• Home
  • /
  • Eslovenia
  • /
  • Piran, la perla de la costa eslovena ¿Qué ver en Piran?

Piran, la perla de la costa eslovena ¿Qué ver en Piran?

Piran es una encantadora ciudad costera situada en el suroeste de Eslovenia en la península de Istria. Fue la primera parada de nuestro viaje a Eslovenia de 6 días. Posiblemente esta no era la primera imagen que esperábamos de un país conocido por ser uno de los más boscosos de Europa pero lo cierto es que Piran, al igual que Eslovenia, nos atrapó desde el primer momento.

Teníamos toda la tarde por delante y un sol de verano radiante que nos acompañó en todo momento para descubrir esta preciosa ciudad con aires venecianos y bañada por las aguas del mar Adriático. La República de Venecia dejó su huella en la ciudad durante los casi 600 años de dominio. Algo que vimos a primera vista con la elegante torre de San Jorge. Su casco histórico medieval se encuentra en perfecto estado de conservación, lo que convierte Piran en una de las ciudades más bellas de la costa del Adriático y de Eslovenia. No es de extrañar que Piran sea el destino turístico por excelencia de los eslovenos y una de las visitas imprescindibles si vas a Eslovenia.

Qué ver en Piran en un día

¿Qué ver en Piran?

El centro histórico de Piran es muy fácil de visitar y la mayoría de lugares de interés se encuentran a un paseo de distancia. A continuación os dejamos con los principales lugares qué ver en Piran y que pudimos descubrir en nuestra visita.

Plaza Tartini

El centro neurálgico de Piran es la preciosa y animada Plaza Tartini, rodeada de elegantes y coloridos edificios. La plaza está dedicada al músico Giuseppe Tartini, un reconocido violinista italiano nacido en la ciudad y cuya estatua ocupa el centro de la plaza. En la plaza Tartini, además, se sitúan algunos de los edificios más importantes de Piran como el Ayuntamiento, la elegante casa gótica veneciana o la propia casa natal del músico.

Uno de las curiosidades que descubrimos durante nuestra visita es que hasta bien entrado el siglo XIX, el mar entraba hasta la plaza siendo el antiguo puerto de la ciudad. Desde la torre de San Jorge te puedes hacer una idea de cómo debía ser la plaza antiguamente.

Plaza Tartini en Piran

Plaza Tartini - PiranCatedral de San Jorge y su campanario

Situada en una pequeña colina dominando la ciudad encontramos la catedral de San Jorge. Su fachada renacentista nos invita a descubrir su interior decorado con frescos y una estatua ecuestre de San Jorge. Junto a la iglesia se encuentra el icónico campanario inspirado en el de la basílica de San Marcos en Venecia. Aunque el interior no tiene desperdicio no os podéis ir sin subir los 146 escalones del campanario. Desde arriba podréis disfrutar de unas increíbles vistas de la Plaza Tartini y, en general, obtendréis una fabulosa visión 360º de Piran y el mar Adriático.

Cómo curiosidad, la foto de portada de la guía de Lonely Planet de Eslovenia está sacada desde el campanario.

El precio es de 2€, algo simbólico para poder disfrutar de una de las mejores vistas de Piran.

Plaza Tartini desde la torre de San Jorge - PiranTorre de la iglesia de San Jorge - PiranVistas desde el campanario de San Jorge en PiranTorre de San Jorge

Puerto y paseo marítimo de Piran

Volvemos a la Plaza Tartini para acercarnos hasta el fotogénico puerto deportivo siempre bajo la atenta mirada del campanario de San Jorge. Desde el puerto hasta el Faro de San Clemente se extiende el paseo marítimo donde podremos disfrutar de sus terrazas llenas de gente o simplemente tomarnos un helado. En verano el paseo queda invadido por tumbonas y toallas ya que hay escaleras que permiten el acceso directo al mar y, en ausencia de arena, bueno es el paseo ¿no?

Paseo marítimo de PiranPuerto de Piran

Faro de San Clemente e Iglesia de Nuestra Señora de la Salud

En el extremo de la pequeña península que ocupa la ciudad encontramos el Faro y junto al mismo la Iglesia de San Clemente. Los orígenes de la iglesia se remontan al siglo XIII aunque fue a partir del siglo XVII, después de la epidemia de peste, cuando la iglesia pasó a conocerse como Iglesia de Nuestra Señora de la Salud. Aunque el lugar no tiene un gran interés arquitectónico merece la pena el paseo.

Muy cerca del faro, en las piedras de contención podréis descubrir la versión eslovena de la sirenita.

Faro de San Clemente, Piran

Trg 1 Maja

Desde el Faro de San Clemente nos adentramos por las estrechas calles de Piran hasta llegar a la plaza Trg 1 Maja.  Se trata de una recogida plaza rodeada de coloridos edificios y custodiada por dos estatuas. Si en la actualidad la plaza Tartini es el punto de referencia en Piran, Trg 1 Maja ocupó este papel en el pasado veneciano de la ciudad conociéndose entonces como Piazza Vecchia. Dada la importancia de la plaza la mayoría de calles de esta zona de Piran conducen a la plaza.

Trg 1 Maja, Piran

Calles de Piran

Pronto nos dimos cuenta que dejarse llevar sin rumbo fijo por sus calles es un plan perfecto en Piran. Al ser un casco histórico bastante compacto podéis dejaros llevar sin problemas. Seguro que os encontraréis con alguna que otra sorpresa.

Calle de Piran

Iglesia y claustro de San Francisco

Volvemos a la Plaza Tartini y de ahí iniciamos el ascenso hacia las murallas. De camino hicimos un pequeño desvío para ver la iglesia y claustro de San Francisco situados junta a una pequeña plaza semiescondida y alejada del ajetreo de la Plaza Tartini. A día de hoy el monasterio está habitado por una pequeña comunidad de monjes franciscanos.

Claustro de San Francisco en Piran

Murallas de Piran, las mejores vistas de la ciudad.

Continuamos el ascenso hasta llegar a las murallas de Piran. Las murallas fueron construidas en el siglo XV para proteger la ciudad de las invasiones turcas. Poco queda de los muros que rodeaban toda la ciudad de Piran pero suficiente para que podamos hacernos una idea como serían. Aunque más allá de sus interés arquitectónico e histórico, lo que realmente nos llamó la atención fueron las vistas panorámicas de Piran desde sus muros. Por un módico precio de 1 euro podréis recorrer la muralla y subir a sus torres y disfrutar de las mejores vistas de Piran.

Murallas de Piran

Vistas de Piran desde las murallas

Vistas del Mar Adriatico desde las murallas

Vista de Piran desde las murallasPlaya de Piran

Uno de los grandes atractivos de Piran es su situación y, en particular, sus playas. Piran se encuentra en una península y por tanto rodeada prácticamente por el mar Adriático. Si bien la costa de Istria es conocida por ser rocosa, te será difícil resistirte a un chapuzón en sus aguas cristalinas en un caluroso día de verano.

Playa de Piran

Puesta de sol en el mar Adriático

Ver la caída del sol sentados junto al mar Adriático fue una de las experiencias más especiales en nuestro paso por la ciudad.

Atardecer en Piran

Puesta de sol en Piran

¿Dónde aparcar en Piran?

Lo primero que debéis saber es que no se puede aparcar en el centro de Piran. Como mucho podéis acceder a dejar las maletas si os alojáis en la ciudad pero no podréis aparcar en su interior. Por suerte existen aparcamientos alrededor de la ciudad y una distancia asequible para hacer a pie. Pero como pasa en la mayoría de lugares en Eslovenia, los aparcamietos son de pago y no son precisamente baratos. Los principales aparcamientos son Arce y Fornace. Nosotros aparcamos en el parking Fornace. Pasamos 6 horas en Piran y nos costó 8,50€.

Desde el parking de Fornace sale un bus lanzadera hacia el centro de Piran o, si lo preferís, podéis llegar al pueblo por un agradable paseo por la costa. Nosotros optamos por ir andando y disfrutar del día soleado que nos tocó.

Información práctica

Página oficial de turismo de Piran

  Alojamiento en Piran

Vuelos baratos

Visitas guiadas y excursiones en Eslovenia

Descuento de 15 € en Booking

Descuento en Airbnb

5% de descuento en IATI Seguros

 

 

Deja un comentario

Close