SUSCRIBETE

  • Home
  • /
  • Rumania
  • /
  • Alba Iulia, qué ver en la capital espiritual de Rumania

Alba Iulia, qué ver en la capital espiritual de Rumania

Tras la visita al majestuoso Castillo de Hunyad, pusimos rumbo a la que es conocida como la capital espiritual de Rumania: Alba Iulia. Esta pequeña ciudad de apenas 60.000 habitantes es considerada entre los rumanos como la “otra capital” del país por el importante papel en la historia del país. Aunque para muchos no es muy conocida, ni todas las rutas por el país la incluyen, su herencia histórica es inigualable y en nuestra opinión merece la pena dedicarle al menos unas horas si visitáis Rumanía.

Alba Iulia, fue la capital de la provincia de Dacia durante el Imperio Romano, capital medieval de Transilvania, la primera capital del Reino de Rumanos en la Edad Media, el lugar donde a principios del siglo XX Rumanía fue definida como una nación moderna y donde el primer rey de Rumanía fue coronado.

alba iulia rumania

No es de extrañar, pues, que Alba Iulia sea el lugar donde los rumanos celebran el Día Nacional de Rumania y que muchos de ellos la consideren como la capital espiritual del país.

Por si fuera poco, la ciudad ha mantenido un importante legado histórico que se concentra en la ciudadela de Alba Carolina, la más grande de Rumanía. Con todo esto, no nos faltaron motivos para hacer una parada en esta ciudad y poner fin a nuestro primer día en Rumanía.

Si llegáis en coche, lo tendréis muy fácil porque alrededor de la ciudadela hay aparcamiento gratuito y en pleno mes de julio aparcamos sin problemas. Se puede acceder a la ciudadela por diversos lados pero el principal acceso se encuentra junto al parque Unirii, muy cerca de la zona más animada de la ciudad. Además, junto a esta entrada se encuentra la oficina de turismo dónde os ofrecerán toda la información sobre la ciudad y los alrededores.

Visita a la Ciudadela de Alba Carolina

Sin duda la principal visita en la ciudad es su ciudadela: Alba Carolina. Su nombre significa “Ciudad de Carlos” en honor a Carlos VI de Habsburgo más conocido entre los españoles como Carlos de Austria por su papel en la Guerra de Sucesión española.

La primera impresión que nos llevamos de la ciudadela es que es un lugar exquisitamente cuidado por los rumanos como si de un museo al aire libre se tratara. Un ambiente perfecto para pasear, tomarse algo en alguna de sus cafeterías y disfrutar de la belleza y tranquilidad del lugar.

Catedral de San Miguel

Lo primero que vemos al cruzar el puente de madera que da acceso a la ciudad y cruzar sus puertas es la Catedral de San Miguel de Alba Iulia.  Construida en el siglo XIII, es considerada la catedral más antigua de Rumanía y el edificio más representativo de la arquitectura románica de Transilvania.

A lo largo de los siglos se han ido incorporando elementos de otros estilos (gótico, renacentista y barroco) y se completó con una capilla y frescos en el interior. Entre otros atractivos, la catedral alberga las tumbas de varias figuras  de la historia de Transilvania, como Juan Hunyadi, del os hablamos hace poco en la visita al castillo de Hunyad.

Catedral de la Coronación

Muy cerca de la catedral católica, se encuentra la Catedral de la Coronación o de la Reunificación, un fabuloso templo ortodoxo construido a principios de siglo XX, dónde llama la atención su campanario de 58 m de altura. Recibe su nombre porque en ella se coronaron a los primeros reyes del estado de Rumanía en 1922.

Museo Nacional de la Unión y la Biblioteca Batthyaneum

La ciudadela esta llena de espacios culturales y lugares de interés, entre los que destacan el museo nacional de la unión y la Biblioteca Battyanem. En el primer edificio se firmó la unión de Transilvania y Rumania por lo que tiene también un marcado simbolismo entre los rumanos. En su interior alberga una colección con restos arqueológicos y sobre la cultura e historia del país. La biblioteca, por su parte, se encuentra en el mismo Palacio Episcopal y desde 1794 alberga una importante colección con más de 60.000 volúmenes, algunos de ellos de incalculable valor.

Continuamos la visita por este pequeño pero intenso centro histórico, paseando por sus calles llenas de cafeterias y puestecillos. A lo largo de la misma encontraremos también pequeños vestigios y elementos que nos recuerdan el pasado romano de la ciudadela.

Sin darnos cuenta cruzamos toda la ciudadela y acabamos saliendo por una de las principales puertas de la ciudad. Nada más cruzar la puerta más monumental nos chocamos con un gran obelisco que recuerda a los líderes Horea, Cloşca y Crişan, protagonistas principales de una importante revuelta campesina que tuvo lugar a finales del XVIII. Desde aquí podemos hacer un pequeño desvío a una bonita iglesia de madera, un pequeño avance de los que os podéis encontrar en la región de los Maramures al norte del país.

 

Paseo alrededor de la ciudadela

Para acabar la visita qué mejor que dar un paseo alrededor de la ciudadela para contemplar sus doce kilómetros de murallas de piedra y ladrillo, y descubrir las seis puertas monumentales que la rodean. Al igual que el interior el entorno está muy bien cuidado y a lo largo de la misma encontraréis algunas cafeterías y zonas ajardinadas.

¿Dónde comer en Alba Iulia?

Tras recorrer la ciudadela, volvemos al parque Unirii que rápidamente nos une con la ciudad más moderna. La ciudad nos ofrece muy buenas opciones para reponer fuerzas y todo a poca distancia.. Nosotros nos decantamos por el Restaurante Remeny, con una gran variedad de platos típicos rumanos con raciones generosas y todo a dos pasos de la ciudadela ¿qué más se puede pedir? Las fotos de los platos hablan por si solas y todo nos salió por unos 20 euros.

¿Dónde alojarse en Alba Iulia?

La ciudad ofrece una amplia oferta de alojamiento, aunque nosotros nos decantamos por un hotel algo más alejado del centro ya que íbamos con el coche y no queríamos complicarnos mucho el primer día. Así que elegimos el Hotel Mariss justo en la entrada de la ciudad muy fácil de localizar, con buena relación calidad precio (21 € p/p) y el personal muy atento. Si queréis dormir por precios más económicos también se puede. Junto a la ciudadela hay diversas pensiuneas y oferta vacacional a buenos precios. Os dejamos un enlace con toda la oferta de alojamiento en Alba Iulia.

Información práctica

Deja un comentario

Close