Chateau de Trebesice

Dormir en un castillo: nuestra experiencia en el Chateau de Trebesice

¿Quién no ha soñado alguna vez con dormir en un castillo? La República Checa es tierra de castillos, palacios y fortalezas por lo que es un lugar perfecto para vivir esa experiencia. Aprovechando un viaje de una semana por la República Checa y que celebrábamos 7 años juntos decidimos darnos el capricho de dormir en un castillo, concretamente, en el Chateau de Trebesice.

El Chateau de Trebesice se encuentra a pocos kilómetros de Kutná Hora en la pequeña localidad de Trebesice. Poco habría que resaltar de este pequeño pueblo checo sino fuera por la existencia de un castillo renacentista que se levantó sobre una antigua fortaleza. La posesión fue adquirida por los italianos Alberto di Stefano y Eugenio Percossi quienes restauraron el castillo impregnando su toque personal en cada uno de los espacios del castillo. Lo más característico es la decoración, que aglutina una mezcla de estilos sorprendentes y obras de arte checo.

Historia del Chateau de Trebesice

El castillo de Trebesice se levanta sobre una antigua fortaleza gótica del siglo XIV. Durante toda su historia el castillo ha ido pasando por manos de diferentes familias que han sido dueñas de la propiedad y han hecho uso de ella.

Historia del Chateau de Trebesice, Republica Checa

Después de la segunda guerra mundial, se fundó un comando de Gestapo en el castillo y en 1948, cuando los comunistas llegaron, el lugar por completo fue confiscado.

Al acabar la época comunista, en 1944 el castillo junto con las hectáreas de tierra de su alrededor fueron restituidas por el estado a su último dueño, el doctor Vrany. Pero en el estado que la recuperó eran necesarias varias reformas de las que no podía hacerse cargo por lo que tomó la decisión de ponerlo en venta.

Fue en el año 2000 cuando los actuales propietarios adquirieron el edificio junto con sus alrededores,  cumpliendo el sueño de tener un lugar ideal para decorar, acomodar y dejarlo en perfectas condiciones para todos aquellos que quisieran alojarse y pasar una estancia tranquila en un lugar de ensueño.

Interiores del Chateau de Trebesice

Los interiores de este castillo no te dejaran indiferente. Desde una gran sala común abovedada, un patio interior con columnas de piedra hasta una llamativa biblioteca. Aunque lo que más nos gustó es que en cada esquina encontrabas obras de arte de todo tipo, algunas más clásicas, otras más extravagantes pero todas ellas dando un carácter especial y diferente a la decoración del lugar. En los pasillos también podrás entretenerte viendo distintas figuras o cuadros que le dan ese toque especial a todo el interior del castillo.

La biblioteca es ideal para sentarte y curiosear uno de sus tantos libros y la sala de estar es perfecta para estar junto al fuego de la chimenea si vas en una época donde la noche aun es fría.

Patio interior Chateau de Trebesice, Republica Checa

Nuestra suite: Chinese Room o Corner Room

El castillo cuenta con distintas habitaciones cada una de ellas muy característica y con un detalle que la representa. Una habitación que parece que esta en blanco y negro, otra con una auténtica cama nupcial china. Hay para todos los gustos. Estas son las cinco suites:

Suite A –  The Blue Room
Suite B –  The Corner Room o Chinese Room
Suite C –  The Geographical Room
Suite D – The Balck & White Room
Suite E – The Presidents Room

Os dejamos aqui el enlace de la web oficial para que podáis echar un vistazo.

Nosotros nos decantamos por la Chinese Room también llamada Corner Room. Lo que nos hizo decantarnos por esta habitación fueron varias cosas. En primer lugar el baño nos encantó tanto su decoración con una rama en el techo como la bañera situada en el mismo suelo. Por otro lado los muebles de la habitación también nos llamaron la atención. Y lo que también nos hizo querer alojarnos en esa habitación fueron sus 9 ventanas. Pensar en toda la luz que entraría por la mañana y se repartiría por las  paredes blancas nos pareció una imagen idílica.

El precio total para dos personas en régimen de media pensión fue de 213€ y lo reservamos por Booking.

Una vez allí no nos decepcionó, era tal y como nos imaginamos o aun mejor. Disfrutamos muchísimo de nuestra estancia.

Jardines

Otro de los atractivos del Chateau de Trebesice y que también nos hizo decantarnos por este lugar son sus jardines. Hay distintos espacios diferenciados cada uno con su estilo. Desde un estanque hasta un granero con ángeles, que se iluminan por la noche. El Chateau de Trebesice es una mezcla intermitente de arte e historia.

Nosotros fuimos la comienzo de la primavera así que tuvimos suerte y pudimos ver ya algunas de todas las flores con las que decoran sus jardines. ¡En mayo debe ser espectacular!

Lo mejor fue sentarnos en unas sillas enmedio de unas flores blancas frente a un estanque y disfrutar del entorno y del sonido de los pájaros. Sin duda fue un momento de desconexión ideal.

Jardines del Chateau de Trebesice, Republica Checa

Media pensión

Nosotros pasamos una noche en el Chateau con el régimen de media pensión y sin duda fue todo un acierto. La cena fue completísima. En un comedor muy acogedor y con una vajilla acorde al lugar empezamos a degustar cada uno de los platos que nos iban trayendo. Entre pasta, carne, ensaladas,… no pudimos acabarnos la cena de la gran cantidad de platos que nos fueron sacando además de un rico postre.

Fue una cena deliciosa con un servicio inmejorable.

El desayuno también fue muy surtido. Con embutidos típicos de la zona, quesos, mermelada casera, revuelto de huevos, etc.  Y para beber zumo natural y un té con unas hierbas y flores preparado por ellos que estaba riquísimo. Durante la estancia pedimos más de una vez ese té porque nos encantó.

Desayuno Chateau de Trebesice

Para los que estéis interesados en ir, como hemos mencionado, a nosotros el alojamiento con la media pensión nos costó 213€. Un precio que nos pareció muy bueno teniendo en cuenta el lugar, la habitación y la generosa cena y desayuno que nos prepararon, además del servicio atento y familiar que nos dieron.

Hasta aquí nuestra primera experiencia juntos en castillo. Sin duda una experiencia muy recomendable e ideal para celebrar una ocasión especial.

Si no queréis iros tan lejos, en España también hay decenas de castillos para alojare a precios más o menos asequibles como los paradores de Sigüenza, Cardona o el Castillo de Monterrei.

 

 

Deja un comentario