SUSCRIBETE

  • Home
  • /
  • Francia
  • /
  • Una tarde en Mulhouse, visita al Museo del Automóvil

Una tarde en Mulhouse, visita al Museo del Automóvil

El último destino en nuestra ruta por Alsacia fue Mulhouse. A primera vista Mulhouse no es tan llamativa como Colmar o Estrasburgo en cuanto al encanto de sus calles y monumentos. Puede que influyera que estuvimos ahí el día 1 de enero y domingo por lo que las calles estaban desérticas y todos los locales se encontraban cerrados. No obstante, en Mulhouse se encuentra unos de los museos más espectaculares y originales de Europa: el Museo del Automóvil o Cité de l’Automobile. Solo por visitar este mausoleo del automóvil vale la pena hacer una parada en esta ciudad. ¡Los amantes del motor no pueden perderse esta visita!

Llegamos con el tren desde Estrasburgo a la estación de Mulhouse (9,25€ el trayecto, nos dijeron que había una especie de oferta ese día que por ese precio y con el mismo billete también podíamos coger el tranvía y los autobuses de la ciudad). Una vez ubicados en el hotel, cogimos la línea 1 del tranvía que nos dejó frente al museo del Automóvil, que curiosamente tan solo cierra el 25 de diciembre.

Cité de l’Automobile

Este museo alberga la mayor colección de coches del mundo con más de 400 automóviles de diversas marcas entra las que destaca Bugatti, ya que en el museo encontramos unos 120 Bugatti. Además la colección cuenta con más de 150 coches construidos antes de 1914. Y no solo destaca la marca Bugatti también hay Rolls-Royce, Hispano-Suiza, Mercedes, Alfa Romeo, Bentley, Ferrari… entre otros.

Esta colección de coches se la debemos a los hermanos Schlumpf, principalmente Fritz Schlumpf. Estos hermanos tenían una empresa textil. Con el éxito de su empresa Fritz compró su primer Bugatti y fue en 1957 cuando él y su hermano empezaron a comprar coches clásicos de forma regular  usando una de las naves de su fábrica para guardar la colección, ahora bien no es hasta 1977 cuando esta nave fue abierta al público por primera vez en una ocupación sindical.

Tras la liquidación de su grupo textil, Schlumpf perdió su colección en un polémico proceso judicial.

En 1990 Fritz Schlumpf acudió por primera vez al Museo del Automóvil de Francia, que desde 1982 se había abierto al público, y sus palabras fueron “Es mi museo… Me han robado mi museo.”

No sé si le robaron el museo, pero entiendo perfectamente el aprecio que les tenía ¡menuda colección de coches! :O

cite automobil mulhouse

La entrada al museo cuesta unos 13€ e incluye un audioguía. Como hemos dicho al principio, el museo tan solo cierra el 25 de diciembre. Seas o no amante de los coches esta visita vale realmente la pena y te sorprenderá la magnitud y la cantidad de coches que contiene el museo. Además podrás ver la evolución del automóvil desde 1878 hasta el presente.

Si además tienes algo más de tiempo puedes darte una vuelta por el centro de Mulhouse.

Mulhouse

Nosotros tan solo teníamos una tarde  y parte de ella estuvimos en el museo así que tan solo recorrimos algunas calles de la ciudad y visitamos la Plaza de la Reunión donde se encuentra la Iglesia de San Esteban y el precioso edificio del Ayuntamiento. Por lo que pudimos ver es una ciudad agradable aunque si no fuera por el museo no hubiera entrada en nuestros planes.

Información práctica – Mulhouse

 

Deja un comentario

Close