Cami de s'Escolta

Ruta circular por el Camí de S’Escolta y sus miradores

Hoy os traemos una bonita ruta circular cerca de Valldemossa que transcurre en parte por el antiguo Camí de s’Escolta. Se trata de una excursión corta, sin apenas desnivel y muy recomendable que nos permitirá descubrir algunos de los más bellos miradores que mandó construir el Archiduque Luis Salvador en estas tierras hace más de un siglo. Sin duda, otro recorrido por la costa de la Sierra de Tramuntana que nos ha conquistado y que no tardaremos en repetir.

Camí de s’Escolta

Según hemos podido leer, el camino o Camí de s’Escolta es un antiguo camino de vigilancia costera del que ya se tiene constancia a mediados del siglo XVI y cuyo objetivo era controlar la llegada de piratas y corsarios a las costas mallorquinas. Cabe recordar, que el siglo XVI fue un periodo de gran convulsión en el Mar Mediterráneo por las constantes disputas con el Imperio Otomano y las continuas incursiones de corsarios turcos o berberiscos. De hecho, la mayor parte de atalayas y torres defensivas de la isla fueron construidas en esa época.

El camino de s’Escolta fue rehabilitado siglos más tarde por el Archiduque Luis Salvador quién mandó construir también varios miradores, los cuales se encuentran en muy buen estado de conservación.

Tras varios años de disputa con las propiedades colindantes, en la actualidad podemos llegar fácilmente al Camí de s’Escolta y disfrutar de uno de los más bellos caminos panorámicos de Mallorca.

Datos prácticos

  • Duración 1h.
  • Distancia recorrida aprox. 2,5km.
  • Ruta circular.
  • Dificultad fácil.

Descripción de la ruta

El inicio de la excursión lo encontramos en la carretera Ma-10 que une Valldemossa con Deià. Estacionamos el coche unos 350 m antes de llegar a Can Costa en una zona amplia de parking en el margen izquierdo de la carretera.

Al ser una ruta circular podemos elegir iniciar la excursión tanto desde la barrera que da acceso al camino junto a Can Costa, como 500 m antes por el conocido como Camí de s’Abocador. Nosotros elegimos este último. Aunque no hay ninguna señal que marque el inicio de la ruta, un cártel de “cerrar siempre las barreras” nos indica que estamos en el camino correcto. Ya os adelantamos que, aunque no hay ningún panel informativo de la ruta, nosotros no tuvimos ningún problema para encontrar el camino correcto. Lo más importante es seguir el sendero marcado y no desviarse por ninguno de los caminos privados que nos encontraremos a lo largo del recorrido.

Inicio de la excursión Cami de s'Escolta

Inicio de la excursión Camí de s’Escolta

Las primeras sensaciones son buenas ya que el Camí de s’Abocador discurre bajo un bonito encinar junto al pequeño torrente de Sa Noguera. Rápidamente dejamos a nuestra derecha la finca de Can Franquet y tras unos minutos por este camino llegamos al desvío que nos llevará al Camí de s’Escolta.

Nos encontramos con barreras de este tipo a lo largo de todo el recorrido y es importante dejarlas siempre cerradas.

En dirección al Camí de s'Escolta

En dirección al Camí de s’Escolta

Continuamos por el sendero que transcurre entre olivos y formaciones rocosas dejando a nuestras espaldas la bella silueta de la montaña del Voltor.

Seguiremos el sendero marcado y perfectamente delimitado pasando sucesivas barreras con rejilla y muros de piedra seca.

Caminando junto a los muros de piedra seca

Caminando junto a los muros de piedra seca

Finalmente, el camino acaba enlazando con el antiguo Camí de S’Escolta. A partir de este momento nos iremos encontrando los diferentes miradores de la ruta.

El desvío al Camí de s’Escolta es posiblemente el punto más lioso de la excursión ya que parece que el sendero continúa pero tenemso que girar a la derecha y pasar la barrera de rejilla. Si os pasáis el desvío os daréis cuenta porque en unos minutos llegáis a la carretera va al Puerto de Valldmossa.

Desvío hacia el camí de S'Escolta

Desvío hacia el camí de S’Escolta

Mirador des Barranc

El primero de todos es el Mirador des Barranc, situado como su propio indica sobre un precipicio a unos 400m de altura. Desde este punto divisamos claramente el valle formado por los torrentes que desembocan en el puerto de Valldemossa.

Mirador des Barranc

Mirador des Barranc

El sendero continúa hacia el norte por la zona conocida como Sa Planeta hasta alcanzar el segundo mirador.

Mirador des Port

Como indica su denominación, el Mirador des Port disfruta de una vista privilegiada sobre el Puerto de Valldemossa o Sa Marina. También se sitúa sobre los 400 m de altitud. Por su forma, nos pareció el mirador más bonito de la ruta.

Mirador des Port

Mirador des Port

Mirador des Port

Camí de S’Escolta

Puerto de Valldemossa desde el Mirador des Port

Puerto de Valldemossa desde el Mirador des Port

Hasta la siguiente parada, encontramos uno de los tramos mejor conservados del Camí de s’Escolta.

Balcón con vistas

Unos metros más adelante vale la pena desviarnos del camino a nuestra izquierda para acercarnos a un curioso balcón con varios asientos de hierro forjado muy originales.

Balcón y asientos de hierro

Balcón y asientos de hierro

Mirador de la Volta de S’Escolta

Retomamos el Camí de s’Escolta y en cinco minutos más llegamos al cuarto y último de los miradores conocido como Mirador de la Volta de s’Escolta. Es un mirador de reducidas dimensiones con pequeño banco de piedra pero que también nos ofrece unas magníficas vistas. Desde este lugar alcanzaremos a ver Sa Foradada, la finca de s’Estaca con su inconfundible color blanco, la torre de Can Costa de estilo neoárabe y la torre de Son Galcerán.

Mirador de la Volta de S'Escolta

Mirador de la Volta de S’Escolta

Vistas desde el Mirador de la Volta de S'Escolta

Vistas desde el Mirador de la Volta de S’Escolta

Antiguamente, se podía seguir un poco más por el Camí de s’Escolta hasta el mirador de sa Font Figuera pero actualmente el acceso está cerrado. Así pues, tras el último mirador, continuamos por el sendero que avanza entre fincas privadas y pasando algunas barreras más hasta llegar de nuevo a la carretera Ma-10 a la altura de Can Costa.

Para regresar al coche, cruzamos la carretera y ascendemos unos metros por el camino de la Ermita de la Santísima Trinidad el cual abandonamos rápidamente para seguir el camino paralelo a la carretera. De esta manera, evitamos caminos por este tramo asfaltado que nos pareció más peligroso.

 

Si te ha gustado este artículo, no te pierdas estos otros lugares y excursiones por Mallorca 🙂

Información práctica y actividades

Te dejamos algunos enlaces prácticos para preparar tu visita a Mallorca:

Página oficial de turismo de Mallorca

  Alojamiento en Mallorca

Visitas guiadas y excursiones

Vuelos baratos a Mallorca

2 Comments

Deja un comentario