• Home
  • /
  • España
  • /
  • Visita al Monasterio de Miramar, tras los pasos de Ramon Llull

Visita al Monasterio de Miramar, tras los pasos de Ramon Llull

Hoy os contamos nuestra visita al monasterio de Miramar, situado en el municipio de Valldemossa en la carretera que nos lleva a Deià, ambas poblaciones de visita obligada en Mallorca. El monasterio de Miramar se encuentra en un lugar privilegiado en la Sierra de Tramuntana en el que se respira paz y tranquilidad y además dónde es posible disfrutar de unas maravillosas vistas al mar Mediterráneo. No le faltaba razón al Archiduque Luis Salvador de Austria cuando dijo en su gran obra Die Balearen que “ningún otro lugar de la tierra puede llevar con más propiedad el nombre de Miramar”.

Solo por recorrer la carretera hasta Miramar ya vale la pena la visita. Se trata de uno los recorridos paisajísticos más bonitos de la isla ya que a lo largo del mismo encontramos diversos lugares de interés como el predio de s’Estaca, Miramar, Son Marroig o el mirador de Sa Foradada siempre con el mar Mediterráneo como telón de fondo.

Por si te faltaban razones para descubrir este rincón de Mallorca, debes saber que la visita a Miramar es una parada imprescindible si quieres conocer más sobre uno de los personajes históricos más importantes de Mallorca y en general del pensamiento medieval: el Beato Ramon Llull.

Breve reseña histórica sobre Miramar

Los orígenes del monasterio se remontan al año 1276 cuando Ramon Llull fundó, bajo el patrocinio del rey de Mallorca – Jaime II-, un monasterio y escuela de árabe y otras lenguas orientales, cuya misión era preparar a monjes franciscanos para convertir musulmanes al cristianismo. Durante tres años, Ramón Llull residió en Miramar dedicado a la enseñanza y aprendizaje.

Además de la estancia del Beato Ramon Llull, cabe destacar que en el año 1487 se instaló en el monasterio la primera imprenta de Mallorca.

En los siglos posteriores el monasterio cayó en decadencia hasta su adquisición por el Archiduque Luis Salvador de Austria en 1872. El Archiduque se enamoró a primera vista de las Baleares y de la Sierra de Tramuntana en particular. En la segunda mitad del siglo XX se hizo con la mayor parte de los terrenos y posesiones de la costa norte entre Valldemossa y Deia, incluidas Miramar y Son Marroig, además de construirse la hermosa casa de s’Estaca de estilo siciliano. El Archiduque rehabilitó las casas, incluyendo el claustro o la propia capilla, además de construir jardines y miradores a lo largo del predio.

Tras las muerte del Archiduque, Miramar, al igual que la vecina Son Marroig, pasó a a manos del mallorquín Antoni Vives, secretario del Archiduque, cuya familia sigue siendo a día de hoy propietaria de la finca.

Actualmente, la posesión acoge un museo donde se encuentran algunos objetos, documentos y obras de arte relacionadas con Ramon Llull y su ilustre propietario, el archiduque Luis Salvador.

¿Cómo llegar al monasterio de Miramar?

El camino que conduce a Miramar se encuentra en el km 67,5 de la carretera Ma-10 que une Valldemossa y Deià. El desvío lo encontramos a un km tras dejar atrás el parking del Encinar, junto a un hotel. En el lado izquierdo veréis una señal que indica el acceso al monasterio. Si estáis atentos no tiene pérdida.

En autobús únicamente es posible llegar hasta el parking del Encinar a 1 km del monasterio. La línea de bus es la 210, si no conocéis la zona podéis pedir al conductor por la parada de Son Gallard o directamente decir que vais al Monasterio de Miramar.

Una vez abajo podréis dejar el vehículo entre los olivos de la entrada y adquirir vuestro ticket en la caseta que se encuentra fuera del recinto de la posesión.

  • Precio: 4€
  • Abierto de martes a domingo.

En la taquilla os darán un folleto con la ruta a seguir y alguna información básica. La verdad que se podrían haber esmerado un poco más en cuanto a la información, para nuestro gusto faltan carteles informativos o que en taquilla te expliquen un poco más sobre el lugar.

Jardín de los Cipreses en Miramar

Visita a Miramar

Aunque se le conoce como monasterio, realmente lo que se vemos hoy en día es una casa señorial o posesión. Empezamos el recorrido por una pequeña sala con mapas y la visita a un antiguo molino de aceite. A continuación accederemos a una zona ajardinada donde destaca el claustro y la capilla. El claustro es en realidad un conjunto de arcos góticos del siglo XIII que el Archiduque mando traer del antiguo convento de Santa Margalida de Palma. Por otro lado, la capilla trae origen en el antiguo oratorio del monasterio que el Archiduque mandó también rehabilitar en el siglo XIX.

En primavera los jardines lucen especialmente bonitos con decenas de flores por lo que vale la pena dar un paseo y ver la capilla y la iglesia desde distintos ángulos.

Claustro de Santa Magdalena en MiramarDesde los jardines accedemos a la casa. En la entrada podemos reparar la atención en cuatro columnas que custodian la entrada que provienen del claustro del monasterio de los tiempos de Ramon Llull. Las mismas se encontraban esparcidas por la finca hasta que el Archiduque decidió darles otra vida.

Entrada a la posesión de Miramar

Interior de la posesión

La visita al interior nos permitirá ver algunas salas y habitaciones de la planta baja de la posesión sin que sea posible acceder a la planta noble. Lo primero que nos llama la atención es una fastuosa escultura de mármol  obra de Antonio Tantardini y dedicada al primer secretario del Archidque -Vratislau Viborny-. En la siguiente sala encontramos algunas objetos relacionados con el mundo de Ramon Llull y la vida monástica. Visitaremos también el denominado salón de actos de Ramon Llull, la cocina y una pequeña biblioteca. Aunque sin duda lo que más nos llamó la atención fue la reproducción con piezas auténticas del interior del Nixe II, el barco con el que el Archiduque realizaba sus viajes por el mundo.

Saldremos por el otro lado de la vivienda dónde disfrutamos de nuevo de unas fabulosas vistas panorámicas sobre el mar. No muy lejos divisamos un mirador (mirador de poniente) al que podremos llegar fácilmente si seguimos las flechas que indican el itinerario de visita.

Desde este mirador podremos apreciar fácilmente los restos de la capilla del beato Ramon Llull mandada construir a finales del siglo XIX por el Archiduque y destruida por un rayo hace unos años. Si giramos la vista hacia el otro lado, sobresale la famosa Foradada cuyas vistas se disfrutan mejor desde otros miradores de los que os hablaremos más abajo.

Capilla de Ramon Llull desde el monasterio de Miramar

Desde el mirador, podemos continuar la visita dando un paseo hasta el Jardín de la Torre del Moro. Este jardín fue también obra del archiduque Luís Salvador. Se extiende junto a una pared almenada y está caracterizado por las coloridas figuras geométricas en el suelo que evocan a Ramon Llull.

Otros miradores y alrededores

Cuando hablamos de Miramar no podemos dejar de mencionar las increíbles vistas sobre el mar Mediterráneo. En los alrededores de la posesión encontramos otros dos miradores que nos regalaran vistas impresionantes sobre la costa mallorquina y que vale la pena conocer. Nos referimos al mirador de Es Guix y el mirador de Sa Ferradura a los que accedemos fácilmente por un camino que desciende cerca del primer mirador. No os llevará mas de 5 min llegar hasta ellos y os aseguramos que os encantarán. Es uno de nuestros rincones favoritos de la costa norte de Mallorca.

Desde el Mirador de Sa Ferradura podremos obtener una buena panorámica con el la inconfundible Foradada y la posesión de Son Marroig.

Mirador de Sa Ferradura cerca de Miramar

Desde el mirador de Es Guix, la vista es similar pero algo más elevada.

Mirador des Guix

Para acabar la visita regresaremos al monasterio, para ver el Jardín de los Cipreses. Este jardín se extiende en el lado norte de la casa en el lugar de la antigua iglesia de Miramar cuya silueta parece recordar el camino de piedra que vemos hoy en día.

Hasta aquí la visita al monasterio de Miramar. Aunque menos conocido que otros lugares de la costa norte mallorquina, podemos decir que es uno de los lugares culturales más interesantes de la Serra de Tramuntana.

Si tenéis algo de tiempo podéis animaros con alguna excursión por los alrededores de Miramar:

Te dejamos algunos enlaces prácticos para preparar tu viaje a Mallorca:

  Alojamiento en Mallorca

Visitas guiadas y excursiones

Vuelos baratos a Mallorca

Alquiler de coche 

Descuento en Airbnb

Deja un comentario

Close