Ruta por la provincia de Tarragona

Ruta de 4 días por los lugares más bonitos de la provincia de Tarragona

¿Quién dice que para descubrir lugares increíbles hay que irse lejos? En esta ocasión ha sido el turno de la provincia de Tarragona que nos ha demostrado con creces que cuenta con un magnífico patrimonio histórico y natural. Os proponemos una ruta de 4 días por Tarragona descubriendo algunos de los lugares más bonitos de la provincia entre monasterios, pueblos y hasta un acueducto romano. En cuatro días pudimos sintetizar lo mejor de interior de la provincia de Tarragona dejando para otra ocasión la mayor parte de destinos costeros ya que al ser de Mallorca nos llama algo menos la atención.

Nuestro itinerario nos llevó a descubrir monasterios cistercienses, pueblos con encanto y hasta un acueducto romano, además de disfrutar de la gastronomía y naturaleza de la provincia catalana. Si queréis descubrir más sobre nuestra escapada a la provincia tarraconense ¡Sigue leyendo!

Día 1. Monasterio de Santes Creus, Montblanc y Monasterio de Santa Maria de Poblet.

El primer día de ruta lo dedicamos a visitar dos de los monasterios más importantes que conforman la Ruta del Císter, así como la ciudad amurallada de Montblanc.

Monasterio de Santes Creus

Salimos a primera hora de Barcelona y en poco más de una hora llegamos a nuestro primer destino: el Monasterio de Santa Maria de Santes Creus. Este imponente complejo fundado en el año 1160 se encuentra en el municipio tarraconense de Aiguamurcia. Fue la primera comunidad monástica de la orden del císter en Cataluña y el lugar elegido para el reposo de los principales monarcas de la Corona Aragón. Un lugar de gran belleza e importancia histórica que no puede faltar si visitáis la zona.

Monasterio de Santes Creus, Ruta del Cister, Tarragona

Tras dar un paseo por los alrededores nos adentramos al complejo monástico a través de la puerta de la asunción de estilo barroco. El primer recinto es una gran plaza rectangular rodeada de las antiguas dependencias monacales y dónde destaca la fachada de la iglesia. Ya en el interior del monasterio, lo que mas me sorprendió fue el claustro gótico y los impresionantes frisos de las columnas. Desde el claustro principal podemos acceder a un segundo claustro en peor estado conocido como el claustro viejo. Desde este segundo claustro se accede al patio del Palacio Real. Dentro de la iglesia encontramos las tumbas reales de los monarcas Pedro III y Jaime II.

Al ser el único de los monasterios de la ruta del Císter que no tiene vida monástica, se pueden visitar la mayoría de estancias del monasterio.

  • Entrada: 5,50 euros (incluye audio guía)
  • Página web con información sobre el Monasterio.

A continuación, os dejamos con algunas fotos de nuestra visita al complejo monástico y alrededores:

Montblanc

En menos de media hora llegamos al siguiente destino: Montblanc, también conocido como Montblanch. Importante ciudad histórica tarraconense que puede presumir de ser una de las ciudades medievales mejor conservadas de España. Montblanc conserva numerosos vestigios de su rico pasado histórico más allá de las murallas por lo que vale la pena perderse por sus calles. Estos son algunos de los principales lugares que ver en Montblanc:

  • Murallas. Montblanc es uno de los mayores complejos amurallados de Cataluña. La mejor manera de descubrirlo es dando un paseo alrededor de las murallas.
  • Playa Mayor. Típica plaza catalana con soportales. Hay varias cafeterías donde poder tomar algo. El elemento más destacable son los antiguos medidores de grano del siglo XVI. La última vez que vimos unos similares fue en Sos del Rey Católico en la provincia de Zaragoza.
  • Iglesia de Santa María la Mayor. Erigida en el siglo XIV y situada en una zona elevada dominando la población. En su interior encontramos el órgano más antiguo de Cataluña. El acceso es gratuito.
  • Antiguo Hospital de Santa Magdalena. Destaca su claustro interior aunque nosotros nos tuvimos que conformar con verlo tras el cristal de la puerta porque estaba cerrada.
  • Iglesia de San Miguel. Interesante iglesia románica, con carácter austero dónde destaca su torre.
  • Pont Vell. Antiguo puente medieval situado en las inmediaciones del pueblo.

Monasterio de Santa Maria de Poblet

A penas 10 km nos separan de la siguiente parada, el monasterio de Santa Maria de Poblet situado en el municipio de Vimbodí, en la comarca de la Conca de Barberá. Poblet es uno de los monasterios más grandes de Europa y la joya de los monasterios cistercienses. Visitar este impresionante conjunto arquitectónico fue uno de los motivos que nos animaron a planear esta ruta por el interior de Tarragona.

El monasterio se fundó en el siglo XII y en su arquitectura son visibles elementos del románico, gótico,renacentista y barroco, que han sabido conjugarse con armonía. En el siglo XIV sustituyó al monasterio de Santes Creus como panteón real de los monarcas de la Corona de Aragón.

Monasterio de Poblet, Ruta del Cister, Tarragona

En 1991, el monasterio de Santa Maria de Poblet fue declarado por la UNESCO  Patrimonio Mundial de la Humanidad  y en la actualidad sigue albergando una importante comunidad monástica. Algunas de los lugares que más nos impresionaron de Poblet fueron:

  • La iglesia. Es uno de los mejores ejemplos de templo cisterciense. En su interior destacan especialmente las tumbas reales sobre arcos de piedra y el fabuloso retablo tallado en alabastro.
  • La puerta real. Las enormes torres góticas y los gruesos muros dan aires de castillo medieval al monasterio.
  • La inmensidad del complejo monástico y las solemnes salas.
  • El claustro.

La visita nos llevó alrededor de una hora-hora y media. Luego aprovechamos para dar una vuelta en los alrededores para disfrutar de las vistas del complejo. Si tenéis algo más de tiempo, podéis realizar una excursión hacia alguno de los miradores cercanos y así obtener una vista panorámica del monasterio.

  • Horarios de lunes a sábado (13 octubre – 15 marzo): de 10:00 a 12:30 y de 15:00 a 17:25.
  • Entrada básica: 8,50 € (sin guía) / 10 € (con guía).
  • Página web del monasterio.

Nos alojamos muy cerca del monasterio, Sercotel Villa Engracia. El alojamiento era un pequeño apartamento sencillo pero más que suficiente para reponer fuerzas. Lo mejor es que desde la ventana de la habitación teníamos vistas al monasterio de Poblet.

Monasterio de Poblet, visita imprescindible en la provincia de Tarragona

Día 2. Prades, Farena y Siurana

Prades

Iniciamos la segunda jornada con una visita a Prades. Un pueblo tranquilo donde predominan los edificios de piedra rojiza. En la oficina de turismo nos explicaron los principales puntos de interés empezando por la puerta fortificada. Si atravesamos la puerta nos recibe la plaza rodeada de soportales donde encontramos la iglesia y una fuente renacentistas con el característico color rojizo. Podemos continuar por la calle mayor hasta llegar a los restos del castillo. Desde ahí descendemos por la Costa del castell hasta la otra entrada del pueblo junto al río. Si salimos por aquí podremos apreciar los restos de la muralla y nuestra izquierda la casa más antigua del pueblo que data del siglo XIII.

Qué ver en Prades, Tarragona

Además a lo largo del pueblo encontraremos fotografías en blanco y negro de algunos de sus habitantes. Una interesante manera de descubrir el estilo de vida de sus gentes.

Farena y el Toll de l’Olla

Tras la visita a Prades ponemos rumbo hacia Farena. Farena es una pequeña aldea de casas de piedra que se levanta sobre un promontorio rocoso. Vale la pena perderse por sus callejuelas con rincones muy fotogénicos.

Si por algo destacan las Muntanyes de Prades son por las numerosas rutas de senderismo que existen en la zona. Aunque no llevábamos la ropa adecuada nos animamos a realizar la excursión al Toll de l’Olla (1h 30 min ida y vuelta). Se trata de un pequeño salto de agua, bastante concurrido en verano ya que forma una “olla” que parece una piscina natural.

Excursión al Toll de l'Olla, Farena, Tarragona

Volvimos a Prades para comer en el restaurante Pep Cardona. El menú de mediodía en domingo tenía un precio de 23 € y contaba con una gran variedad de primeros y segundos y los platos eran elaborados.  Sin duda una buena opción para comer en la zona.

Siurana, uno de los pueblos más impresionantes de Tarragona

Por la tarde, visitamos Siurana, uno de los pueblos que más nos gustó del viaje por la provincia de Tarragona. Su situación en la cima de la montaña con vertiginosas vistas sobre el Pantano de Siurana merecen por si solas una visita a esta pequeña localidad.

Siurana, uno de los pueblos más bonitos de Tarragona

Si además de los miradores, le añadimos los restos de una fortaleza árabe, último reducto musulmán en Cataluña, una iglesia románica y un entramado de encantadoras casas de piedra no nos faltan razones para recomendar este lugar. Sin duda uno de los más impresionantes de la provincia de Tarragona.

Para acabar el día, bajamos hasta el pantano de Siurana.

Nos alojamos en la zona, en el tranquilo pueblo de Poboleda, concretamente en los apartamentos Populetus.

Día 3. Vilella Baixa, Miravet y Horta de Sant Joan

Esta fue una de las jornadas más completas del viaje. A primera hora de la mañana nos acercamos a la Cartuja de Escaladei aunque al ser lunes se encontraba cerrada. Nos tuvimos que conformar con verla desde el exterior.

Vilella Baixa

Continuamos nuestro itinerario con la visita a Vilella Baixa conocido como el nueva york del priorat por la altura de algunos de sus edificios. El principal atractivo es la vista del pueblo desde el paseo. Tras dar una vuelta por el interior del pueblo y acercarnos hasta el puente donde se cruzan los dos ríos que pasan por Vilella Baixa, decidimos continuar con nuestro recorrido.

Vilella Baixa, uno de los pueblos más bonitos de la provincia de Tarragona

Miravet, otro de los pueblos más bonitos de Tarragona

El próximo destino fue Miravet que, junto a Siurana, fue uno pueblos que más nos gustó del viaje y que consideramos de visita obligada en cualquier ruta por la provinica de Tarragona.

Miravet se encuentra a orillas del río Ebro y está coronado por un espectacular castillo templario construido sobre una antigua fortaleza árabe. Las mejores vistas de Miravet las encontramos desde un pequeño muelle antes de llegar a la población. La primera impresión nos recordó a algunos pueblos del sur de Francia como Beynac et Cazenac o La Roque-Gageac.

Miravet, posiblemente el pueblo más bonito de la provincia de Tarragona

Iniciamos el paseo por la calle que asciende junto al río Ebro hasta llegar a la Iglesia Vieja que data del siglo XVI. Frente a la misma hay un balcón con vistas al río Ebro.

El casco antiguo de Miravet es bastante pequeño pero al mismo tiempo coqueto.

Miravet, uno de los pueblos más bonitos de España

Desde la iglesia iniciamos el pronunciado ascenso hasta el castillo. A medida que cogemos al altura las vistas sobre Miravet y el río Ebro son cada vez más espectaculares.

Vistas de Miravet desde el castillo

Ya en la cima, nos reciben los sobrecogedores muros de 40 m de altura del castillo de Miravet. El castillo templario fue levantado en el siglo XII sobre la anterior fortaleza árabe. Castillo de Miravet, uno de los más bonitos de TarragonaCastillo de Miravet, Tarragona

Nosotros nos encontramos con el castillo cerrado y no pudimos visitarlo por dentro. Por lo que hemos leído, la restauración de su interior no ha sido del todo acertada pero nos permite hacernos una idea de la estructura de la fortaleza.

Aun así, os animamos a subir hasta arriba no solo por ver de cerca fortificación sino también para disfrutar de las vistas panorámicas sobre el río Ebro.

Río Ebro a su paso por Miravet, Tarragona

Ese mismo día también nos dio tiempo a acercarnos a la Provincia de Teruel concretamente a la comarca del Matarraña para visitar Valderrobres y Calaceite. Dos pueblos que también se encuentran entre más bonitos de España. A ellos les dedicaremos un articulo aparte ya que no forman parte de la ruta por Tarragona.

Horta de Sant Joan

A última hora de la tarde llegamos a la población de Horta de Sant Joan en la comarca de Terra Alta. Horta de Sant Joan se sitúa en lo alto de una colina y es visible desde varios kilometros en la distancia. El núcleo antiguo del pueblo conserva un bonito conjunto medieval en el que destaca su plaza mayor con los típicos soportales y la iglesia. También merece la pena perderse por sus calles y el barrio del castillo, donde antiguamente se levantaba una fortaleza. Así fue como descubrimos la antigua casa del Diezmo, la casa renacentista más notable de la villa.

Plaza Mayor de s'Horta de Sant Joan, Tarragona

Durante la visita descubrimos la vinculación de Horta de Sant Joan con el pintor malagueño Pablo Picasso, quien residió en dos ocasiones en la población tarraconense. Un pequeño museo alberga algunas reproducciones de la obra del pintor relacionada con Horta de Sant Joan.

Día 4. Tortosa, Pont del Diable, Castillo de Tamarit y Altafulla

Llegamos a la última jornada del viaje. Salimos a primera hora de la mañana rumbo a Tortosa, trayecto que no nos lleva más de 1h por la carretera nacional que discurre junto a la orilla del Ebro.

Tortosa

Llegamos a Tortosa y decidimos aparcar en la zona nueva aunque el casco histórico está concentrado en el margen izquierdo del río Ebro. Cruzamos a la otra orilla por el Puente del Estado dejando atrás la iglesia del Rosario la cual fue reconstruida tras la Guerra Civil. Con motivo de la Guerra Civil también se erigió Monumento conmemorativo de la Batalla del Ebro.

Antes de iniciar la ruta por el centro histórico nos acercamos a la oficina de turismo para hacernos con un mapa y adquirir la Tortosa Card ya que teníamos intención de visitar varios monumentos. Ademas, la oficina de turismo esta situada en un edificio modernista de principios de siglo que merece por si mismo una visita.

Ahora sí, con el mapa en mano, iniciamos la ruta frente catedral de Tortosa o catedral de Santa Maria de Tortosa, uno de los mejores ejemplos del gótico catalán. Entre los elementos más importantes destacamos:

  • Claustro gótico.
  • Puerta de la Olivera de estilo barroco y que da acceso al claustro.
  • Retablo mayor gótico de Santa María.
  • Las vidrieras policromadas de estilo gótico.
  • La capilla barroca dedicada a la Virgen de la Cinta.
  • Fachada principal de estilo barroco.

Además, la catedral cuenta con una exposición permanente con varias salas en la que se conservan interesantes obras de arte y litúrgicas.

Frente a la catedral encontramos el palacio episcopal, una magnífica obra del gótico civil en Tortosa. El palacio se organiza entorno a un bonito patio con arcadas ojivales que decoran las distintas galerías. Es posible visitar la capilla del siglo XIV. Si se encuentra cerrada podéis pedir que os abran la puerta en la recepción.

Continuamos la visita por Plaza de la Senyora de la Cinta donde encontramos la casa Grego, el edificio modernista más importante de Tortosa.

A continuación nos acercamos a los Reales Colegios y el centro de interpretación del renacimiento. Lo más llamativo es el precioso patio renacentista que es considerado uno de los mejores ejemplos del renacimiento en Cataluña.

Ahora toca subir a la parte alta de Tortosa para ver de cerca el castillo de San Juan, más conocido como castillo de la Suda. El castillo tiene sus orígenes en la fortaleza construida durante el califato de Abderraman III en el siglo X y domina desde las alturas el casco antiguo de Tortosa. A lo largo de la historia ha tenido diversos usos, convirtiéndose incluso en unas de las residencias favoritas de Jaime I de Aragón. En la actualidad alberga un parador de turismo.

Vale la pena observar la imponente estructura defensiva aunque personalmente creo que se ve más espectacular desde la distancia. Lo mejor, sin duda, son las vistas panorámicas sobre Tortosa y el río Ebro que obtenemos desde la torre de Túbal, también conocida como Punta del Diamante.

Continuamos la visita hacia el Jardín del Príncipe, que guarda una interesante colección de estatuas al aire libre del artista Santiago de Santiago y un jardín botánico. Desde el jardín podremos acceder subir a un tramo de  muralla del siglo XIV. Desde la muralla se puede observar la antigua judería, del que solo queda el urbanismo. La entrada está incluida en la Tortosa Card.

Finalmente, en la zona alta, podremos visitar también los restos la fortaleza avanzada de San Juan del siglo XVII. El entramado defensivo de Tortosa es reseñable aunque gran parte esta en mal estado de conservación.

Por último, regresamos a la parte baja para acabar nuestro recorrido en el Convento de Santa Clara que guarda los restos de un antiguo claustro gótico del siglo XIII. El acceso al Convento no está incluido en las Tortosa Card, por lo que tenemos que abonar el donativo de 1€ para acceder al mismo.

Pont del Diable, el acueducto de Tarraco

Tras pasar la mañana en Tortosa, empezamos nuestro a camino de regreso a Barcelona. Como aún teníamos día por delante aprovechamos para realizar algunas visitas más. La primera de ellas fue el acueducto romano de Ferreres, también conocido como el Pont del Diable. Se trata de una de las obras de antigua Roma más importantes de la península ibérica, solo comparable con el acueducto de Segovia. El Pont del Diable fue construido en el siglo I aC y sirvío para abastecer la importante ciudad de Tarraco. El acueducto estuvo en funcionamiento hasta el siglo XVIII.

Para acceder al acueducto deberemos completar un pequeño paseo de 10 minutos por el bosque.

Acueducto Pont del Diable, Tarragona

Castillo de Tamarit

De camino a Altafulla, la que sería la última visita del viaje, nos desviamos al castillo de Tamarit, para ver la imagen exterior de esta fortaleza de origen medieval junto al mar Mediterráneo. Al ser de propiedad privada nos tenemos que conformar con la vista exterior.

Castillo de Tamarit, Tarragona

Altafulla

Para acabar este viaje por algunos de los lugares más bonitos de Tarragona,  decidimos hacer una visita express a la localidad de Altafulla.  En nuestra breve parada pudimos dar un paseo por el casco histórico, conocido como Vila Closa, hasta llegar a las inmediaciones del castillo. Además del castillo y los restos de las murallas, destaca un conjunto de casas señoriales del siglo XVIII. Lamentablemente, nos faltó tiempo para dar un paseo por la zona costera de Altafulla.

Qué ver en Altafulla, Tarragona

Con Altafulla, pusimos fin a esta ruta de 4 días por los lugares más bonitos de la provincia de Tarragona. Nos dejamos muchos sitios, pero estamos seguros que en esta selección se encuentran muchos de los lugares que no puedes perderte si visitas Tarragona.

No dudéis en comentar para incluir otros sitios qué ver en Tarragona.

Información práctica

Página web sobre la Ruta del Císter

  Alojamiento en la provincia de Tarragona

Visitas guiadas y excursiones en Cataluña

Vuelos baratos 

Alquiler de coche 

Descuento en Airbnb

Deja un comentario

Close