Qué ver en Nuremberg en un día o dos

Qué ver en Núremberg en dos días: itinerario y visitas imprescindibles

En el artículo de hoy viajamos a Alemania, concretamente al norte de Baviera, con el objetivo de visitar Núremberg, o Nürnberg en alemán. La ciudad de Núremberg se extiende a ambas orillas del río Pegnitz y ha sido desde su fundación una de las ciudades más importantes de Alemania. El estatus de ciudad imperial dentro del Sacro Imperio Romano Germánico junto con una estratégica ubicación entre importantes rutas comerciales, hizo que Núremberg viviera una época de máximo esplendor durante los siglos XIV, XV y XVI convirtiéndose en una de las ciudades más importantes de Europa a nivel económico, científico y cultural.

El pasado imperial pudo favorecer que durante el Tercer Reich, Nuremberg, también se convirtiera en el epicentro del partido nacionalsocialista y el lugar de donde se llevaron a cabo los mayores eventos multitudinarios y concentraciones del nazismo. Fue en esta ciudad también donde se aprobaron las Leyes de Núremberg con carácter racista y antisemita. Tras el fin de la Guerra, aquí se celebraron los conocidos Juicios de Núremberg donde se juzgaron y condenaron a los principales dirigentes nazis tras el fin de la guerra.

Como ocurrió con otras ciudades alemanas como Dresde o Wurzburgo, el casco histórico de Núremberg fue prácticamente reducido a cenizas tras los bombardeos de los ejércitos aliados en la Segunda Guerra Mundial. Afortunadamente, la ciudad luce hoy un renovado casco antiguo donde se entremezclan lugares históricos que nos recuerdan su pasado imperial con otros más modernos. Además, Núremberg ofrece una excelente oferta cultural que la convierte en un destino de primer orden en Alemania.

En este artículo, os contamos que ver y hacer en Núremberg en dos días, incluyendo nuestro itinerario y las visitas que no puedes perderte.

El Discreto Encanto de Viajar en Nuremberg

Preparar la visita a Núremberg

Núremberg es una ciudad grande, la segunda de Baviera, y a la que hay que dedicar un mínimo de dos días si se quiere conocer con cierta profundidad. Aun así, te será imposible conocer toda la oferta cultural de Núremberg en tan solo dos días por lo que te recomendamos planear con antelación que museos o lugares de interés quieres visitar.

Una de las cosas que te recomendamos si vas a visitar Núremberg con cierta profundidad es adquirir la Núremberg Card. Por un precio de 33€, esta tarjeta incluye la entrada a los principales museos de Núremberg y el transporte en metro, bus, tranvía y tren. Todo ello durante un periodo de 48h desde que se activa. Además, si la tramitas con antelación, puedes aprovechar la tarjeta para el primer trayecto del aeropuerto al centro.

Si vas a pasar dos días en Núremberg y tienes pensado hacer un recorrido similar al nuestro es una muy buena opción ya que te ahorrarás unos euros.

Si no te quieres complicar mucho, también puedes conocer los principales atractivos turísticos de Núremberg con un free tour.

Qué ver en Nuremberg. Día 1

Empezamos el recorrido por Núremberg desde la Hauptbanhof, estación principal de ferrocarril. Desde ahí podemos salir cerca Handwerkerhof, primera parada de nuestro itinerario por Núremberg.

1. Handwerkerhof

El Handwekerhof o Patio de los Artesanos está enclavado entre la Frauentor, uno de los principales accesos al casco histórico de Nuremberg, y la imponente torre homónima (Frauentorturm). Es un rincón pequeño pero muy acogedor donde en apenas un par de calles encontramos numerosos comercios con proctuctos locales y artesanías, además de varias tabernas donde degustar la cocina francona. Las casas están construidas siguiendo la estética medieval aunque en realidad fueron levantadas después de la guerra.

Si visitas Núremberg en Navidad, este es uno de los lugares más especiales para disfrutar del ambiente navideño.

El acceso es gratuito.

Handwerkerhof

2. Iglesia de San Lorenzo

Junto a Frauentorturm nace una de las arterias principales de Núremberg, la Konigstrasse que nos llevará hasta el río Pegnitz, muy cerca de la Hauptmarkt. A medio camino hacemos una parada para visitar la iglesia de San Lorenzo (St. Lorenzkirche), una de las tres iglesias que no puedes perderte en Núremberg.

Construida entre 1242 y 1315, la iglesia de San Lorenzo fue uno de los supervivientes de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Es un templo luterano de estilo gótico que destaca por su mangnífica fachada occidental que luce un ornamentado pórtico y rosetón, custodiados por dos torres de 80 metros de altura.

Iglesia de San Lorenzo

En el interior alberga obras como la Anunciación de Veit Stoss, célebre escultor de la época, o el Sagrario de Adam Kraft, además de uno de los órganos más grandes del mundo.

Anunciación de Veit Stoss

Al salir de la iglesia, seguramente te llamará la atención la esbelta casa Nassau. Se trata de la única torre residencial del casco histórico de Nuremberg. Frente al mismo, la Tungendbrunnen o fuente de las virtudes, completa el conjunto de la Lorentzplatz.

Casa Nassau en Nuremberg

3. Hospital del Espíritu Santo

Continuamos el paseo en ligero descenso por el centro de Núremberg rumbo a la Hauptmarkt. Antes de ello, deberemos cruzar el río Pegnitz por el Museumsbrücke. En este punto merece la pena deternernos para observar la magnífica imagen del Hospital del Espiritu Santo (Heilig-Geist-Spital) fundado en 1332 y  construido directamente sobre el río.

Qué ver en Nuremberg en dos días

4. Frauenkirche

Tras este agradable paseo llegamos finalmente a la Hauptmarkt, centro neurálgico de Nuremberg. Aquí se celebra diariamente el mercado local y en navidad acoge el famoso mercado navideño de Núremberg (Christkindlesmarkt). En esta plaza se sitúan dos de las cosas que ver en Nuremberg: la Frauenkirche y la Schöner Brunnen.

La Frauenkirche o Iglesia de Nuestra Señora es una iglesia gótica construida bajo el mandato del emperador Carlos IV a mediados del siglo XIV. Asegurate de pasar por esta plaza a a las doce del mediodía, momento en que el reloj “Männleinlaufen” se activa y podemos ver en acción al emperador Carlos IV seguido de un séquito de electores que le rinden homenaje.

Hauptmarkt de Nuremberg

5. Schöner Brunnen

En una de las esquinas de Hauptmarkt no pasará desapercibida la silueta de la Schöner Brunnen que puede traducirse como “fuente bella”. Tiene forma de aguja gótica y una altura de 19 metros donde se ubican hasta 40 figuras que representan la visión del mundo por el Sacro Imperio Romano Germánico. La Schöner Brunnen es uno de lugares imprescindibles que ver en Núremberg.

Como curiosidad, dicen que si giras tres veces el anillo dorado situado en la reja se te concederá un deseo.

Los restos de la fuente original se pueden ver en el Museo Nacional Germánico (Germanische Nationalmuseum).

Schönner Brunnen, Hauptmarkt, Nuremberg

En esta misma plaza se sitúa la oficina de turismo de Núremberg donde, entre otras cosas, podrás adquirir la Núremberg card. El trato fue bastante bueno.

Muy cerca de la Hauptmarkt se sitúa el ayuntamiento de Núremberg que también tuvo que ser totalmente reconstruido tras la Segunda Guerra Mundial. Bajo el mismo, se ubica una prisión medieval que data del siglo XIV. Nosotros no pudimos visitarla por obras pero lo vimos recomendado en varias guías.

6. Iglesia de San Sebaldo

Frente al ayuntamiento, se erige la iglesia de San Sebaldo (Sebalduskirche), la siguiente parada de nuestra ruta por Nuremberg. Con esta iglesia completamos la visita al denominado triangulo del gótico.

La iglesia de San Sebaldo es una iglesia gótica que fue construida a finales del siglo XIV sobre una primitiva iglesia románica. Es la iglesia más antigua de Núrembergy en su interior alberga las reliquias del patrón de la ciudad, San Sebaldo, que descansan en un ataúd de plata detrás del altar.

Continuamos la visita con la subida hacia la colina del castillo por la Burgstrasse. Por el camino dejamos a nuestra izquierda la Fembo-Haus, una bella casa residencial burguesa del siglo XVII que actualmente acoge el Museo de la Ciudad de Núremberg. Si se tiene tiempo vale la pena adentrarse aunque solo sea para ver el edificio por dentro.

7. Castillo Imperial de Nuremberg

Tras una moderada subida llegamos a la parte alta de Núremberg. Aquí se ubica el Castillo Imperial de Núremberg uno de los palacios fortificados más importantes del Sacro Imperio Romano Germánico. Durante siglos fue un bastión inexpugnable que acogió a numerosos emperadores incluido el emperador Carlos V. Fue construido originalmente en el siglo XI por la dinastía Hohenstaufen y transformado durante siglos, constituyendo un símbolo del poder e importancia del imperio. Hoy en día es una de las principales atracciones turísticas y uno de los lugares que ver en Núremberg.

Durante la visita al edificio principal del castillo podremos recorrer algunas salas así como visitar el museo del castillo que forma parte del Germanische Nationalmuseum. Se exhibe una completa colección de armas, armaduras y otros objetos bélicos que muestran la evolución del arte de la guerra a lo largo de los siglos.

Castillo Imperial de Nuremberg

La Capilla Doble

Uno de los tesoros del Castillo Imperial es una bonita capilla románica conocida como Capilla Doble. Se levantó alrededor del año 1200 y su peculiaridad reside en que está construida en dos alturas adaptándose a la orografía del terreno. En 1520 se añadió un oratorio para el emperador Carlos V.

Torre Sinwell

Otra de las cosas que puedes hacer en el Castillo Imperial es visitar la Torre Sinwell. Se trata de una imponente torre redonda que domina la silueta del castillo. Fue construida a finales del siglo XIII aunque en 1560 se añadió otra planta para incluir una plataforma de observación.

Desde la Torre Sinwell se disfrutan de unas magníficas vistas de 360º sobre los tejados y torres del casco antiguo de Núremberg. Una colección de fotografías de la ciudad tras la II Guerra Mundial nos permite hacer una idea de la gran labor de reconstrucción a la que fue sometida Núremberg.

Castillo Imperial, una de las cosas que ver en Nuremberg

Horario

  • De abril a octubre: todos los días de 9:00 a 18:00h
  • De octubre a marzo: todos los días de 10:00 a 16:00h

Precio: 7€. Es posible adquirir solo la entrada al palacio y museo por 5,50€ o subir a la torre por 3,50€.

El acceso a los jardines del castillo y al jardín de Maria Sibylla Merian es gratuito.

Web oficial

8. Plaza Tiergärtnertor

Tras la visita al castillo, continuamos el tour por Núremberg hacia la plaza Tiergärtnertor. El nombre de la plaza se debe a una de las puertas de acceso de la ciudad que se abrió en este lugar en el siglo XVI. Desde entonces este espacio se convirtió en un bullicioso lugar para el comercio.

Hoy en día es una animada plaza con numerosas terrazas desde donde podrás disfrutar de uno de los rincones más bonitos de Núremberg.

Las mejores vistas de la plaza Tiergärtnertor, una de las estampas más bonitas de Núremberg, se obtienen desde la muralla. Para acceder a ella tendremos que pasar por los jardines del castillo (Burggarten) cuyo acceso más cercano se realiza por la vía Am Ölberg.

Qué ver en Nuremberg en un día o dos

9. Casa de Alberto Durero

Alberto Durero fue uno de los más célebres e influyentes artistas alemanes del renacimiento. Nació en Núremberg en un contexto en el que la ciudad era poderosa y rica y donde el gusto por el arte florecía con fuerza. Si quieres conocer un poco más sobre este personaje histórico oriundo de Núremberg una buena opción es visitar la Casa de Alberto Durero ubicada junto a la plaza Tiergärtnertor.

Esta vivienda fue uno de los pocos edificios que sobrevivieron a la II Guerra Mundial y un magnífico ejemplo de casa burguesa de la época dorada de Núremberg. La casa fue construida en 1420 y adquirida por el artista en 1509. Alberto Durero vivió en ella durante casi 20 años hasta su fallecimiento en 1528.

La visita se realiza con audioguia y es bastante entretenida. A través del recorrido veremos las distintas estancias de la vivienda cuidadosamente ambientadas y podremos conocer la vida y obra del artista. En la sala principal se exponen copias de algunas de las pinturas más importantes del artista.

Horario

  • De martes a viernes de 10:00 a 17:00h
  • Sábados, domingos y festivos de 10:00 a 18:00h
  • Lunes cerrado.

Precio: 6€ (incluye audioguía).

Más información sobre la Casa de Alberto Durero.

Casa de Alberto Durero

10. Weissgerbergasse o Calle de los Curtidores

Desde la anterior plaza, descendemos junto a la muralla hasta alcanzar la Puerta Nueva (Neutorturm) y tras zigzagear por algunas calles del centro llegamos a uno de los rincones con más encanto de Núremberg: la Calle de los Curtidores (Weissgerbergasse). Este conjunto de casas de cuento fueron erigidas por los artesanos del cuero y nos pueden dar una idea de lo bella que debió ser la ciudad durante su época dorada.

Actualmente, en los bajos encontramos numerosos comercios y lugares para tomar algo mientras se disfruta de este idílico entorno. Nosotros no pudimos resistirnos a tomarnos un helado casero en Die kleine Eismanufaktur.

Weissgerbergasse

11. Henkerbrücke o Puente del Verdugo

El primitiva residencia del verdugo de Núremberg es hoy uno de las postales más icónicas de la ciudad. Las mejores vistas desde este encantador rincón de Núremberg las obtendrás desde el puente Maxbrücke.

Puente del Verdugo de Nuremberg

A través del puente de madera accedemos a la Trödelmarkt ubicada en una isla del río Pegnitz.

Visitas imprescindibles en Nuremberg

12. Kettensteg

Kettensteg está considerado el puente colgante de hierro más antiguo de Europa continental. Fue construido en 1824 y mide 68 metros de largo. Forma una bonita estampa con una de las torres de la ciudad. Además, está muy cerca del puente del Verdugo – visita obligada- por lo que vale la pena acercarse.

Kettensteg

Con esta visita ponemos fin al recorrido turístico de nuestro primer día en Núremberg.

Qué ver en Nuremberg. Día 2

El segundo día en Núremberg lo dedicamos a conocer un poco más sobre la historia de la ciudad y a visitar algunos escenarios relacionados con la era nazi. En esta jornada visitamos un menor número de monumentos ya que están más alejados entre sí y las visitas nos llevaron mucho más tiempo.

13. Germanisches Nationalmuseum

El Germanisches Nationalmuseum (Museo Nacional Germano) es el museo de historia más importante de Alemania. El recorrido por el museo se distribuye en cuatro plantas. El museo está muy bien estructurado y cuenta con una colección muy amplia y variada desde objetos prehistóricos, instrumentos musicales, vestimentas de época, una extensa colección de armas y armaduras y, por supuesto, una rica coleccion de cuadros y esculturas. De esta última destacan las obras de Alberto Durero, Rembrandt, Lucas Cranach, esculturas de Veit Stoss, etc.

Es un museo al que se le puede dedicar perfectamente un día. Como solo pasamos dos días en Núremberg, nosotros nos centramos en conocer las principales piezas y obras de arte que alberga está magnífico museo germano. Particularmente nos llamó la atención el globo terráqueo de Martin Behaim, el más antiguo que se conserva en el mundo.

Museo Nacional Germánico

  • Horario
    • De martes a domingo de 10:00 a 18:00. Miércoles de 10 a 20:30.
    • Lunes cerrado.
  • Precio: 8€
  • Web oficial

La entrada del Museo Nacional Germánico se encuentra en la calle de los Derechos Humanos, un monumento construido en 1993 que al que se accede por un arco del triunfo y siguen 29 columnas de hormigón donde se muestran los artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en distintos idiomas.

Calle de los Derechos Humanos

14. Centro de Documentación de los Terrenos de Concentración del partido Nazi.

El partido nacionalsocialista dirigido por Adolf Hitler eligió Núremberg como sede central de sus eventos electorales y propagandísticos. La megamalomanía del Führer es aun visible en los antiguos Terrenos de Concentración del Partido Nazi. El testimonio más notable es el Campo Zeppelin. La verdad que es difícil no estremecerse cuando estás en el balcón donde Hitler presidía las grandes concentraciones nazis. Un lugar que por su relación con la historia es una visita obligada en Núremberg.

También se conserva el Salón de Congresos (Kongresshalle) construido a semejanza del coliseo romano y con capacidad para albegar a 50.000 personas. Actualmente, este edificio alberga el Dokumentationszentrum Reischsparteitagsgelände cuya exposición permanente “Fascinación y Terror” repasa con detalle el contexto, desarrollo y consecuencias de este periodo de la historia.

Nota: para llegar a los antiguos Terrenos de Concentración del Partido Nazi en transporte público puedes hacerlo en tren o tranvía. Para la primera opción tendrás que coger la línea S2 desde la Hauptbanhof y pararte en la estación Nürnberg Frankenstadion. Si quieres ir en tranvía, tendrás que coger la línea 8 y bajarte en la parada Doku-Zentrum.

15. Memorial de los Juicios de Núremberg

El 20 de noviembre de 1945 empezó el proceso contra los líderes nazis por los crímenes de guerra que se alargó hasta 1949. El primero de estos juicios se celebró en la sala 600 del Palacio de Justicia de Núrembergdonde se sentaron en el banquillo 21 dirigentes del partido nacionalsocialista por sus crímenes contra la paz y la humanidad.

Más allá de la importancia del proceso, los juicios de Núremberg fueron la semilla de la Corte Penal Internacional que hoy tiene su sede en La Haya.

Durante el recorrido por el Memorial de los Juicios de Núremberg podremos ver la sala original donde se celebró el juicio y una completa exposición permanente sobre el proceso.

La visita se hace acompañada de audioguia, imprescindible para entender mejor la trascendencia y desarrollo de este importante episodio histórico.

Nota: para llegar al Palacio de Justicia, donde se ubica el museo, la manera más fácil es coger la línea U1 del metro y bajarse en la estación Bärenschanze.

Sala de los Juicios de Nuremberg

16. Jardín de las Hespérides

Para acabar la jornada, una buena opción es acercarse al Jardín de las Hespérides. Se trata de un espacio de verde de inspiración barroca decorado con estatuas y fuentes. Es un lugar ideal para realizar un receso durante nuestra visita a Núremberg.

Jardín de las Hespérides

Otras cosas que hacer en Núremberg

17. Probar la Rotbier y las salchichas de Núremberg

La cerveza roja es la especialidad de Núremberg. El mejor lugar de Núremberg para degustar la Rotbier y otras cervezas artesanales es Hausbrauerei Altstadthof. También sirven comida típica alemana, como las famosas salchichas de Núremberg, e incluso realizan visitas guiadas a las bodegas ubicadas bajo tierra.

18. Visitar el Museo del Deutsche Bahn

El Museo del Deutsche Bahn fue fundado en 1882 y está considerado el museo del ferrocorril más antiguo del mundo. Se trata de una exposición muy completa que se distribuye en varias plantas ocupando una superficie de 6600 m2. El recorrido es muy interesante y a lo largo del mismo aprenderemos sobre la historia del ferrocarril en Alemania. Algunos de los principales atractivos del museo:

  • La primera locomotora de Alemania que cubrió el trayecto entre Núremberg y Fürth en 1835.
  • El suntuoso vagón de Luis II de Baviera, apodado el rey loco.
  • Una maqueta gigante en la que circulan numerosos trenes en miniatura.

Primer tren de Alemania

Lo que no nos gustó de la visita es que la mayor parte de la información está en alemán. No obstante, si tenéis la Núremberg Card y os sobra algo de tiempo vale la pena dedicarle un rato a este museo.

19. Ver la fuente “Ehekarussell”

Situada junto a la Weisser Turm, esta controvertida fuente fue diseñada por Jürgen Weber y muestra los altos y bajos de la vida conyugal mediante la representación de seis escenas desde la pasión inicial hasta la muerte.

20. Pasear por las murallas de Núremberg

Núrembergera una de las urbes más importantes del Sacro Imperio Romano Germánico. Prueba de ello es que en esta ciudad se guardaron durante casi cuatro siglos las joyas del imperio. La importancia histórica de Núremberg hizo que la ciudad fuera dotada de un importante sistema defensivo compuesto por varias líneas de muralla.

Hoy en día se conserva gran parte del perímetro amurallado cuyo fosos se han reconvertido en parques. Dar un paseo por sus fosos puede ser una buena manera de explorar los enormes muros que protegieron la ciudad durante tanto tiempo.

Murallas de Nuremberg

¿Cómo llegar a Núremberg?

La ciudad de Núremberg está muy bien conectada en tren con los principales ciudades de Alemania. Por ejemplo, la visita a Núremberg se puede hacer como una excursión de un día desde desde Munich, Wurzburgo, Bamberg o incluso Frankfurt.

Núremberg también cuenta con una aeropuerto internacional con numerosas conexiones con España y en el que suelen operar compañías de bajo coste. Bajo nuestra experiencia no es difícil encontrar vuelos ida y vuelta a Núremberg por menos de 60€.

El aeropuerto de Núremberg está conectado con la línea U2 de Metro. El trayecto desde el aeropuerto hasta la estación principal de Núremberg es de tan solo 12 minutos. Los tickets se deben adquirir en las máquinas y validarse antes de subir.

¿Dónde alojarse en Núremberg?

Si se cuenta con poco tiempo, la mejor zona para alojarse en Núremberg es en el casco histórico, entre el río Pegnitz y el castillo imperial. Desde esa localización se pueden visitar la mayoría de lugares de interés de Núremberg.

No obstante, cualquier zona situada cerca de alguna de las paradas del metro o de la estación principal es también una buena opción ya que en pocos minutos se podría llegar prácticamente a cualquier rincón de Núremberg. Como es lógico, la ventaja de alojarse algo alejado del centro es que podremos encontrar restaurantes y cafeterías con precios más económicos.

En el siguiente enlace os dejamos con la mejor oferta de alojamiento en Núremberg.

Excursiones, free tours y actividades en Nuremberg

Si eres de lo que te gusta hacer actividades en destino, a continuación te dejamos con algunas visitas guiadas y excursiones en español para llenar tu viaje a Núremberg:

Deja un comentario