SUSCRIBETE

  • Home
  • /
  • Europa
  • /
  • Amsterdam en un día o dos ¿Qué ver en Amsterdam?

Amsterdam en un día o dos ¿Qué ver en Amsterdam?

Amsterdam es una ciudad alegre y con un ambiente incomparable. Estéticamente no se asemeja mucho a Venecia pero si de canales se trata la capital de los Países Bajos no tiene nada que envidiar a su homónima del sur. De hecho, Amsterdam alberga el mayor sistema de canales concéntricos del mundo, los cuales fueron construidos en el siglo XVII. Toda una azaña para la época.

Así que, sin quererlo ni beberlo nos plantamos en Amsterdam, para mezclarnos entre el constante ir y venir de bicicletas cruzando los canales y disfrutando de las inolvidables estampas de las casas colgando junto al agua. Sin duda, la visita a la capital holandesa no te dejará indiferente.

Si estás viendo este post probablemente tengas poco más de un día o dos para visitar Amsterdam y quieras descubrir las principales visitas y lugares de interés en la ciudad. En estas líneas os contamos lo que dio de sí la visita a esta vibrante ciudad.

¿Dónde alojarse en Amsterdam?

En Amsterdam existe una enorme variedad de alojamientos y para todos los gustos aunque generalmente los precios son bastante elevados. Nuestra  la elección dependerá en gran medida del presupuesto que dispongamos y la distancia con el centro de la ciudad.  Nosotros nos alojamos en la orilla opuesta al centro histórico de Amsterdam lo que nos permitió escoger un apartamento más grande y con mejores prestaciones a un precio asequible.

  • Alojamiento en Amsterdam
  • Descuento de 15 € en Booking
  • Airbnb. Esta  opción nos supuso un importante ahorro teniendo en cuenta los precios de los hoteles. A pesar de que estaba un poco alejado del centro, el anfitrión nos dejó unas bicicletas que nos permitieron recorrer la ciudad como un auténtico local. Os dejamos un descuento para vuestra primera reserva –> Airbnb 

Por suerte ambas partes de la ciudad están muy bien comunicadas con tres ferrys gratuitos que cruzan periódicamente el mar. Eso y unas estupendas bicis que nos dejaron en el Apartamento hicieron que la distancia no fuera un problema sino todo lo contrario, una experiencia más. Llegar en Ferry a Amsterdam fue una manera distinta de empezar nuestra aventura en la ciudad.

En este enlace encontraréis toda la información sobe los ferrys.

ferry amsterdam

Itinerario para ver Amsterdam en un día o dos

El ferry nos dejó en la estación central, un lugar perfecto para iniciar cualquier ruta por Amsterdam. Lo primero que nos llamó la atención fue el mar de bicicletas aparcadas junto a la estación. Pronto le dimos la razón a aquellos que llaman a los Países Bajos como el reino de las bicicletas. ¡No cabía un alfiler!

La verdad que impresiona pensar que todo lo que estábamos pisando era fruto de la mano del hombre y en especial el empeño de los holandeses en ganar terreno al mar. Con su ingenioso sistema de diques y canales concéntricos los holandeses consiguieron varios siglos atrás dominar las aguas y asentarse junto al mar. Todo un logro teniendo en cuenta que no existían los medios de ahora.

Aparcamos como podemos nuestras bicis y empezamos nuestro recorrido por Amsterdam.

De la estación Central a la Plaza Dam

Nada más salir de la estación central, vemos a nuestra izquierda la monumental iglesia de San Nicolás. Era verano pero aquí el tiempo no parece distinguir entre estaciones. Eso sí, los miles de turistas que no se ven amedrentados por un par de nubes y menos en Holanda.

Ponemos la vista atrás y vaya… la verdad que la estación central es un edificio realmente espectacular. ¿No creéis?

Desde el primer momento, nos dimos cuenta que el contraste entre canales, edificios elegantes y miles de bicicletas le da un encanto único a Amsterdam. No me extraña que sea uno de los destinos más solicitados de Europa y me atrevería a decir del mundo.

Nos ponemos en ruta y tomamos la calle Damrak, una de las arterias principales de Amsterdam llena de comercios y restaurantes. Lo primero que nos sorprende a nuestra izquierda es un bello conjunto de edificios que nos regalan unas cuantas imágenes muy fotogénicas del lugar.

 

Continuamos por la Damrak unos minutos y pronto nos encontramos con un inmenso edificio de ladrillo rojo. Se trata de la Beurs van Berlage, este edificio albergaba la bolsa.

Aprovechamos para acercarnos al Albert Heijn mas cercano para hacernos con un zumo de frutas. La visita prometía así que debíamos coger fuerzas.

No nos damos cuenta y llegamos a la plaza Dam, centro neurálgico de la ciudad, presidido por el Palacio Real. En esta plaza también encontramos la Nieuwe Kerk (iglesia nueva) o el Monumento Nacional de Amsterdam en recuerdo a los soldados holandeses que cayeron en la Segunda Guerra Mundial.

La plaza tiene su origen en una presa levantada sobre el río Amstel en el siglo XIII. Presa en holandés se traduce como Dam, por lo que blanco y en botella 😉 . A pesar de que en los años sesenta, la plaza ganó fama entre los hippies, hoy en día es un lugar de encuentro tanto para los locales y turistas. Digamos que los “hippies” se han trasladado al Voldenpark.

Canales de Herengracht, Prinsengracht y Keizersgratch. Barrio Jordaan.

Continuamos la visita para adentramos en una de las zonas más famosas de la ciudad, el Grachtengordel, donde se sitúan los tres principales canales de Amsterdam. En orden cruzaremos el HerengrachtPrinsengracht y finalmente Keizersgratch.

Keizersgratch Amsterdam Tras ello nos recibe el encantador barrio de Jordaan. Aquí se encuentra también una visita muy interesante, la Casa de Ana Frank. Si queréis realizar la visita os aconsejamos reservar con cierta antelación.

Horarios:

– 1 noviembre – 1 abril 2018: De lunes a viernes de 10 a 20h; Sábado de 9 a 22; Domingo de 9 a 19
– 1 abril – 1 noviembre: de 9 a 22H

Precios

– Adultos: 9€
– 10-17 años: 4,50€
– 0-9 años: gratis

Es momento ahora de perdernos entre los canales del Jordaan antes de continuar la visita.

Canales de Amsterdam Canales de Amsterdam

Volvemos tras nuestros pasos y recorremos el Prinsengracht. Pronto nos sorprende la enorme torre de 85 m de la iglesia Westerkerk, visible desde muchos puntos de la ciudad. Se puede subir a la misma por un módico precio y desde su cima se pueden disfrutar de unas magníficas vistas sobre la ciudad. La Westerperk es una de las iglesias más antiguas de Amsterdam construida a principios del siglo XVII y fue en aquel momento el templo protestante más grande del mundo.

Antes de llegar a la siguiente visita, aprovechamos para pasear por la Kalverstraat, una de las calles con comercios de los Países Bajos, y en consecuencia, muy concurrida por locales y turistas.

Entre el Singel y el Amstel: Begijnhof, Bloemenmarkt y la plaza Muntplein.

Prácticamente al lado de la calle más comecial del país, nos desviamos a un verdadero oasis dentro de Amsterdam. Esa sería la mejor definición del Begijnhof. Este pequeño barrio secreto en el corazón de Amsterdam fue fundado en el siglo XIV y constituye un verdadero remanso de paz dentro del ajetreado ambiente de la ciudad. Los “beguinajes” eran los lugares donde vivían las beguinas, asociaciones de mujeres cristianas que no dependían de la iglesia y que, a diferencia de las monjas, ni tenían que pronunciar los votos monásticos ni comprometerse de por vida, sino que aceptaban libremente vivir bajo la promesa de pobreza y castidad pudiendo abandonar la comunidad cuando quisieran. Cuando en el siglo XVI la religión católica fue declarada ilegal, el Begijnhof fue la única institución católica que se mantuvo en Amsterdam.

Horario:

-Todos los días 9 a 17h

Precio:

– Gratuito.

Behijnhof en Amsterdam

Era el segundo Begijnhof que visitábamos después de ver el de Brujas, aunque tenemos que reconocer que el de Amsterdam sorprende especialmente por su situación.

Tras este pequeño receso, continuamos nuestro itinerario hacia el canal Singel para pasear por el Bloemenmarkt, el mercado de las flores de Amsterdam. Entre sus puestos encontraréis una enorme variedad de bulbos de cientos de flores distintas. Al tratarse de un lugar bastante turístico también encontraréis bastantes tiendas de souvenirs.

Bloemenmarkt en Amsterdam

Tras cruzar el mercado, llegamos a la plaza Muntplein dónde el canal Singel se encuentra con el rio Amstel. En este lugar, se levanta la Munttoren, también conocida como Torre de la Moneda. Recibe ese nombre debido a que a finales del siglo XVII, tras la ocupación francesa de gran parte del país,  la torre se utilizó para la acuñación de monedas. En sus orígenes, en el siglo XV, la torre formaba parte de una de las principales puertas de la ciudad conocida como Regulierspoort. Después del incendio sufrido 1618, la torre fue reconstruida y, con algunos cambios, así ha llegado a nuestros días.

Munttoren en Amsterdam

Salimos de la Muntplein para recorrer los canales del barrio Grachtengordel. Pasearemos por  las calles de  Vijzelgracht, Nieuwe Spiegelstraat, Spiegelgracht hasta llegar la principal zona de museos de Amsterdam.

Museos de Amsterdam

Y ahora, un poco de cultura, nuestros pasos nos llevan hacia a la Museumplein o plaza de los Museos dónde encontraremos tres grandes museos. el Rijksmuseum, el museo Van Gogh y el museo Stedelijk.

Destaca principalmente  el museo nacional de los países bajos el Rijks Museum que alberga magníficas colecciones de pinturas de grandes artistas holandeses de diferentes épocas. En este museo podréis contemplar obras de artistas de la talla de Rembrandt o  Johannes Vermeer.

Horario:

– Todos los días de 9 a 17h

Precio:

– Adultos: 17,50€
– hasta 18 años: Gratis

Al otro lado del museo, se sitúa el famoso “I am Amsterdam“, dónde posiblemente os esperan miles de turistas peléandose entre ellos para sacar una foto con las letras. Muy cerca del museo nacional se encuentra otra de las grandes joyas de Amsterdam, el museo Van Gogh, que alberga una de las mejores colecciones del pintor neerlandés Vincent Van Gogh.

Horario:

– Todos los días de 9 a 17h

Precio

– Adultos: 18€
– Adultos con visita guiada multimedia: 23€
– Hasta 18 años: Gratis

Además de los anteriores museos, en Amsterdam encontraréis una infinidad de museos sobre temáticas de todo tipo. Os dejamos algunos de los más interesantes:

Lógicamente si queréis visitar los museos le tendréis que dedicar a Amsterdam más un día o dos.

Vondelpark

Muy cerca de los museos se encuentra el Vondelpark, el gran pulmón verde de la ciudad. Ocupa una extensión de 47 hectáreas y es el lugar ideal para tomarse un respiro en Amsterdam.  El parque está siempre animado y muy frecuentado tanto por turistas como por locales que aprovechan para pasear o simplemente descansar en el césped. En verano es habitual encontrar conciertos gratuitos al aire libre.

Nosotros aprovechamos para descansar y reponer fuerzas, comiendo un hot dog frente a un pequeño lago artificial.

Del Vondelparkt al Barrio rojo

Con las pilas cargadas nos ponemos en marcha de nuevo. Volveremos a cruzar los canales de  Herengracht, Prinsengracht y Keizersgratch hasta llegar al centro histórico de Amsterdam y, en particular, al conocido barrio rojo o Red Light District.

Desde hace varios siglos es conocida la práctica de la prostitución en este barrio. Ahora es un gran reclamo para turistas, curiosos y como no, clientes, que se pasean por las calles y observan a las prostitutas en sus vitrinas y escaparates con neones rojos. Además encontraréis numerosos comercios relacionados con los temática como sex shops, tiendas de condonones y hasta un museo erótico.

Bajo nuestra experiencia no es un barrio peligroso y se puede pasear sin problemas por sus calles. Lógicamente, como en cualquier ciudad del mundo, según a que hora transitemos deberemos tomar ciertas precauciones como evitar transitar por sus callejones a ciertas horas de la noche.

Asimismo, advertiros que en el barrio rojo se deben tener en cuenta unas normas mínimas de respeto sino queréis que algún segurata os llame la atención. Por ejemplo, no está permitido hacer fotos a las prostitutas y, de hecho, cada vez son más restrictivos con los turistas.

En este sentido, cabe destacar que los Países Bajos son pioneros en muchas cosas y una de ellas es la regulación de la prostitución. De hecho, las prostitutas cotizan en la seguridad social y pagan impuestos como cualquier trabajador neerlandés. A pesar de ello, el gobierno neerlandés sigue manteniendo una lucha constante contra la prostitución ilegal, proxenetas y trata de personas.

Oude kerk en el barrio rojo de Amsterdam.Irónicamente, en el centro del barrio rojo se encuentra el edificio más antiguo de Amsterdam, la Oude Kerk (Iglesia Vieja) del siglo XIV. Con esta visita al barrio rojo, damos por finalizado nuestro itinerario a pie por Amsterdam. Aun nos quedaría tiempo para recorrer la ciudad con nuestras bicis y disfrutar del ambiente nocturno de la ciudad, ambas experiencias que no podéis dejar vivir en Amsterdam.

 

 

Excursiones de un día desde Amsterdam

El transporte público en los Países Bajos es fabuloso, por lo que si disponéis de tiempo os aconsejamos realizar alguna de las siguientes excursiones:

Otra información práctica

Deja un comentario

Close