo llegamos a otra zona de los jardines situados detrás de la posesión donde destacan altas palmeras y un pequeño estanque. Este rincón es conocido como el “jardinet de la Reina” puesto que se remodeló a raíz de la visita que hizo la reina Isabel II.

En esta zona de los jardines hay un coqueto bar dónde es difícil no sentarse a tomar algo, relajarse y disfrutar del entorno tan idílico en el que estamos. Y estando tan cerca de Sóller y en una finca donde plantan naranjos nosotros optamos por probar un rico zumo de naranja. El zumo estaba hecho con naranjas de la posesión y tiene un precio bastante asequible, nosotros pedimos el tamaño pequeño que nos costó 2€.

Tras disfrutar del rico zumo y con las fuerzas renovadas  afrontamos el último tramo de la visita. Primero es obligado asomarse al balcón desde el cual podemos ver una bonitas vistas aéreas de gran parte del jardín, el estanque y variedad de plantas.

La verdad que apetece quedarse un ratito apreciando la belleza que nos rodea, un jardín tan bien cuidado con sus altas palmeras y al fondo la Serra de Tramuntana, sin duda un balcón con unas vistas muy envidiables 🙂

La casa señorial

Nuestro recorrido por los jardines finaliza aquí, pero la visita continúa por el interior de la casa señorial y su patio. El paso de los años ha dejado en la posesión de Alfabia elementos de muy distintos estilos como el árabe, gótico, renacentista, barroco… que conviven armoniosamente.

En nuestro recorrido podremos visitar algunas salas de la posesión, como la “Sala Gran“, la “Sala de l’alcova“, el comedor o la “Sala de la Cadira“, donde se encuentra un gran sillón de madera de roble labrado en el siglo XV y que en los viejos inventarios se llamaba la cadira del rei moro.

Empezaremos visitando la biblioteca con numerosas obras impresas entre los siglos XVI y XVIII.

Otra sala es el comedor, reformado en el siglo XIX. Cubre sus paredes una tela pintada con estampado típico mallorquín.

En la “Sala de l’alcova” destaca una puerta vidriera de estilo rococó francés colocada en 1864 reemplazando la puerta de nogal. Tras esta puerta podemos ver lo que se conoce como el “cuarto de la reina” debido a que en ese lugar pernoctó la reina Isabel II en 1860.

habitacion isabel ii jardines de alfabia

El patio interior

Una vez visitadas las estancias interiores salimos al patio interior empedrado y decorado con una fuente que le da un encanto especial. Desde el patio podemos acceder a una pequeña capilla, así como a los establos, un pozo y a la almazara.

patio jardines de alfabiadetalle jardines de alfabia

Y ya por ultimo, antes de acabar la visita vemos el artesonado almohade construido en 1170 en madera de pino y encina, con incrustaciones que forman bellos y típicos arabescos. En la parte inferior se hallan incrustados los escudos de las familias árabes que residieron en la finca,así como las del reino de Aragón y Cataluña superpuestas. En el friso se lee “Alá es grande. El poder es de Alá. No hay más Dios que Alá”.

Los jardines de alfabia son uno de nuestros rincones favoritos de la isla y es una visita muy recomendable y en la que seguro que pasareis un rato agradable!  😀

Información práctica – Jardines de Alfabia

  • Precios

Entrada General 7,50€
Entrada residentes 5€

Menores de 10 años: gratis

Venta última entrada 60 min. antes del cierre

  • Horarios

Invierno (mes de marzo)
Lunes a Viernes:
09.30h – 17.30h
Sábado
09.30h – 13.00h

Verano (1 de abril – 31 de octubre)
Lunes a Domingo, Festivos incluidos
09.30h – 18.30h

Meses de noviembre a febrero CERRADO.

 

Deja un comentario

Close