Los pueblos más bonitos de la Sierra de Tramuntana en Mallorca

De Estellencs a Fornalutx, os llevamos a través de una ruta por algunos de los mejores pueblos de Mallorca con vistas de ensueño entre el Mar Mediterráneo y la Sierra de Tramuntana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Descubre la mejor cara de Mallorca, sus pueblos más encantadores con casas y calles de piedra, montañas, bosques y miradores.

La mayoría de visitantes se conforman con visitar Valldemossa o Sóller pero no te llevará más de una jornada o dos en coche recorrer las poblaciones más mágicas del norte de la isla.

¿Te animas a conocer los pueblos más bonitos de la Sierra de Tramuntana? ¡Aquí te dejamos un listado con nuestros favoritos!

Los pueblos más bonitos de la Sierra de Tramuntana

1. Pollensa

Pollensa, o Pollença en mallorquín, es un pueblo situado al norte de la isla de Mallorca. Podemos dividir la visita entre el centro del pueblo y el puerto de Pollensa la zona situada junto al mar en la bahía que lleva su nombre.

En el casco histórico de Pollensa no puedes destacan lugares de interés como la plaza Mayor, el Museo de Pollensa o la parroquia de la Mare de Dèu dels Àngels, cuyos frescos son uno de los secretos mejor guardados del municipio. No te puedes irte de Pollensa sin subir los 365 escalones que conforman la bonita escalinata que llega hasta el oratorio del Calvario desde donde podrás ver unas bonitas vistas de la población. Para acabar la visita por la población puedes acercarte al Puente Romano, que a pesar de su nombre no está muy claro su origen.

Una vez que hayas descubierto los mejores rincones de Pollensa te recomendamos que te acerques al puerto de Pollensa, un lugar perfecto para pasear y tomar algo en alguna de sus terrazas o darse un baño en alguna de sus playas.

Si te has quedado con ganas de más, el término municipal de Pollensa esconde otros tesoros como el Puig de María, el Mirador des Colomer (uno de los mejores miradores de España), la Playa de Formentor o el famoso Faro de Formentor. Entre sus calas destacan cala Bóquer, cala Murta, cala Figuera y cala Sant Vicenç.

Sin duda un municipio muy completo y que no puede faltar en cualquier viaje a Mallorca.

PollensaPollensa desde Puig de Maria

2. Fornalutx

¿Sabías que Fornalutx fue el primer pueblo de Mallorca en incluirse en el listado de los pueblos más bonitos de España? Fornalutx es un precioso pueblo mallorquín enclavado en el bucólico valle de Sóller que no puede faltar en tu visita a Mallorca.

Sugerimos empezar la visita a esta población de montaña en la Plaza de España donde se encuentran la mayoría de cafeterías y comercios del pueblo. Junto a esta plaza está la iglesia de Fornalutx que tiene sus orígenes en el siglo XIII. Tras estas dos visitas de rigor, os recomendamos perderos por las calles empedradas del pueblo. En la zona más elevada es donde se encuentran las calles más conocidas y fotografiadas de Fornalutx. Pasear por el carrer Esglesia, carrer del Metge Mayol y el carrer de Sant Sebastià te encantará.

En la zona baja del pueblo se encuentra el Ayuntamiento y junto a él una torre de defensa del siglo XVII. Si visitáis el pueblo en invierno o primavera al final de la calle Germans Reynes desemboca un torrente que durante esas épocas suele llevar agua, vale la pena acercarse 🙂

Por cierto, no os vayáis sin visitar el Casal de Can Xoroi y aprender sobre las “Teules Pintades” (tejas pintadas), una centenaria tradición de Fornalutx.

Si te ha gustado este pueblo puedes completar información en este artículo.

Fornalutx

3. Valldemossa

Podemos decir que Valldemossa es uno de los pueblos de la Sierra de Tramuntana más conocidos y visitados. Y no es de extrañar, ya que Valldemossa destaca no solo por sus calles y lugares de interés sino por su situación en el valle. La llegada a Valldemossa ya es de por sí bonita, desde la carretera obtenemos una bella estampa del pueblo donde sobresalen sus principales monumentos: la Real Cartuja, la iglesia de San Bartomeu y el Palacio del Rey Sancho.

El interior de Valldemossa tampoco decepciona. Un paseo por el pueblo nos permitirá disfrutar del ambiente de la Vía Blanquerna donde podremos probar su famosa coca de patata, sacarnos decenas de fotos en sus calles y rincones llenos de encanto con el carrer Rectoria como parada obligada o visitar otros lugares de interés que indicamos a continuación:

  • Real Cartuja de Valldemossa
  • Museo de Chopin y George Sand
  • Jardines del Rey Juan Carlos
  • Palacio del Rey Sancho
  • Mirador de Miranda des Lledoners
  • Iglesia de San Bartomeu
  • Casa natal de Santa Catalina Thomàs

Si quieres ampliar información para preparar la visita, no te pierdas este artículo donde te contamos todo sobre Valldemossa y sus alrededores.

Calle Rectoria

4. Sóller

Otro de los pueblos de Mallorca que atrae gran parte de las miradas es Sóller y su puerto. Si queremos hacer la visita aun más auténtica cabe la posibilidad de llegar a esta pueblo desde Palma con el famoso tren de Sóller, un antiguo tren de madera que, en una horita más o menos, hace el recorrido desde la ciudad hasta llegar al pueblo. Una vez en Sóller podemos empezar la visita en la Plaza de la Constitución. Esta plaza tiene dos edificios que nos van a llamar la atención, la Iglesia neogótica de Sant Bartomeu y el edificio del Banco de Sóller que se encuentra justo al lado de la iglesia. El edificio del banco es obra de Joan Rubió que fue discípulo de Guadí.

Después de recorrer las calles del pueblo y haciendo alguna que otra parada como el museo modernista de Can Prunera, podemos continuar la visita con el puerto de Sóller. Para ello una buena idea es ir en el tranvía que une el pueblo con el puerto. El puerto de Sóller es ideal para dar un paseo junto al mar, tomar algo en sus terrazas o darnos un chapuzón en alguna de sus playas. Además, si queréis disfrutar de mejores vistas, os recomendamos realizar la excursión a la Torre Picada o subir en coche al faro de Muleta.

Para acabar de hacer la visita aun más completa podríamos contratar la excursión en barco hasta una de las calas más conocidas de Mallorca, Sa Calobra, situada justo en la desembocadura del torrent de Pareis. Un lugar que seguro te sorprenderá.

Sóller, uno de los pueblos más bonitos de la Sierra de Tramuntana

Puerto de Soller, Mallorca

5. Deià

En este listado de los mejores pueblos de la Sierra de Tramuntana no podía faltar Deià, otro de nuestros lugares favoritos en Mallorca. Es un pueblo con un encanto especial y que ha atraído a numerosos artistas durante décadas. La mejor manera de conocer Deià es con un paseo por sus empinadas calles, perdiéndote en cada uno de sus rincones e impregnándote de todo el encanto de sus tranquilas calles con casas de piedra. Te recomendamos recorrer el Camino des Racó que se encarama por la montaña regalándonos una de las mejores panorámicas del pueblo. Además en los meses en los que el torrente lleva agua podrás ver una bonita cascada.

Pero si hay un lugar que no puedes dejar de visitar en Deià es su iglesia y cementerio, que se encuentra detrás la iglesia. Al estar en lo más alto del pueblo podremos disfrutar de unas magníficas vistas de las montañas y del mar. Como dato curioso, contaros que en el cementerio se encuentra enterrado el escritor Robert Graves quién pasó una larga temporada en esta localidad mallorquina.

Después de recorrer el pueblo y descubrir toda su belleza, puedes acercarte a cala Deià, una preciosa cala de aguas cristalinas. Para los más aventureros, también podrán recorrer el camí dels pintors hasta Llucalcari.

Podemos complementar la visita al pueblo, con otros lugares cercanos de gran interés como Son Marroig, Sa Foradada o el Monasterio de Miramar.

Si quieres preparar una visita completa a Deià, te recomendamos que leas este artículo.

Qué ver en Deia, Mallorca

Llucalcari, Deia

6. Biniaraix

Esta pequeña aldea o como se conoce en Mallorca “llogaret” se encuentra situada en el Valle de Sóller entre los pueblos de Fornalutx y Sóller.

Este lugar es muy conocido por su barranco que se ha convertido en unas de las rutas senderistas más famosas de la isla. Lo cierto es que no nos extraña ya que el camino de piedra por el que discurre la ruta es precioso, especialmente cuando el torrente baja con agua. Pero no solo merece la pena hacer la excursión por el barranco sino también visitar las calles y casas de piedra de esta pintoresca población. Y es que Biniaraix ha sabido conservar toda la esencia del lugar y arquitectura típica que le ha valido para ser declarada Bien de interés cultural.

Una de las calles que no te puedes perder es la calle de Sant Guillem, una bonita calle empedrada. También destaca Cas Don una casa que data del siglo XVII y en la calle Trinitat, concretamente en el número 27, se encuentra la casa más antigua del lugar.

Otra de las calles que puedes recorrer es la de Sant Salvador desde donde se pueden ver las vistas del valle y de las casas de Binibassi que era una antigua possessió del siglo XVI.

Por último, en Biniaraix podrás ver hasta tres lavaderos siendo el más antiguo de finales del siglo XVIII y se encuentra situado en la plaza de Jean Dausset.

En este artículo te contamos con más detalle la visita a Biniaraix.

Calles de Biniaraix

7. Banyalbufar

Lo más característico de este pueblo de la Sierra de Tramuntana son sus bancales. Las vistas del pueblo junto con los bancales y el mar de fondo hacen de este pequeño pueblo uno de los lugares más especiales para visitar en Mallorca.

La visita a Banyalbufar se puede empezar en la Plaza de la Vila donde se encuentra la iglesia y ayuntamiento del pueblo. En las inmediaciones las calles de s’Amargura y l’Esperit Sant son algunas de las más representativas. Una parada imprescindible en Banyalbufar es la casa de Sa Baronia en cuyo patio podremos ver un claustro y una torre defensiva del siglo XVII.

Pero el atractivo de este pueblo mallorquín no acaba aquí. Banyalbufar guarda otros lugares de interés como los lavaderos de Sa Canaleta, la placeta de Sa Canal o el barrio de Es Penyal. Este último, forma el conjunto de casas más antiguo del pueblo y se encuentra en la parte más elevada del mismo. Para acceder a esta zona lo haremos por las escaleras de la calle de Sebastià Moranta.

Así como sucede con Deià, en Banyalbufar también podremos acercarnos a su cala. Para ello descenderemos por una empinada cuesta que nos lleva hasta la cala y el puerto de Banyalbufar. En esta pequeña cala es característico un pequeño chorro de agua que cae desde arriba hasta la cala.

Si quieres ampliar la información acerca de la visita a este pueblo, te recomendamos este post.

Banyalbufar, Mallorca

8. Estellencs

Si te gusta la tranquilidad y los pequeños pueblecitos seguro que te gustará la visita a Estellencs. Este pequeño pueblo de unos 320 habitantes conserva su arquitectura tradicional y un ambiente relajado.

Como sucede con todos estos pueblos lo mejor es perderse por sus calles y conocer sus rincones. Durante el paseo pasarás por la iglesia de San Juan Bautista que fue construida en el siglo XVII ampliándose más adelante. El campanario de la iglesia no siempre tuvo esta función sino que en el siglo XVI era una torre de defensa que más adelante les sirvió para convertirlo en campanario al construir la iglesia.

Una vez que hayas conocido el pueblo te animamos a que te acerques a la cala de Estellencs. Es una cala pequeña pero con mucho encanto ya que tiene un pequeño embarcadero de pescadores que todavía es usado por los residentes de la zona y que le da un toque ideal a la cala.

Estellencs

Y hasta aquí nuestro listado de los pueblos más bonitos de la Sierra de Tramuntana. ¿Cuál es tu favorito?

Si te ha gustado este artículo, no te pierdas estos otros listados de Mallorca:

Información práctica y actividades

Te dejamos algunos enlaces prácticos para preparar tu visita a Mallorca:

Página oficial de turismo de Mallorca

  Alojamiento en Mallorca

Visitas guiadas y excursiones

Vuelos baratos a Mallorca

 

 

Deja un comentario