SUSCRIBETE

  • Home
  • /
  • España
  • /
  • Raixa: un paseo por una de las posesiones más bonitas de Mallorca

Raixa: un paseo por una de las posesiones más bonitas de Mallorca

Las posesiones en Mallorca son un símbolo de su historia y tradición y muchas de ellas conservan un encanto especial. Coloquialmente podríamos decir que la posesión estaría a medio camino entre el pazo gallego y el cortijo andaluz pero para ser exactos mejor os dejamos una definición. Se entiende por “possessió” un predio o finca rural tradicional, de raíz familiar, formado por todo el conjunto de casas, tierras de labranza, sistemas de riego, almazaras, etc., incluyendo las personas que viven y que trabajan en ella, así como los usos y costumbres que rigen su funcionamiento y herencia. En definitiva, toda una institución que en Mallorca ha constituido el núcleo básico de la economía durante siglos. Así que si estáis pensando una escapada por la isla, añadid una “posesión” en vuestra lista de visitas 😉 Hace poco os contábamos nuestra visita a la posesión de Alfabia y hoy os traemos otra de nuestras posesiones favoritas: la posesión de Raixa.

entrada de raixa

Raixa es una possesió de origen árabe que se encuentra a los pies de la Serra de Tramuntana, en el municipio de Bunyola, y que destaca principalmente por tener uno de las jardines más bonitos e importantes de Mallorca.

¿Cómo llegar a Raixa?

La posesión es de fácil de acceso en coche. Para llegar a ella deberemos tomar la carretera que va de Palma a Sóller, encontrándose el desvío en la misma carretera. Al llegar a la posesión por un pequeño camino de tierra encontraréis un parking bastante grande. ¿Se puede ir en bus a Raixa? Nos encantaría decir que sí pero más allá de excursiones organizadas las conexiones en bus no son demasiado buenas. Aun así, la línea bus L220 que va de Palma a Bunyola hace una parada en la carretera a la altura de la finca de Raixa. Una posible alternativa si no tenéis vehículo aunque mejor que os aseguréis con el conductor.

La finca está gestionada por el Consell de Mallorca y de momento la entrada es gratuita! 🙂

Visita a la posesión de Raixa

La visita se inicia con un pequeño paseo disfrutando de los vistas de la posesión y del entorno. Pronto pasamos junto a la ostentosa puerta principal, decorada con un escudo, que ya dejaba entrever la categoría de los que habitaban el predio. A continuación nos recibe un pequeño jardin con un estanque y junto al mismo una estatua del Cardenal Despuig.

Los Despuig

Si hablamos de Raixa tenemos que hablar de la familia de los Despuig. Los Despuig fueron los “amos” de la finca durante buena parte de su historia y quienes llevaron a cabo los cambios más importantes en la misma.  Esta familia adquirió Raixa en el año 1660 pero la persona que más ha marcado su historia fue el cardenal Antonio Despuig.


El cardenal Despuig destacó como mecenas y coleccionista de arte, siendo uno de los personajes más importantes de la Ilustración en Baleares. En el año 1787, el cardenal Despuig patrocinó unas excavaciones en un terreno cerca de la ciudad de Roma y con las obras que encontraron y algunas otras que compró creo el museo de escultura clásica que instaló en Raixa. La mayor parte de la colección fue adquirida en 1923 por el Ayuntamiento de Palma, encontrándose ahora en el museo del castillo de Bellver de Palma.

El cardenal transformó Raixa en una villa de estilo italiano y encargó el diseño de sus jardines para convertirlos en las más bonitos de Mallorca. Los jardines actuales no se corresponden con los proyectos iniciales pero la verdad que en gran medida consiguió su cometido de tener los jardines más bonitos de Mallorca.

La Posesión

Continuamos nuestra visita por un recorrido por las distintas salas del edificio principal. Las salas no se mantienen decoradas con el mobiliario de la época pero albergan un pequeño museo con información expuesta tanto en carteles como en vídeos y audios, que nosotros mismos podemos iniciar en varios idiomas y que nos van dando explicaciones sobre la sierra Tramuntana, la historia de la finca, la vida cotidiana y costumbres.

Una de las cosas que llama la atención en el edificio son sus enormes balcones. Destaca una magnífica galería de diez arcos, construida sobre el año 1808, y que es la más larga que encontraréis en una possessió en Mallorca. Permite disfrutar del sol y de una vista espléndida sobre el jardín de la Loggia y los huertos de árboles frutales. En la rehabilitación de la casa, los barrotes, los arcos y las columnas se han restaurado con los mismos materiales que los originales, también se ha mantenido el pavimento antiguo y se ha restaurado el artesonado.

Como hemos dicho en las salas hay información de todo tipo, así por ejemplo, en el salón podemos escuchar una conversación entre los “fantasmas” del cardenal Despuig, la reina Isabel II, Santiago Rusiñol y Gaspar Melchor de Jovellanos y en la cocina podemos aprender como se hacen las recetas más típicas de Mallorca según la época del año en la que estemos.

Los Jardines de Raixa

Como decíamos el expreso deseo del cardenal Despuig fue crear unos jardines únicos y así lo hizo. Lo más llamativo de la possessió de Raixa son sus jardines. En la parte baja se encuentran el jardín de los Naranjos, el huerto, la viña, el jardín de la entrada y el jardín de la Loggia. En la parte más alta, los jardines están integrados en la misma ladera y hallamos el jardín de Apolo, el jardín Romántico, el jardín del Gran Safareig (estanque) y el jardín de la Muntanyeta.

Jardín de Apolo

Es el primero de los jardines y sin duda el más llamativo. Sobre la ladera de la montaña se asienta una empinada escalinata custodiada por estatuas y fuentes que descienden junto a las escalones y rodeada de terrazas superpuestas en la montaña.  Arriba en el centro una estatua del dios Apolo corona este magnífico conjunto. Es el lugar ideal para sacar unas fotos muy bonitas.

El jardín de Apolo fue creado en 1802 después de que el cardenal Despuig encargara el plan de reforma de Raixa al arquitecto italiano Lazzarini. Está inspirado en el pasaje mitológico de Apolo y Dafne y el conjunto simboliza dos escaleras: una de piedra para los humanos, flanqueada por cuatro musas de la antigüedad, y los bancales laterales, que simbolizan una gran escalera para los dioses. A pesar del encanto de jardín la ejecución final fue más “modesta” de lo pensado ya que se tuvieron que adaptar a la realidad económica del momento.

Jardín Romántico

La siguiente parada es el denominado jardín Romántico. Este jardín simula unas antiguas ruinas y esta decorado con un pequeño estanque. El agua en Raixa era un bien preciado por lo que a lo largo de la finca encontraréis numerosos estanques y azequias para aprovechar el agua que descendía de la montaña al máximo.

Seguimos ahora por el camino que nos lleva hacia el safareig no sin antes desviarnos por un empinado sendero hacia la torre neoarábe situada en la zona más alta de los jardines. Desde el Mirador neoárabe, adornado con alegres vidrieras de colores, podremos disfrutar de unas preciosas vistas de la possessió de Raixa y de su entorno. En los días claros la vista alcanza el mar y la bahía de Palma.

Desde aquí también podemos ascender un poco más hasta el mirador neoclásico y pasear por el Jardin de la Muntanyeta aunque el día que visitamos la finca estaba cerrado, seguro que las vistas desde allí arriba deben ser aun mejores.

El Gran Safareig

El suministro de agua resultó ser insuficiente para los jardines proyectados por el cardenal, por lo que se hizo necesaria la adquisición y canalización de la fuente de Pastoritx (Valldemossa) en el año 1807. En consecuencia, debido a este incremento en el caudal del agua fue necesario transformar el antiguo aljibe en el actual estanque (en mallorquín safareig), que con sus 90 metros de longitud, 18 metros de anchura y 7 de profundidad, es uno de los mayores depósitos de agua de Mallorca.

estanque raixa

Es el lugar ideal para realizar una paradita para descansar escuchando el ruido del agua cayendo sobre el safareig y apreciar el entorno que nos rodea.

Jardín de la Loggia

El último de los jardines en visitarse es el Jardín de la Loggia. Recibe este nombre puesto que desde el mismo podemos ver la loggia, la característica galería de diez arcos que comentábamos al principio. Lo más llamativo son sus árboles longevos y formas geométricas, rodeando una pequeña fuente. Nosostros aprovechamos el solecito de la mañana para descansar ahí antes de dar por finalizada nuestra visita.

Y como estábamos en semana santa, nosotros nos despedimos de una auténtica possessió mallorquina con una comida muy típica de nuestra isla 😛  , una buena empanada mallorquina.

 

Información Práctica – Raixa

Web del Consell de Mallorca

  • Horario

-Martes a sábado de 10h a 15 h

-Lunes, domingos y festivos, cerrado

Deja un comentario

Close