Qué ver en Albarracín

Qué ver en Albarracín en un día: 10 visitas imprescindibles

Albarracín es por casi unanimidad el pueblo más bonito de la provincia de Teruel y es para muchos (también para nosotros) uno de los pueblos más bonitos de España.  Se encuentra enclavado entre las montañas de la Sierra de Albarracín que también dan nombre a la comarca de la que es capital.

El nombre de Albarracín proviene de Al Banu razin, o lo que es lo mismo, la ciudad de los hijos de Razin quienes en el siglo XI se establecieron en esas tierras fundando la Taifa de Albarracín. De esta época, la población medieval ha heredado un imponente sistema defensivo formado por un castillo, murallas y diversas torres que hicieron de Albarracín un lugar prácticamente inexpugnable y que durante varios siglos consiguió ser un territorio independiente.

Hoy en día, Albarracín es una población abierta al turismo con un interesantísimo legado arquitectónico y cultural, que le ha valido para ser declarada Monumento Nacional y ser candidata a ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El casco urbano de Albarracín tiene mucho encanto y la mejor manera de descubrir está preciosa población turolense es perdiéndose por sus calles y disfrutando de cada uno de sus rincones. Para facilitarte la visita, en este artículo te proponemos 10 cosas que no puedes dejar de ver en una visita a Albarracín.

Albarracín qué ver en un día

Qué ver en Albarracín: 10 visitas imprescindibles

Desde la Casa azul hasta el mirador de Albarracín, no te pierdas las mejores visitas que hacer en Albarracín.

1. Ver la Casa azul o Casa de los Navarro Arzuriaga

Albarracín destaca por el color rojizo de sus casas y es por eso que la casa situada en el número 20 de la calle Azagra no pasa desapercibida.

Esta casa azul perteneció a una de las familias nobles más poderosas de la villa, la familia Navarro de Arzuriaga. En el siglo XVIII esta familia reformó el edificio dejando el aspecto que podemos ver ahora, con detalles neoclásicos y ese color azul tan característico.

Existe una leyenda entorno al porqué de esta reforma y el color de la casa. Y es que, uno de los jóvenes de la familia Navarro en época de transhumancia fue a Andalucía donde se enamoró de una joven. Los dos se casaron y se instalaron en la casa. La joven empezó a añorar su tierra y quería regresar, por lo que el joven para conseguir que se quedara junto a él, hizo pintar la casa y decorarla con el estilo que había visto en sus viajes por Andalucía. De esa manera consiguió que la joven se sintiera menos lejos de su hogar y se quedara viviendo con él.

Casa Azul, Albarracín

2. Plaza Mayor de Albarracín

La Plaza Mayor esta presidida por el Ayuntamiento cuyo edificio fue construido en el siglo XVI. No nos podemos ir de esta plaza sin acercarnos al mirador que se encuentra situado junto a este edificio. Este mirador es un balcón que nos regala una bonita panorámica de esta parte de la ciudad.

Y sí, decimos ciudad porque aunque mucha gente se refiere a Albarracín como pueblo, en realidad tiene el título de ciudad. Ello es debido a que durante mucho tiempo Albarracín fue un Señorío Independiente dada la dificultad para llegar hasta ella y conquistarla. De hecho, Jaime I fracasó y no fue hasta el año 1285 cuando Pedro III de Aragón la conquistó, pasando a formar parte de la Corona de Aragón en 1300. Dada la dificultad de su conquista uno de los privilegios que quisieron conservar fue el de seguir siendo ciudad.

Mirador de la Plaza Mayor de Albarracín

3. Casa de la Julianeta

Seguimos el recorrido por Albarracín haciendo una parada en la casa de la Julianeta, uno de los lugares más icónicos y de los más fotografiados. La casa data del siglo XIV y llama la atención por su forma y porque da la sensación de desequilibrio. No es una casa señorial sino que podemos ver una auténtica casa de la época hecha a base de yeso y madera.

La imagen más fotografiada la obtenemos desde el Portal de Molina, desde donde podemos apreciar la forma irregular de esta famosa vivienda.

La casa fue rehabilitada y actualmente alberga un taller de artistas.

Si lo prefieres puedes contratar aquí una visita guiada por Albarracín

Casa de la Julianeta, Albarracín

4. Murallas y torre del Andador

Albarracín es una población rodeada por extensas murallas las cuales le sirvieron para protegerse durante años de los enemigos. Sin duda merece la pena recorrerlas ya que las vistas desde ahí nos permiten tener una imagen completa de todo Albarracín. Durante el ascenso por las murallas sobresalen varias torres defensivas situándose en lo más alto la más emblemática de todas, la Torre del Andador, visible desde casi toda la ciudad.

La Torre del Andador es una torre musulmana que data del siglo X y que se caracteriza por su forma y tamaño. Esta torre estaba defendida por un foso que excavaron en la roca. Aunque la subida es importante recomendamos acercarse hasta ella.

Para acceder a las murallas se puede hacer desde varios puntos pero nosotros optamos por iniciar la subida desde el Portal de Molina. Si vas en verano te recomendamos no hacer esta visita en las horas de más calor ya que la subida es considerable y no hay ningún tipo de sombra.

Qué ver en Albarracín en un día

5. Rincón del Abanico

Un lugar perfecto donde observar la estructura de la ciudad es el rincón del Abanico. Seguro que te sorprenderá, ya que en él se puede ver como las casas se van solapando unas a otras y se puede apreciar como es la construcción de Albarracín. Para poder ver este curioso rincón tienes que ir al punto en el que se cruzan la calle Portal del Agua y la calle Talega. Ya que estas ahí, puedes aprovechar para acercarte a ver el Portal del Agua, otra de las puertas de la muralla.

Rincón del Abanico

6. Catedral de Albarracín

Puede sorprender que un lugar con tan pocos habitantes tenga una catedral pero en efecto, otra de las visitas que no puedes obviar en tu recorrido es a la Catedral del Salvador. La Catedral es el templo cristiano más importante de Albarracín, data del siglo XVI y se construyó sobre un antiguo templo románico. La cúpula es muy bonita y llamativa ya que destacan sus colores con el rojizo tan característico del lugar. La irás viendo desde varios puntos de la ciudad.

Para visitar el interior de la catedral solo se puede hacer con una visita guiada y pagando el precio de la entrada. Para organizar una visita al Museo Diocesano y/o la catedral os recomendamos esta página.

Catedral de Albarracín

Mirador de la catedral

Bajo la catedral hay una explanada con un bonito mirador al que no puedes dejar de acercarte. Desde allí podrás observar unas preciosas vistas de Albarracín donde se puede ver la población y todas las murallas con la torre del Andador dominando el risco.

Mirador frente a la catedral de Albarracín

7. Castillo de Albarracín

El Castillo de Albarracín tiene origen árabe y en un primer momento fue Alcázar. De hecho, también es conocido como el Alcázar de Albarracín. Su situación sobre un peñasco hizo que fuera una fortaleza inexpugnable durante varios siglos. Fue con la llegada de Pedro III de Aragón que el castillo fue conquistado y reconstruido. Es el edificio más alto del casco urbano y hoy en día conserva su estructura por lo que podemos hacernos una idea de las dimensiones que tenía. En el interior hay excavaciones arqueológicas donde se han encontrado restos de las épocas romana y musulmana. El castillo está considerado Bien de Interés Cultural y fue declarado Monumento histórico-artístico.

Para entrar es necesario comprar entrada pero cuando nosotros fuimos lo encontramos cerrado así que tan solo lo pudimos ver desde fuera.

Aprovechando la visita al castillo puedes acercarte a la Torre de Doña Blanca que también formaba parte del recinto amurallado de Albarracín.

8. Paseo fluvial por el río Guadalaviar

Otro de los planes que no puedes dejar de hacer en Albarracín es recorrer el paseo fluvial que sigue el curso del río Guadalaviar. Es un paseo muy agradable que discurre en gran medida junto al río y que además nos permitirá  disfrutar de unas vistas diferentes de Albarracín

El paseo se puede iniciar en la calle Portal del Agua y termina en la oficina de turismo. El trayecto dura unos 40 minutos aproximadamente y es un recorrido fácil sin apenas desnivel. En algunos tramos pasarás sobre pasarelas por encima del río y todo el camino está rodeado de la naturaleza del lugar. Nos pareció un sendero ideal para pasear y disfrutar del entorno.

Paseo fluvial por el río Guadalaviar

9. Mirador de Albarracín

Si recorres el paseo fluvial te recomendamos hacer un desvío para acercarte al Mirador de Albarracín, para nosotros uno de los miradores más bonitos de la población turolense. Aunque cuando fuimos el calor apretaba, creemos que es un lugar imprescindible en Albarracín, ya que las vistas panorámicas de la ciudad no te dejarán indiferente.

Qué ver en Albarracín

10. Hacer una visita guiada por Albarracín

Aunque los sitios enunciados son las principales visitas en Albarracín, es muy recomendable realizar una visita guiada. Nosotros optamos contratar un tour y la verdad que aprendimos mucho sobre la historia y curiosidades del lugar. Además, en la visita también estaba incluida la entrada a la Casa- Museo de Albarracín.

Durante la recorrido visitamos los principales lugares de interés mientras nos iban explicando diferentes detalles de la ciudad como el porqué encontramos lagartos en algunas puertas de las casas o el porqué del color rojo de sus paredes. Así, por ejemplo, descubrimos que el color rojizo se debe a que las casas están hechas de yeso y, en concreto, el yeso utilizado contiene bastante hierro debido a la geología de la zona. Es por ello que con las lluvias, al oxidarse el hierro, las casas cogen este color rojizo tan característico.

Cosas que ver en Albarracín

Hasta aquí nuestros 10 planes imprescindibles en Albarracín. Cuéntanos en comentarios cuál te ha gustado más y si añadirías algun lugar a la lista 🙂

¿Dónde aparcar en Albarracín?

Albarracín es un lugar para visitar andando por lo que te recomendamos aparcar el coche fuera del casco urbano. Concretamente, en la calle Puentes encontrareis varios parkings. Nosotros te recomendamos el que se encuentra junto a la Oficina de Turismo, ya que es un aparcamiento bastante grande y gratuito. Además lo primero que te encuentras después de aparcar el coche es la propia oficina de turismo donde te facilitaran un mapa y podrás empezar el recorrido con toda la información necesaria.

¿Dónde comer en Albarracín?

Si pasas un día en esta bella población medieval, te dejamos a continuación con algunos de los mejores restaurantes para comer en Albarracín:

  • Restaurante Esencia de Albarracín (Calle Portal de Molina, 13)
  • Restaurante Señorío de Albarracín (Calle Puentes, 1)
  • El Buen Yantar Albarracín (Calle Chorro, 1)
  • Alizia Casa de Comidas (Calle Postigo, 6)
  • Restaurante Alcazaba (Calle Portal de Molina, 10)
  • Restaurante Tiempo De Ensueño (Calle Palacios, 1)
  • Restaurante El Seron (Calle Chorro, 9)
  • Taba (Travesía Catedral, 9)
  • El Bodegón (Calle Azagra, 2)

Mapa de Albarracín

Si te ha gustado este post también te puede interesar:

Información práctica

Página oficial de turismo de Albarracín y su comarca.

Página oficial de turismo de la provincia de Teruel.

Alojamiento en la provincia de Teruel.

Vuelos baratos

Visitas guiadas y excursiones en Aragón

Deja un comentario