Rasnov, visita a la ciudadela medieval más famosa de Transilvania

Frondosos bosques, castillos medievales y leyendas impregnan la región rumana de Transilvania a la que inevitablemente le rodea un halo de misterio. Entre las poblaciones de Bran y Brasov encontramos una de las más fortalezas más antiguas y mejor conservadas de Rumania: la ciudadela medieval de Rasnov.

Puede que no sea una de las visitas imprescindibles en la región, pero si vais con tiempo merece la pena dedicarle un par de horas a descubrir esta fortificación medieval. Nosotros la visitamos de camino al castillo de Peles aunque hay mucha gente que suele contratar la excursión junto con el castillo de Bran.

Si no tenéis vehículo propio, aquí podréis reservar la excursión al castillo de Bran y la fortaleza de Rasnov.

Nada más llegar a Rasnov, nuestra mirada se alza rápidamente hacia la ciudadela que se erige sobre un frondoso bosque. Al igual que Brasov, Rasnov es fácilmente reconocible por su cartel al más puro estilo Hollywood que desentona un poco con los aires medievales del lugar.

Ciudadela de Rasnov, Rumania

Los orígenes de la ciudadela de Rasnov se remontan al siglo XIII cuando los caballeros teutones construyeron la fortificación para protegerse de las invasiones tártaras. Más adelante, la fortaleza pasó manos de los húngaros y, más tarde a los sajones, quienes utilizaron la fortaleza como refugio para proteger a los habitantes de las aldeas de Transilvania de las invasiones de los otomanos.

Se distingue de otras fortalezas porque en su interior se edificó un nucleo urbano dónde se asentaba la población durante los largos asedios. A partir del siglo XVI, se construyeron casas, una escuela y una capilla, constituyendo un completo asentamiento medieval.

A pesar de su abandono a partir del siglo XVIII, hoy en día podemos visitar el recinto amurallado y sus torres, ver una reconstrucción parcial del antiguo poblado, pasear por las ruinas y disfrutar de unas magníficas vistas de Rasnov y de los bosques que rodean la fortaleza.

Datos práticos

  • Aparcamiento

Junto al desvió que nos lleva directamente a la fortaleza encontraréis un aparcamiento dónde necesariamente tendréis que dejar el coche.  Aunque hay un pequeño tren turístico que cubre el tramo entre el parking y la fortaleza (5 RON), el trayecto se puede hacer perfectamente a pie (10min).

  • Precio

La entrada cuesta 12 RON, aproximadamente 3 euros.

  • Tiempo de visita

La visita a la ciudadela os llevará alrededor de 1h.

La visita a la ciudadela de Rasnov

Empezamos la visita por lado este de la fortaleza atravesando la primera línea de murallas por la torre Turnul Bathory. Merece la pena subir a la torre para obtener una vista panorámica del recinto y de los alrededores.

Continuamos hacia el núcleo de la ciudadela, dejando a nuestra derecha los restos de una antigua capilla. Rápidamente llegamos a la entrada principal protegida por una barbacana, una típica estructura medieval que permitía defender mejor la puerta.

Barbacana de la fortaleza de Rasnov

Dada su ubicación sobre una empinada colina rodeada de frondosos bosques y un notable sistema defensivo compuesto por nueve torres, dos barbacanas y un puente levadizo, la fortaleza se convirtió en un lugar prácticamente inexpugnable. Prueba de ello, es que Rasnov solo se rindió una vez, en 1612, y fue porque los invasores lograron cortar el suministro de agua de la fortaleza.

Ello obligó a la construcción de un pozo dentro de la fortaleza que aun es visible hoy en día. Cuenta la leyenda, que el pozo fue cavado por dos prisioneros turcos sobre la roca con la promesa de que serían liberados cuando el pozo estuviera terminado. El pozo de 150m de profundidad tardó 17 años en completarse.

Ya en el interior de la ciudadela lo más llamativo es la reconstrucción del asentamiento que nos permite hacernos una idea de como era la vida en el interior. Dentro de la ciudadela encontramos algunas tiendas de artesanía así como un pequeño museo con armas, herramientas y diversos objetos de la época.

Interior de la ciudadela de Rasnov

No os vayáis sin recorrer un pequeño tramo de las murallas con las mejores vistas a Rasnov.

Vistas desde la Fortaleza de Rasnov

Otro de los atractivos de la visita a la ciudadela es la ubicación. Desde lo más alto del recinto, junto a las ruinas de la capilla, podremos disfrutar de unas impresionantes a vistas de los bosques que rodean Rasnov.

Murallas de la ciudadela de Rasnov

Hasta aquí la visita la visita a Rasnov y su ciudadela fortificada, una parada a tener en cuenta en vuestro paso por Transilvania.

Información práctica

Te dejamos algunos enlaces prácticos para preparar tu visita a Rasnov:

Página oficial de Turismo

Alojamiento en Transilvania

Vuelos baratos

Visitas guiadas y excursiones desde Brasov

Alquiler de coche 

Descuento Airbnb

Deja un comentario

Close