Málaga en dos días ¿Qué ver?

Málaga en un fin de semana ¿Qué ver en Málaga en dos días?

Málaga ha sido una de las ciudades que más se ha transformado y mejorado en los últimos años. Ha pasado de ser una ciudad de paso de camino a la costa del sol, para ser el destino principal de miles de turistas que cada año quieren disfrutar de su ambiente y su rico pasado histórico.

La rehabilitación del centro histórico y la apertura de nuevos y variopintos museos han sido la culminación de este proceso para convertir Málaga en una de esas ciudades que no puedes dejar de visitar en España.

En este post os proponemos las visitas imprescindibles que ver en Málaga en dos días. Este fue el itinerario que realizamos en Málaga en un fin de semana el pasado mes de diciembre. Aunque dos días no os bastan para visitar todos los lugares que ofrece Málaga es tiempo suficiente para encariñarte de esta soleada ciudad andaluza y para que probablemente te plantees volver a para completar tu visita.

¿Cómo llegar del aeropuerto de Málaga al centro?

Desde el aeropuerto de Málaga la opción más rápida y fácil para llegar al centro es el tren. La parada del tren en el aeropuerto está a 2 minutos andando desde la salida. Tendréis que coger el tren en dirección Málaga- Centro Alameda, siendo esta la última parada y la que te interesa si vas al centro de la ciudad. El trayecto dura poco más de 10 minutos y la frecuencia con la que pasa el cercanías es de 20 minutos.El coste del trayecto es de 1,8€.

¿Qué ver en Málaga en dos días? Nuestro itinerario

Primer día en Málaga

Tras dejar el equipaje en nuestro alojamiento, iniciamos nuestro itinerario por Málaga a la altura de la Calle Móstoles. Tras cruzar el río”Guadalmedina, que de río tiene poco más que el nombre ya que no lleva nada de agua, accedemos al que era el recinto de la antigua medina árabe y que actualmente abarca el casco antiguo de Málaga.

Una de las ventajas de esta ciudad es que todos los puntos de interés se encuentran en el centro histórico donde la mayoría de sus calles son peatonales, por lo que será muy fácil y cómodo hacer el recorrido.

Lo primero que hacemos en nuestro primer día en la ciudad es ir a Casa Aranda para probar sus famosos churros con chocolate, según dicen los mejores de Málaga.

Churros en Casa Aranda - Málaga

Churros en Casa Aranda

Con las pilas cargadas, empezamos nuestro recorrido visitando la plaza de la Constitución, que es el corazón del centro histórico, y en la que destaca la fuente de Génova. Se trata de una fuente del siglo XVI que debe su nombre a que se cree que fue esculpida en dicha ciudad.

Fuente de Génova en la Plaza de la Constitución, Málaga

Fuente de Génova en la Plaza de la Constitución

A continuación tomamos la Calle Marqués de Larios, a la que volveremos más adelante, y poco después giramos a nuestra izquierda para poner rumbo a la plaza del Obispo. Pronto nos recibe la imponente fachada barroca de la Catedral de Málaga.

Catedral de Málaga "La Manquita"

Catedral de Málaga “La Manquita”

La Catedral fue construida sobre la Mezquita Mayor y en ella se pueden ver diferentes estilos arquitectónicos, se dice que es una catedral renacentista-barroca con vocación gótica. Ejemplo de ello son la puerta principal que es de estilo barroco mientras que la fachada del Sagrario, en el lateral norte, es de estilo gótico.

Lo que más llama la atención de esta catedral es que le falta una de sus torres, de ahí que se conozca más con el nombre de “la Manquita” que por su nombre completo que es Nuestra Señora de la Encarnación.

Hay varias leyendas acerca del por qué la torre sur no fue acabada. Una de estas leyenda dice que el dinero que se había destinado para terminar la torre no se usó para ello, sino para financiar la guerra americana de principios de siglo XIX. Pero se ha demostrado que realmente ese dinero se utilizó para la financiación de obras públicas que eran de carácter urgente. Así que, aunque las leyendas siempre nos cuentan una historia más interesante lo que realmente pasó fue que no hubo dinero suficiente para acabar de construir la torre.

Además de visitar el interior también se puede subir a sus terrazas y ver las vistas de la ciudad.

En la plaza del Obispo, además de la catedral, nos llama la atención un colorido edificio con una bonita fachada de estilo barroco. Se trata del Palacio Episcopal. Hoy en día parte de este edificio es la sede del Museo Diocesano del Arte Sacro.

Palacio Episcopal de Málaga

Palacio Episcopal

Continuamos nuestra visita por el Parque de Málaga, un largo paseo donde se pueden ver gran variedad de plantas exóticas. En el diseño de este parque intervinieron distintos arquitectos como Guerrero  Strachan, Rivera, Crooke y Rucoba. Este último empezó las obras en el año 1897 finalizando las mismas en 1921. Es un parque muy agradable y con una generosa sombra que seguro que se agradece en verano.

Paseando llegamos al Puerto de Málaga y nos acercamos hasta la Farola, antiguo faro de principios del siglo XVIII junto al que empieza la famosa playa de la Malagueta. Estamos en el sitio ideal para probar los famosos espetos, plato muy típico de la costa andaluza.

En esta época del año la playa esta realmente irreconocible por su tranquilidad.

Playa de la Malagueta en invierno

Playa de la Malagueta en invierno

Después de un paseo cuasi veraniego en pleno en invierno por el puerto y la playa (ventajas del sur de España), volvemos hacia el centro por el Paseo de la Farola.  Desde aquí podemos disfrutar de unas bonitas vistas de la alcazaba. Nuestra siguiente parada son los Jardines de Pedro Luis Alonso, situados junto al Ayuntamiento.

Paseo del puerto de Málaga

Paseo de la Farola

El arquitecto Guerrero Strachan fue el que llevó a cabo el diseño de este jardín, que tiene características hispano-musulmanas y afrancesadas. Lo primero que nos llamó la atención son las vistas a la alcazaba.

Estatua del Biznaguero en los Jardines de Pedro Luis Alonso

Aquí encontraremos la estatua de uno de los personajes más característicos de Málaga, el Biznaguero. Si seguimos con el paseo veremos un estanque y alrededor del mismo varios mosaicos que representan distintas escenas de la naturaleza y unos bancos en los que se pueden leer frases acerca de Málaga escritas por personajes celebres.

Jardines de Pedro Luis Alonso

Estos jardines también reciben el nombre de la rosaleda ya que se pueden ver distintas variedades de rosas. Todo ello hace que sea un jardín muy especial. Dejamos atrás los rosales y naranjos y continuamos la visita por el edificio del Ayuntamiento de Málaga, también obra del arquitecto Guerrero Strachan.

Ayuntamiento

Desde ahí nos fuimos hacia la iglesia de Santiago, la iglesia más antigua de Málaga y posiblemente la que tiene el interior más bonito. Fue fundada en 1490 en el lugar de una antigua mezquita. Como dato interesante, en el año 1881 bautizaron en esta iglesia al pintor malagueño Picasso.

Iglesia de Santiago, Málaga

Iglesia de Santiago

A nosotros nos llamó la atención el color azul que se reflejaba en la cúpula, le daba un toque especial.

Cúpula Iglesia de Santiago

Aun nos quedaba mañana por delante antes de comer, así que decidimos hacer una parada para probar el vino dulce de Málaga, y qué mejor sitio para hacerlo que el emblemático local El Pimpi. Este es uno de los locales más famosos de Málaga por el que han pasado infinidad de conocidos artistas y personajes españoles como Lola Flores, Carmen Sevilla, Antonio Gala, Marisol, entre muchos otros.

Una vez acabado el rico vino nos dirigimos hacía el Teatro Romano, situado a los pies de la Alcazaba, regalándonos una de las imágenes mas bellas de la ciudad.

Teatro Romano

El Teatro Romano, situado en pleno casco histórico, es uno de los referentes del patrimonio arqueológico de la ciudad. Se trata de una construcción de comienzos de siglo I, posiblemente de época del emperador Augusto. A lo largo del siglo III el edificio fue abandonado y el solar se destinó a albergar un complejo destinado a la producción de salazones.

Sorprendentemente, este monumental edificio permaneció bajo tierra hasta 1951 cuando de forma fortuita fue descubierto. Se han invertido más de seis décadas en su completa excavación y definitiva puesta en valor. La recuperación del monumento para la ciudad de Málaga no solo ha supuesto la restauración del teatro, sino también la adecuación de su entorno urbano. El resultado una un paseo peatonal muy agradable desde el que podemos disfrutar de esta mezcla entre el pasado romano y árabe de la ciudad.

Teatro Romano de Málaga

Teatro Romano

Vale la pena entrar en el centro de interpretación donde puedes ver el vídeo con el que te imaginas el esplendor de este teatro durante el siglo I y puedes tener una visión en primer plano del teatro. La entrada es gratuita.

Teatro romano de Málaga de noche

Teatro romano de noche

A continuación entramos en la Alcazaba. Es el monumento más importante del pasado árabe de la ciudad.- Sirvió de palacio-fortaleza a los gobernantes musulmanes y fue construido en gran parte en el siglo XI, reutilizando piezas del teatro romano. Se construyó por petición de Badis, el rey de la taifa de Granada. Más tarde pasaría al reino nazarí, periodo en el que se añadiedieron patios y jardines. La fortaleza está situada a los pies del monte Gibralfaro y unida a su Castillo por un pasillo amurallado llamado La Coracha. Las vistas desde al alcazaba están aseguradas.

Alcazaba

Interior del Alcazaba

A lo largo de la visita podremos recorrer parte de sus murallas y torres desde el que obtendremos fantásticas vistas de Málaga. Además pasaremos por varios patios adornados con fuentes que le dan un encanto especial. El interior no está amueblado ni la decoración es demasiado profusa. Aún así nos recordó bastante a otras construcciones árabes que encontramos en otras ciudades de la península.

Vistas de Málaga desde la Alcazaba

Vistas de Málaga desde la Alcazaba

En general, podemos decir que si bien la belleza el recinto no es comparable a sus homónimos de la Alhambra de Granada o el Alcázar de los Reyes Cristianos en Córdoba, es una visita que no os podéis perder en Málaga.

Patio interior de la alcazaba

Tras la visita a la Alcazaba nos dirigimos hacia el Mirador de Gibralfaro, de camino al castillo, desde donde se ven unas preciosas vistas de la ciudad. Se ve muy bien el puerto de Málaga y la plaza de toros. El ascenso desde la Alcazaba lleva unos 15-20min y bastante pronunciado por lo que os aconsejamos llevaros agua, especialmente en verano.

Mirador Gibralfaro

Plaza de toros y puerto de Málaga

Desde el mirador caminando unos 5-10 minutos más se llega al Castillo de Gibralfaro. 

Castillo de Gibralfaro

Esta castillo fue construido para asegurar la defensa de la alcazaba. Se dieron cuenta que desde el monte quedaba ésta desprotegida así que decidieron construir un castillo en la cima para no ser atacados desde allí.

La muralla del Castillo esta restaurada y se puede recorrer prácticamente al completo lo que nos permite tener una visión de 360º de toda la ciudad. Realmente son las vistas de Málaga desde el castillo las que justifican la visita ya que el castillo en sí no tiene gran interés.

Vistas desde el Castillo de Gibralfaro

Vistas desde el Castillo de Gibralfaro

Al comprar las entradas para visitar la alcazaba esta la posibilidad de comprar una entrada conjunta para poder visitar tanto la alcazaba como el Castillo. El precio de la entrada conjunta es de 5,5€.

Después de visitar estos dos importantes edificios y apreciar unas vistas maravillosas de la ciudad, iniciamos el descenso con rumbo a la Plaza de la Merced. La plaza en sí no nos llamó mucho la atención más allá del ambiente de sus terrazas. En uno de los edificios de la plaza encontramos la casa natal de Picasso y que hoy el alberga un museo.

Ya que estábamos cerca aprovechamos para ver el edificio del Teatro Cervantes, que es el teatro de referencia de la ciudad y el más antiguo de Málaga.

Teatro Cervantes, Málaga

Teatro Cervantes

Seguimos nuestro paseo por la calle Granada, que junto a la calle Larios es una de las calles más transitadas y animadas de la ciudad. Esta zona está repleta de tiendas, bares y restaurantes donde pararte a tomar algo. Nosotros aprovechamos para tapear en el restaurante Casa Lola.

Casa Lola Málaga

Casa Lola Malaga

Al visitar Málaga el primer fin de semana de diciembre tuvimos la suerte de ver el espectáculo de luces y música que se hace en la calle Marqués de Larios. Se realiza a tres horas distintas de la tarde-noche así que no hay excusa para perdérselo. Después de verlo entendimos porque es uno de los más conocidos de España.

Calle Marqués de Larios iluminación de Navidad - Málaga

Calle Marqués de Larios iluminación de Navidad

Plaza de la Constitución en Navidad

De camino a nuestro alojamiento vimos la Iglesia del Sagrado Corazón que se encuentra cerca de la plaza de la Constitución. Su fachada neogótica te sorprenderá.

Iglesia del Sagrado Corazón

Iglesia del Sagrado Corazón

Segundo día 

En nuestro segundo día solo tuvimos hasta a las cuatro de la tarde para visitarla pero es tiempo suficiente para acabar de ver la ciudad.

Gracias a nuestros hosts hicimos un grato descubrimiento, un corralon. Así es como se conocen en Málaga este tipo de patios que podemos encontrar también en otras ciudades andaluzas. La mayoría son privadas pero la de la calle Montes de Oca, una travesía de la calle Mármoles, al ser propiedad del ayuntamiento se puede visitar. Nos llevamos una bonita sorpresa al verlo ya que no sabíamos que podíamos encontrar este tipo de patios tan cerca del centro de Málaga.

Después de un buen desayuno en la calle Mármoles ponemos rumbo a la Iglesia de San Juan Bautista, reconocible por los murales de la fachada.

En los último años se han venido recuperando estas pinturas murales de las fachadas de iglesias y otros edificios repartidos por la ciudad, cubiertas durante siglos por capas de cal.

Además de los murales de su fachada destaca de esta iglesia su torre. Tiene un interior muy elegante y un bonito retablo.

Interior Iglesia de San Juan Bautitsa, Málaga

Interior Iglesia de San Juan Bautitsa

Nos dejamos llevar por estas calles del centro hasta llegar al mercado de Atarazanas. Se llama así porque antiguamente los barcos atracaban en las inmediaciones del lugar donde se encuentra el mercado.

Al ser domingo nos lo encontramos cerrado, pero vale la pena acercarse solo para ver el edificio decimonónico de estilo neoárabe. El elemento más llamativo es la puerta nazarí de la fachada principal.

Puerta Mercado de Atarazanas, Málaga

Puerta Mercado de Atarazanas

Una propuesta diferente en Málaga es el barrio del Soho, territorio ganado al mar a mediados del siglo XIX. Aunque hace unos años era un barrio poco frecuentado y peligroso a ciertas horas, ahora se puede pasear tranquilamente por sus calles anchas y muchas de ellas peatonales. El elemento más característico del barrio son los graffitis, algunos de ellos de considerable tamaño. Como estábamos cerca aprovechamos para ver algunos de los más representativos.

De camino al museo de Málaga pasamos junto a la noria de puerto. Aunque es posible subir, después de las vistas de Gibralfaro creemos que no es imprescindible. Continuamos con nuestra ruta y no tardamos en llegar a la plaza de la Marina dónde nos llama la atención la estatua del cenachero, todo un símbolo de la ciudad.

Estatua del cenachero

Estatua del cenachero

La estatua conmemora esta antigua tradición de los pescadores que ofrecían por las calles de la ciudad el pescado fresco. Lo llevaban en su cenacho o espuerta de esparto de donde proviene el nombre de cenachero.

Desde la plaza cruzamos de nuevo el paseo del parque hasta llegar al Museo de Málaga.

Entrada Museo de Málaga

El museo está dividido en dos plantas una dedicada al arte y otra a la arqueología. La verdad que la visita fue muy amena y didáctica. Nos gustaron mucho ambas zonas. Si tenéis que decantaros por un museo es una muy buena opción ya que es variado y además gratuito.

Del museo nos fuimos a comer a Casa Vicente. Una marisquería que nos recomendaron y la verdad que cumplió nuestras expectativas, buena relación calidad-precio.

Marisquería Casa Vicente

Marisquería Casa Vicente

De ahí nos fuimos a la Iglesia de los Mártires, de estilo gótico-múdejar. Habíamos leído que el interior era bonito pero cuando llegamos la encontramos cerrada.

Iglesia de los Mártires

Después de la iglesia nuestro plan era visitar el Museo Thyssen pero el tiempo se nos echó encima y preferimos no ver el museo corriendo y dejarlo para otra ocasión. Así que decidimos perdernos por algunas calles del centro hasta llegar al teatro romano para despedirnos de Málaga con una de nuestras vistas favoritas de la ciudad.

Murales en el centro de Málaga

Murales en el centro de Málaga

Ya de vuelta al apartamento, cerca del Museo Picasso justo en frente a la iglesia de San Agustín nos paramos en La Tetería, un local con una carta de postres deliciosos. Nosotros probamos el batido con te matcha y el smoothie de aguacate, nueces…. ¡riquísimos!

Esos postres pusieron la guinda a nuestra visita de dos días en Málaga, una ciudad en la que no teníamos puestas grandes expectativas y que nos sorprendió gratamente. Nos parece una ciudad ideal para escaparse un fin de semana ya que aúna lo mejor de Andalucía con un renovado y bonito casco histórico.

¿Más días en Málaga?

En un fin de semana como es lógico no pudimos verlo todo y tuvimos que prescindir de algunas visitas. Si disponéis de un día o dos más en Málaga os dejamos algunos de los lugares que nos hubiera gustado visitar:

  • Museo y Basílica de Santa María la Victoria.
  • Centro de Arte contemporáneo
  • Entrar en el mercado, los domingos está cerrado.
  • Museo Carmen Thyssen.
Museo Thyssen de Málaga

Museo Thyssen de Málaga

  • Centro Pompidou.
  • Museo Picasso de Málaga.

Por último, y no menos importante, os dejamos con el cártel del histórico Café Central con las diferentes maneras de pedir el café en Málaga. Para que os sintáis como unos auténticos malagueños (salvando el acento 😉 ).

¿Cómo pedir el café en Málaga?

¿Cómo pedir el café en Málaga?

Nuestro alojamiento en Málaga

Nos alojamos en un apartamento que contratamos a través de Airbnb. La verdad que ha sido una de nuestras mejores experiencias ya que los anfitriones fueron muy simpáticos y amables. Nos sentimos como en casa y nos brindaron todo tipo de información sobre la ciudad. Además antes de irnos nos regalaron una típicas galletas de un pueblo cercano llamado Algarrobo, para que nos fuéramos de la ciudad con un buen sabor de boca.

Si vais a Málaga no dudéis en alojaros en casa de David y Antonio.

Alojamiento Airbnb en Málaga

Alojamiento Airbnb en Málaga

Información Práctica

Te dejamos algunos enlaces prácticos para preparar tu viaje a Málaga:

Página oficial de turismo de Málaga.

  Alojamiento en Málaga.

Visitas guiadas y excursiones

Vuelos baratos a Málaga. Nosotros conseguimos ir a Málaga por 6€ ida y vuelta.

Alquiler de coche 

Descuento en Airbnb

 

 

Deja un comentario

Close