Vistas de Esporles desde el Cor de Jesús

Excursión a la Ermita de Maristella desde Esporles

La excursión a la ermita de Maristella (ermita de Maristel·la, en mallorquín) es una sencilla ruta de senderismo por la sierra de Tramuntana que parte de la localidad de Esporles. El objetivo es una antigua ermita de finales del siglo XIX fundada por una pequeña comunidad de monjes Carmelitas en el precioso bosque de Son Ferrà.

Esta ruta es ideal para hacer en familia ya que no presenta una gran dificultad técnica y además está cerca de Palma. Además de la ermita de Maristella, durante esta excursión haremos una parada en el Cor de Jesús desde donde disfrutaremos de una magnífica vista panorámica sobre el pueblo de Esporles y su entorno, e incluso alcanzaremos a ver la bahía de Palma.

Excursión a la ermita de Maristella

La excursión parte de la localidad de Esporles, en el barrio de la Vilanova, situado al principio del pueblo si venimos desde Palma. Concretamente estacionamos el vehículo en el Carrer de la Beata. También es posible empezar desde el Refugio de Son Tries o incluso desde el Coll de s’Heura, ahorrándonos un tramo de excursión.

Datos prácticos

  • Distancia recorrida: 7,7km
  • Duración: 2h (apróx.)
  • Dificultad: a nivel técnico es fácil pero la subida se puede hacer algo dura en algunos puntos.

Descripción de la ruta

Empezamos a andar desde el mismo Carrer de la Beata en sentido ascendente. Al llegar al final de la calle sin salida rápidamente veremos ante nosotros un cartel con indicaciones a “Establiments, Parc Bit y Universitat de les Illes Balears”. Este será el camino que deberemos tomar. Subiremos por este camino pendientes de las balizas de madera que nos irán guiando. En unos minutos llegaremos a la carretera de Sobremunt que deberemos recorrer en sentido ascendente unos 50m. A nuestra izquierda veremos de nuevo un desvío para continuar subiendo, esta vez por un bonito sendero empedrado.

Tras este sendero llegamos a un collado (Coll de s’Heura) atravesado por la carretera de Sobremunt. Aquí buscaremos una barrera situada junto a un cartel con indicaciones. Esta barrera nos abre paso hacia la posesión de Son Ferrà, una de las más antiguas de Esporles, por donde continuaremos la excursión.

Cruzamos la barrera, pasamos junto a las casas de Son Ferrà y a continuación cruzamos otra barrera que dejaremos cerrada tras nuestro paso. A partir de aquí, se inicia un camino algo pedregoso, que luego se convierte en un camino hormigonado, que nos llevará en ascenso montaña arriba. Esta parte es la más dura de la excursión ya que en algunos tramos la pendiente es bastante fuerte.

Cuando llevemos más o menos la mitad del ascenso veremos a nuestra derecha un pequeño desvío que nos llevará a un mirador reconocible por unas cuerdas que protegen de la posible caída. Un pequeño adelanto de lo que nos espera en la siguiente parada.

Mirador de camino a la ermita de Maristella

Tras este pequeño receso en el mirador retomamos el camino de ascenso. Ahora el camino se hace más llevadero ya que la pendiente se suaviza un poco y, a su vez, nos adentramos en un agradable encinar donde también abundan los madroños.

Continuaremos sin desviarnos del camino hasta llegar al desvío del Cor de Jesús. Este punto es fácilmente reconocible ya que veremos un cartel con las indicaciones.

Cor de Jesus

Giramos a la derecha en dirección el Cor de Jesús que no veremos hasta el final pues el bosque nos tapa las vistas. Una vez en el monumento quedamos sorprendidos por la amplitud de la vista que alcanza a ver el mar tanto por el norte como por el sur, en la bahía de Palma. Además, las vistas sobre Esporles son espectaculares.

Este monumento dedicado al Sagrado Corazón de Jesús fue erigido en 1940 a instancia del por aquel entonces rector Mateu Togores i Maimó.

Cor de Jesús

Vistas de Esporles desde el Cor de Jesús

Bahía de Palma desde el Cor de Jesús

Volvemos sobre nuestros pasos y retomamos el camino principal. Ya solo nos queda un último esfuerzo hasta llegar al altiplano donde está situada la ermita de Maristella. En total tardamos unos 55 minutos en llegar a la ermita desde el parking del carrer de la Beata.

Ermita de Maristella

La ermita de Maristella se encuentra a 580 metros y está dedicada a la Virgen del Carmen. Fue fundada en 1890 por una comunidad de monjes Carmelitas gracias a que en 1889 Margalida Rosselló y Ferrà cedió a la orden esta parte del bosque que pertenecía a la finca de Son Ferrà.

La vida eremítica duró tan solo 36 años y su historia, según algunas memorias, fue bastante trágica ya que durante ese periodo fallecieron cuatro monjes por razones que aun se desconocen pero que en algunos casos apuntan al asesinato. Tras este fin bastante trágico, la ermita cayó en abandono y finalmente pasó a manos de la parroquia de Esporles. Fue entonces cuando la ermita fue bautizada con el nombre actual: Maris Stella, o lo que es lo mismo, Estrella del Mar.

Los esporlerinos celebran cada año una romería hasta la ermita.

Ermita de Maristella, Esporles

La zona de la ermita es ideal para pasar el resto ya que encontramos zona para sentarnos frente al templo, agua que podremos sacar de una cisterna y además de una amplia zona para que los niños puedan jugar. Si el sol aprieta, la ermita está rodeada de un frondoso pinar que nos cobijará del calor incluso en los días más cálidos.

Pla de s’Ermita Vella

Como aun nos quedan fuerzas, decidimos alargar un poco la excursión hasta el Pla de s’Ermita Vella. Para ello continuamos la excursión por un sendero que nace al otro lado del claro del bosque, junto a los restos de un estanque, y que se adentra de nuevo por el encinar. En unos 10 minutos siguiendo las marcas rojas llegaremos a otro claro donde está situada una caseta señalizada como Ermita Vella. Aquí fue donde residieron los ermitaños mientras se construía la ermita de Maristella.

Detrás de la caseta podemos ver un ejemplo bien conservado de caseta de carbonero. Además en este claro, además que en otras partes de la excursión, podremos ver los restos de carboneras y otros elementos que nos recuerdan los antiguos oficios del bosque.

Desde este punto nosotros decidimos poner fin a la excursión e iniciar el camino de vuelta hacia Esporles. No obstante, la excursión puede continuar hasta alcanzar la Fita del Ram a 833m de altitud u otros lugares de interés como la cueva de los Ermassets.

Durante el camino de vuelta podéos realizar un pequeño desvío pocos metros después de salir de la ermita de Maristella para acercarnos a ver una pequeña cavidad conocida como Cova des Camí. El desvío enlaza de nuevo al camino principal por lo que no es necesario regresar a la ermita. Por lo demás, el camino de vuelta coincide íntegramente con el de subida.

Si te ha gustado esta ruta tal vez te interese alguna de estas rutas:

Información práctica

Página oficial del Ayuntamiento de Esporles

  Alojamiento en Mallorca.

Actividades y visitas guiadas por Mallorca

Deja un comentario