SUSCRIBETE

  • Home
  • /
  • Italia
  • /
  • ¿Qué ver en Milán en unas horas? Visita express a la ciudad del Duomo

¿Qué ver en Milán en unas horas? Visita express a la ciudad del Duomo

Normalmente los viajes a Milán tienen como destino principal esta ciudad y como excursión accesoria una visita a la vecina Bérgamo, sin embargo en esta ocasión y aunque algunos se pondrían la mano en la cabeza, nos decantamos por alterar el orden y dar prioridad a la encantadora ciudad de Bérgamo. A pesar de ello no podíamos dejar visitar la cosmopolita ciudad de la moda y por eso nos las arreglamos para tener nuestra escapada (express) por Milán. Os contamos como fue la visita y lo que nos dio tiempo a ver en Milán en unas pocas horas.

Milán está muy bien conectada con los aeropuertos aeropuertos Malpensa y el de Orio al Serio por lo que cualquier opción es válida. En el segundo opera Ryanair y si tenéis suerte como nosotros podéis encontrar verdaderas gangas (¡volamos por 16 euros ida y vuelta!). Milán también está muy bien conectada en tren con las ciudades vecinas. Así fue como fuimos nosotros.

Nos levantamos a primera hora de la mañana para tomar el tren hacia Milán desde la estación central de Bérgamo. El billete nos costó 5,5€ por persona y en 50 minutos llegamos al destino. Ya en la estación central de Milán dejamos las maletas en la consigna para no ir tirando de ellos las pocas horas que teníamos y cogimos la línea M3 de metro (la amarilla) en dirección San Donato que nos dejaría en la misma Piazza del Duomo. Estabamos dispuestos a aprovechar al máximo el poco tiempo que teníamos en la ciudad.

A todo esto destacar la asombrosa Estación Central de Milán (Milano Centrale), una de las más grandes e importantes de Europa.

img_4740

Bajamos en la parada del Duomo y nada más subir las escaleras aparecemos en el corazón de la Piazza del Duomo. La imagen que nos recibe ya hace que merezca la pena visitar Milán. Frente a nosotros la majestuosa catedral de Milán o Duomo di Milano. Rodeando la catedral y la plaza encontramos también algunos de los lugares más emblemáticos de Milán como la Galería Vittorio Emanuele II y al otro lado el Palacio Real. En el centro una gran estatua ecuestre de Victor Manuel II. No hay mejor manera de empezar a la visita a esta ciudad.

catedral de Milán

El Duomo no es solo una catedral sino el símbolo de toda una ciudad reconocido mundialmente. La construcción de la catedral se alargó prácticamente durante 600 años aunque el resultado como veis fue asombroso. Con sus 157 metros de longitud y ocupando una superficie de casi 12 mil metros cuadrados es una de las catedrales góticas más grandes del mundo. En su interior caben más de 40.000 personas :O.

img_4643 img_4646

Después de sacar unas fotos a la plaza y a la catedral nos dirigimos a comprar las entradas. Hay dos puntos de venta, uno cercano a la entrada pero siempre abarrotado de gente y otro detrás de la catedral sin apenas cola y además pudiendo disfrutar de las vistas de la catedral desde otra perspectiva 😉 vosotros elegís. Optamos por comprar la entrada que incluía tanto el interior de la catedral como sus terrazas. Nos pareció un pelín caro (11€ por persona) pero ya que estábamos allí no podíamos perder la oportunidad.

Si el exterior es bonito el interior del Duomo es impresionante sobre todo por sus dimensiones sobrecogedoras. Se divide en 5 naves con cerca de 40 imponentes columnas decoradas con estatuas. En el interior destacan algunos elementos como la estatua de San Bartolomé.

catedral de Milán img_4670

Para subir a las terrazas primero hay que salir de la catedral y entrar por un lateral de la misma, es diferente la entrada así como el precio según elijamos subir a pie por las escaleras o en ascensor, nosotros como somos jóvenes optamos por subir por las escaleras a pie. El paseo por las terrazas de la catedral es una de las partes más espectaculares y que no te puedes perder en tu visita a Milán. No solo por lo original de caminar por el techo de la catedral sino también por las vistas panorámicas de la ciudad y por poder apreciar tan de cerca todos los cientos de detalles que tiene la catedral.

terrazas catedral de Milán

Tras recorrer cada rincón de la catedral, sacar muchísimas fotos y empaparnos bien de ella bajamos de nuevo a la plaza para continuar con nuestra visita. Nos dirigimos ahora hacia la Galleria Vittorio Emanuele II donde se encuentran varias marcas de lujo haciendo honor a la fama de la ciudad. Esta galería fue construida entre 1856 y 1877 por Giuseppe Mengoni, siguiendo el modelo que estaba de moda en la época y que se replicó en Bruselas o Nápoles entre otras ciudades.Los techos acristalados son realmente espectaculares.

Estas galerías conectan la Piazza del Duomo y la Piazza della Scala por donde seguimos nuestro itinerario.

img_4641

Que no os sorprenda encontrar a gente dando vueltas sobre su talón en el centro de la galería. Según la tradición si dais una vuelta completa sobre los testículos del toro apoyando solo el talón volverás a Milán.

Así llegamos a la Piazza della Scala la cual recibe su nombre por el conocido Teatro alla Scala que se sitúa en la misma aunque toda la plaza está rodeada por tres palacios (Palazzo Marino, Palazzo della Banca Commerciale Italiana y el Palazzo Beltrami). En el centro un monumento en honor a Leonardo da Vinci. Con algo más de tiempo no hubiéramos dudado en visitar el teatro aunque lo dejamos para otra ocasión.

Aun nos quedaba tiempo para dar un paseo por las calles comerciales más representativas como Montenapoleone, la Via Sant Andrea o la Via Monzani y de paso explorar un poco el centro de Milán más allá del Duomo.

Entre calle y calle acabamos por la via Monzani en dirección a la Piazza Mercanti que se encuentra cerca de la Piazza del Duomo. Aquí el tiempo (tanto por la hora como por la meteorologia) ya empezaba a jugar en nuestra contra por lo que nos decantamos por acabar nuestra visita express a Milán aquí y  poner rumbo de nuevo hacia la estación central.

Evidentemente nos faltó tiempo para poder visitar otros puntos de interés de la ciudad como el Castillo Sforzesco, el parque Sempione o preparar una visita para ver la última cena de Leonardo da Vinci. A pesar de ello pudimos aprovechar al máximo la visita y ver tranquilamente el Duomo que no deja de ser lo esencial de Milán y dar una vuelta por los alrededores.

Para volver de Milán al aeropuerto tomamos el bus en la misma estación central que nos dejó directamente en Orio al Serio por un precio de 5€ por persona.

Sensaciones muy buenas de una pequeña escapada europea.

Información Práctica – Milán

———————————

 

4 Comments

    • Ximena Escobar

      28 agosto, 2017 at 15:51

      Hola!!! Soy Ximena de Argentina. Estamos por emprender un viaje a Italia que comenzaba en un primer momento en Milán (un dia). Por razones de comodidad decidimos que esa primera noche sea en Venecia pero no queremos dejar de conocer el DUOMO. Nuestro vuelo llega al Malpensa y ya vi como llegar a Milano Centrale. Mi pregunta es si esas 4 horas que decis son desde que salis hasta que volves a la estación. Muchas gracias 🙂

      Responder
      • Toni&Maura

        28 agosto, 2017 at 20:25

        Hola Ximena!! Muchas gracias por leernos!! 😀

        Italia es un país increíble, nosotros tenemos pendiente Venecia pero seguro que es un destino que te encantará. En cuanto a Milán, las cuatro horas son desde que salimos de la estación. El metro pasa con mucha frecuencia y si mal no recuerdo en máx.15 min llegas a la Piazza del Duomo (son 4 paradas). Espero que el Duomo os sorprenda tanto como a nosotros 🙂

        Un abrazo desde Mallorca

        Responder

Deja un comentario

Close