SUSCRIBETE

  • Home
  • /
  • Europa
  • /
  • Ruta de 4 días por la Provence: de Les Beaux de Provence a Roussillon

Ruta de 4 días por la Provence: de Les Beaux de Provence a Roussillon

Cómo sabéis, Francia es uno de nuestros destinos favoritos y dada su cercanía lo convierten en el destino ideal para hacer pequeñas escapadas. Hace tiempo que os queríamos hablar de la Provence una de las zonas con más encanto del país galo. Nosotros realizamos un pequeño road trip por esta región francesa durante 4 días, tiempo suficiente para hacernos una idea de todas las posibilidades que ofrece esta regíon y quedarnos con ganas de repetir.

Para realizar esta ruta elegimos un apartamento cerca de la localidad de Cavaillon, justo en el centro de todas las visitas para no tener que ir cambiando de alojamiento con tan pocos días. Es un apartamento pequeño pero muy coqueto con una piscina y vistas al Luberon. Nuestra experiencia fue muy buena así que si queréis realizar la misma ruta es una buena opción. Os dejamos un descuento para Airbnb por si os animáis.

Ahora sí, os dejamos con nuestro itinerario de 4 días para descubrir la Provence 🙂

Día 1. Menerbes, Bonnieux, Lacoste, Lourmarin, Ansouis e Isle sur la Sorgue,

Arrancamos el primer día con mucha ilusión desde nuestro alojamiento rural cerca de Cavaillon. Nos paramos a desayunar en la pequeña localidad de Robion y empezamos el recorrido desde ahí. La distancia entre los pueblos es bastante pequeña y además no son muy grandes por lo que la visita a cada pueblo no nos llevó más de una hora y media. Entre Menerbes y Ansoius solo separan 32 km por lo que si vais en verano podréis ver todos los pueblos el mismo día.

En esta ruta destacan las villas de Menerbes, Lourmarin y Ansouis las cuales forman parte de la prestigiosa lista de Les Plus Beaux Villages de France. Además, Lourmarin y Ansouis cuenta con dos castillos que se pueden visitar. Nosotros solo encontramos abierto el de Lourmarin y es una visita muy recomendable. Por lo demás, el encanto lo encontráis paseando por sus calles y disfrutando del entorno.

También destacar la visita a Lacoste, no solo por su coqueto centro histórico medieval sino también por su historia ya que el castillo que corona el pueblo fue habitado por Donatien Alphonse François de Sade, más conocido como el Marqués de Sade.

Para acabar el día, visitamos Isle sur la Sorgue, mucho más grande y animado pero que nos supo a poco después del encanto de los otros pueblos.

Información sobre el Castillo de Lourmarin

Horarios:

  • Junio, julio y agosto: de 10 a 18:30
  • Mayo y septiembre: de 10.00 a 12:30 y de 14:30 a 18:00
  • Marzo – abril – octubre: de 10:30 a 12:30 y de 14:30 a 17:00
  • Febrero, noviembre y diciembre: de 10:30 a 12:30 y de 14:30 a 16:30
  • Enero: abierto los sábados y domingos: de 10:30 a 12:30 y de 14:30 a 16:30.

Tarifas:

  • Adultos: 6,80 €
  • Estudiantes: 4 €
  • 10 – 16 años: 3 € /- 10 años: gratis

Información sobre el Castillo de Ansouis

Horarios:

  • Del 1 de abril al 15 de junio y del 15 de septiembre al 31 de octubre las visitas son a las 15h
  • Del 15 de junio al 15 de septiembre las visitas son a las 15h y 16h30

Tarifas:

  • Adultos: 10 €
  • Niños +6: 8 €

Día 2. Gordes, Abadia de Senanque, Roussillon y Pont du Gard

El segundo día fue uno de mis favoritos por su variedad. Tras comprar algunos dulces en la “Boulangerie” más cercana en Cavaillon, nos dirigimos a la población de Gordes, reconocida como una de las villas más pintorescas de toda Francia (y una de las más visitadas). Gordes está situado sobre una colina dominando el Parque Natural del Luberon en el corazón de la Provence y su centro histórico es un laberinto de calles empedradas sobre la ladera que vale la pena recorrer.

Muy cerca de Gordes, vale la pena acercarse a la Abadía cisterciense de Senanque que se encuentra a pocos minutos en coche en un valle rodeada por campos de lavanda. Nosotros no tuvimos la suerte de ver la lavanda florecida pero si buscáis la típica estampa con campos de lavanda seguro que aquí la conseguiréis.

Continuamos la ruta por Roussillon, un pueblo totalmente diferente a los que habíamos visitado hasta el momento. Lo más llamativo es el color rojizo de sus casas histórico debido a que al junto al pueblo se encuentra uno de los depósitos de ocre más grandes del mundo.

En Gordes y Roussillon encontraréis decenas de sitios para comer pero la mayoría para turistas o presupuestos altos. Si queréis disfrutar de precios más populares os aconsejamos que salgáis de las rutas convencionales y os paréis en los pueblos que no salen en las guías. Seguro que encontraréis algún “Menu du jour” bueno y barato 🙂

Por la tarde, nos dirigimos a una de las visitas más esperadas del viaje, el imponente Pont du Gard. Es sin duda alguna uno de los monumentos más grandiosos del imperio y después del Coliseo el que más me ha sorprendido. El Pont du Gard es un gigantesco acueducto situado construido en el siglo I d.C. La verdad que uno no espera semejante obra de ingeniería solo con ver las fotos pero la realidad es que el puente antiguo más alto del mundo no deja indiferente a nadie.

Día 3. Avignon

El tercer día lo dedicamos íntegramente a la ciudad de Avignon. Está hermosa ciudad se encuentra a orillas del Río Rodano y su fama se debe a una etapa concreta de su historia, el Papado de Avignon. Así se conoce el periodo entre 1309 y 1377 dónde siete Papas residieron en la ciudad. Avignon conserva las huellas de su esplendoroso pasado histórico: el Palacio de los Papas, el puente Saint Bénezet y sus murallas. El conjunto ha sido catalogado como Patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Además de los anteriores monumentos, no os olvidéis de pasear por el centro histórico de Avignon o visitar algunos de sus museos. La ciudad no tiene desperdicio.

Os dejamos un enlace con nuestra visita a Avignon.

Día 4. Les Beaux de Provence, Arlés y castillo de Tarascón.

Último día de nuestra pequeña ruta por la Provence y lo dedicamos a descubrir tres lugares variopintos. La primera visita fue Les Beaux de Provence, un pueblo medeival en el corazón del Parque Natural de Les Alpilles. Lo que hizo realmente especial la visita fue el entorno y la situación del pueblo encaramado en la montaña. El interior del pueblo es muy bonito pero en la línea de los pueblos que visitamos los días anteriores. En la cima se erige un castillo en ruinas que nosotros no visitamos (aunque las vistas desde arriba seguro que merecían la entrada).

La siguiente parada fue Arlés, una ciudad declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO y que nos hubiera gustado explorarla con más tiempo. Estoy seguro que repetiremos la visita con más calma.

Dicen que Arlés es la ciudad que cuenta con más monumentos romanos después de la mismísima Roma. El teatro, el anfiteatro, los baños de Constantino o la criptopórtico del foro son alguno ejemplos aunque Arlés no solo es Roma. También destaca la arquitectura romanesca presente en sus iglesias, sus plazas y casas palaciegas. En la página oficial encontraréis toda la información necesaria para exprimir al máximo esta ciudad francesa.

Y no os vayáis de Arlés sin disfrutar de un paseo a orillas del Ródano 😉

Para acabar el día, nos acercamos a Tarascón para maravillarnos con uno de los castillos medievales más bellos de Francia. Fue una visita totalmente inesperada pero que nos encantó. El castillo del siglo XV se levanta en la misma orilla del río Rodano y  su estado de conservación es inmejorable. En la web oficial del castillo encontraréis toda la información para organizar la visita.

Hasta aquí nuestra ruta de 4 días por la Provence. Nos dejamos muchos lugares por conocer pero estamos seguro que volveremos a esta encantadora región de Francia.

Si queréis descubrir más lugares con encanto de Francia no os perdáis nuestra lista con los pueblos más bonitos del Sur de Francia.

Os dejamos algunos enlaces prácticos para organizar vuestra ruta por la Provence:

Deja un comentario

Close