Salzurgo en un día ¿Qué ver en Salzburgo?

Salzburgo en un día ¿Qué ver y hacer en Salzburgo?

¿Preparando un viaje por Austria? Más allá de su capital Viena, no puedes dejar de visitar Salzburgo, una de las ciudades con más encanto de Europa y, para nosotros, la más bonita de Austria. Salzburgo se encuentra a los pies de los Alpes en la frontera norte del país, muy cerca del estado de Baviera en Alemania. Es la capital del estado austríaco de Salzburgo lo que la convierte en una excelente base para recorrer esta región austríaca y explorar otros lugares como Hallstatt.

La ciudad crece a ambas orillas del río Salzach y el casco histórico está dominado por la fortaleza de Hohensalzburg, la mayor de Europa central. Salzburgo es una ciudad fácil de visitar ya que es relativamente pequeña y su centro histórico es bastante compacto. A pesar de su tamaño, te aseguramos que hay muchas cosas que hacer en Salzburgo. Es un lugar con una gran riqueza cultural y arquitectónica, algo que descurbriremos rápidamente paseando por su cuidado casco histórico. En un día en Salzburgo podremos pasear por sus calles con edificios barrocos, visitar sus plazas, museos y palacios o subir a alguno de sus miradores para disfrutar de las vistas panorámicas de la ciudad.

Salzburgo tiene otros atractivos que la hacen única como ser la ciudad natal de Mozart y el lugar dónde se rodaron númerosas escenas de la clásica película de Sonrisas y Lágrimas (The Sound of Music).

Desde 1997, la ciudad de Salzburgo forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Además, recientemente, Salzburgo ha sido reconocida como la ciudad más interesante para visitar en 2020 según la presitigiosa revista Lonely Planet.

Salzburgo en un día ¿Qué ver?

Consejos para visitar Salzburgo

Aunque lo ideal es pasar en Salzburgo dos días, si te organizas bien puedes ver lo mejor de Salzburgo en un día. En base a nuestra experiencia, te aseguramos que un día en Salzburgo es tiempo suficiente para explorar el casco antiguo, disfrutar de las maravillosas vistas de la ciudad o visitar alguno de sus museos.

Si llegas a Salzburgo en coche te recomendamos estacionar el vehículo fuera del casco histórico de Salzburgo y explorar la ciudad a pie. Nosotros tuvimos suerte porque llegamos en domingo a Salzburgo y es posible aparcar en zona de pago de forma gratuita y sin límite de tiempo. De lo contrario, la mejor opción es dejar el vehículo fuera del centro y llegar mediante el bus lanzadera.

La primera parada debe ser una oficina de turismo de Salzburgo para hacernos con un mapa gratuito y con los horarios de todos los lugares que queremos visitar Salzburgo . Antes de empezar nuestra ruta por Salzburgo, te aconsejamos que para hacer esta ruta compréis la Salzburgcard, ya que te saldrá más económico. Esta tarjeta incluye la entrada a las principales atracciones de la ciudad durante 24 horas y acceso gratuito al transporte público. El precio cuando fuimos era de 28€. Para que te hagas una idea el precio a la fortaleza son 12,9€, por lo que si tienes pensado entrar y hacer alguna  otra visita más ya compensa comprarla.

Qué ver en Salzburgo

¿Qué ver en Salzburgo en un día o dos?

Ahora sí, si quieres saber qué ver en Salzburgo en un día, no te pierdas este listado con las visitas imprescindibles de Salzburgo.

1. Palacio y jardines de Mirabell

Posiblemente será la primera visita en Salzburgo y te aseguramos que te encantará. El palacio de Mirabell junto con sus preciosos jardines repletos de estatuas y flores son la entrada perfecta a la ciudad y uno de los lugares que no te puedes perder en Salzburgo.

Los orígenes de este palacio se remontan a 1606 cuando el arzobispo Wolf Dietrich von Raitenau hizo construir un elegante palacio a las puertas de la ciudad. Sus sucesores lo ampliaron e hicieron de Mirabell una lujosa residencia de verano arzobispal. Del palacio original queda poca cosa ya que un gran incendio en 1818 destruyó el edificio casi completamente, salvo la escalera y el salón de mármol. Nosotros no pudimos entrar al palacio porque cierra los fines de semana, así que nos conformamos con recorrer los jardines (que no es poco).

Salzburgo en un día

Los jardines del palacio de Mirabell son un lugar muy agradable en el que vale la pena pasear en más de una ocasión durante la visita a Salzburgo. Si queréis disfrutarlos con tranquilidad, lo mejor es visitarlos a primera hora de la mañana.

Son considerados como uno de los jardines barrocos más bellos de Europa y se hicieron famosos porque en ellos se rodaron varias escenas de la película “Sonrisas y Lágrimas”. El jardín principal está compuesto por un gran parterre y una fuente monumental rodeada por 4 grandes estatuas que representan a Hércules, Plutón, Eneas y Paris con Helena. También es muy bonito el pequeño parterre situado en un lateral del palacio y dominado por la fuente de Pegasus.

Otras zonas que nos gustaron fueron el jardín de los enanos, con figuras de enanos de piedra que representan diferentes profesiones o el jardín de rosas, frente a la fachada principal. Nosotros fuimos en verano y estaban todos radiantes.

Una de las cosas que hacen tan especiales estos jardines son las fabulosas vistas de Salzburgo y especialmente de la fortaleza Hohensalzburg. Un lugar ideal para hacer fotos.

Hoy en día el palacio de Mirabell es la sede del Ayuntamiento aunque también se utiliza para la celebración de eventos.

La entrada a los jardines es gratuita.

2. Puente de Makarsteg

Tras un agradable paseo por los jardines, dirigimos nuestros pasos hacia el centro histórico de Salzburgo a través del puente de Makarsteg. Cruzamos el río Salzach y pasamos de la ciudad nueva a la ciudad vieja con una bonita vista de la ciudad y la fortaleza.

Qué ver en Salzburgo en un día

3. Getreidegasse

Nada más adentrarnos en el centro antiguo, nos encontramos con la arteria principal de Salzburgo conocida como Getreidegasse. Es una de las calles comerciales más importantes de la ciudad de Mozart y es frecuentada por numerosos turistas. Su mayor reclamo son los numerosos letreros de hierro ricamente decorados de todas las firmas internacionales y también de tiendas artesanales. Estos carteles le dan un toque especial a la calle y son dignos de ver, a cada cual más bonito.

Getreidegasse

4. Casa de Mozart

En la casa número 9 de la Getreidegasse fue donde nació Wolfgang Amadeus Mozart en 1756. El padre de Mozart era director de orquesta de la corte del arzobispo y tenía alquilada la habitación en el 3º piso. Hoy en día alberga una exposición con cuadros y documentos de la familia Mozart e instrumentos del compositor como su piano y su violín infantil. Otras salas muestran una exposición sobre Mozart.

Si vas a Salzburgo creemos que es una visita que no puedes perderte para conocer y aprender más de la vida de este famoso compositor. (Si has comprado la Salzsburgcard ya que está incluido en el precio, si tienes que pagar la entrada normal, nos parecen un poco excesivos los 11€ de la entrada)

Casa de Mozart desde Universitätsplatz

Precio: 11€

SalzburgCard: Gratis

5. Alter Markt

La concurrida calle comercial desemboca en el Alter Markt o plaza del mercado. Recibe este nombre porque el mercado central fue trasladado a esta zona en 1300. En el centro de esta plaza está situada una fuente octogonal rodeada por una reja con una estatua de San Floriano, el patrono de los incendios.

En la plaza del mercado se encuentra el Café Tomaselli,  el más antiguo de la ciudad de Salzburgo, abierto desde 1703. Nosotros no tuvimos ocasión de entrar a tomar algo (imaginamos que los precios serán acordes a la historia del lugar).

6. Residentzplatz, la plaza más grande de Salzburgo

A pocos pasos de la Alter Markt se encuentra la Residentzplatz o Plaza de la Residencia, la plaza más grande del casco antiguo (Altstadt) de Salzburgo. Está amplia plaza barroca se encuentra rodeada de los algunos de los principales edificios de la ciudad: la antigua Residencia principe-arzobispal, la Nueva Residencia, la Iglesia de San Miguel y la imponente catedral.

Residentzplatz, Salzburgo

En el centro de la plaza llama la atención la Fuente de la Residencia o Residenzbrunnen. Con sus 15m de altura puede presumir de ser la fuente barroca más grande fuera de Italia. Está hecha de mármol y fue construida a mediados del siglo XVII.

A nosotros la fuente nos pareció realmente espectacular. En la base de la fuente hay cuatro grandes caballos. Sobre la roca central hay tres gigantes que sostienen sobre sus hombros una fuente en la que, a su vez, unos peces sostienen otra fuente en la que Tritón tira agua con su cuerno en forma de concha.

Seguro que te suena haber visto esta plaza y su fuente en la película “Sonrisas y lágrimas”.

Fuente de "Sonrisas y Lágrimas" en Salzburgo

7. Plaza de Mozart

Una de las esquinas de la Residentzplatz se abre para dar paso a la Mozartplatz o Plaza de Mozart. Esta pequeña plaza está dedicada al célebre compositor y su elemento más llamativo es, precisamente, la estatua de bronce de Mozart que domina la plaza desde 1842. Aunque no es una de las plazas que más nos gustaron de Salzburgo, no puedes dejar de venir para hacerte la foto de rigor con el hijo ilustre de Salzburgo.

Estatua de Mozart, Salzburgo

8. Domquartier

El obispado tuvo una gran importancia en la ciudad, prueba de ello es el complejo del Domquartier o barrio de la catedral donde podremos ver un interesante conjunto de museos y salas palaciegas pertenecientes al Principado-Arzobispado de Salzburgo.

Con la entrada podemos acceder a la residencia arzobispal, ver el interior de la catedral desde el órgano, recorrer el monasterio benedictino de San Pedro o disfrutar de unas magníficas vistas de la Residentzplatz desde su terraza. Sin duda, un recorrido muy completo por el corazón barroco del centro histórico de Salzburgo.

Domquartier, Salzburgo

Precio: 13€

SalzburgCard: Gratis

9. Domplatz y catedral de Salzburgo

La siguiente parada de este recorrido de un día por Salzburgo es la plaza de la catedral o Domplatz, dominada por la catedral de Salzburgo (Salzbuger Dom). En el centro de la plaza destaca la Columna de la Virgen María construida en 1771, simbolizando el triunfo de la iglesia sobre el mal. Durante el festival de Salzburgo, en verano, suele instalarse un escenario para conciertos de música clásica. En invierno, este espacio se utiliza para instalar el mercado de Navidad.

La catedral de Salzburgo es el edificio religioso más importante de la ciudad. En el exterior destaca su fachada barroca hecha con mármol blanco Se empezó a construir en 1614 y es de estilo barroco. El interior es blanco y los frescos del techo muestran escenas de la vida y pasión de Jesús conduciendo al gran cuadro de la Resurrección del Altar Mayor.

Como curiosidad, contarte que Mozart fue bautizado en este lugar.

Interior de la catedral de Salzburgo

10. Abadía y cementerio de San Pedro

Continuamos la visita por el cementerio de San Pedro, un pequeño remanso de paz dentro del casco histórico de Salzburgo. Es el cementerio más antiguo de la ciudad, se encuentra a los pies de la fortaleza y es de acceso gratuito. La verdad que nos pareció un cementerio muy bonito con lápidas elegamentemente decoradas y flores por todo. En el centro del mismo encontrmaos una pequeña capilla.

En este cementerio podemos encontrar sepulturas de personalidades conocidas como las de los padres de Mozart.

Si tenéis mas tiempo, podéis completar la visita al cementerio con la de las catacumbas que fueron excavadas en la propia roca.

Cementerio de San Sebastián, Salzburgo

11. Fortaleza de Hohensalzburg

Dominando la ciudad de Salzburgo se alza la fortaleza de Hohensalzburg. Sus orígenes se remontan al siglo XI, siendo reforzada progresivamente a lo largo de los sig hasta convertirse en la fortaleza más grande y mejor conservada de Centroeuropa. Una visita que no puedes perderte en la que podrás explorar los interiores del castillo, subir a alguna de sus torres y recorrer parte de sus murallas.

Hay dos maneras de subir a la fortaleza: a pie o con el tren cremallera. La primera es gratuita y una vez arriba podrás disfrutar de la vistas panorámicas de la ciudad desde alguna de sus terrazas. Nosotros elegimos la opción del  tren cremallera ya que está incluido en la Salzburgcard.

Una vez en la fortaleza, hay varias opciones de recorrido con salas y pequeños museos para visitar. Nosotros realizamos el tour básico y nos pareció más que suficiente. Realmente lo mejor de la fortaleza es poder disfrutar de las vistas desde arriba. La visita a la fortaleza nos llevó aproximadamente una hora.

Nota: Aunque no quieras entrar al castillo, vale la pena subir hasta arriba para disfrutar de las vistas de la ciudad de sus terrazas.

Fortaleza de HohensalzburgSalzburgo desde la fortaleza de Hohensalzburg

Entrada básica: 12,90€

SalzburgCard: Gratis

12. Mirador de Monchsberg

Podemos decir que hay principalmente tres sitios donde disfrutar de  vistas panorámicas sobre Salzburgo. La fortaleza de Hohensalzburg, Monchsberg y Kapuzinerberg.

La montaña Monchsberg tiene unos 500m de alto y limita la ciudad vieja por el suroeste. La manera más rápida de llegar hasta allí es por el ascensor que lleva hasta el Museo de Arte Moderno cuyo precio está incluido en la Salzburgcard. Una vez arriba hay varios caminos por los que pasear y disfrutar de unas increíbles vistas desde cualquiera de sus terrazas.

Panorámica de Salzburgo desde Monchsberg

Precio ascensor: 3,80€

SalzburgCard: Gratis

13. Mirador de Kapuzinerberg

Nuestro mirador favorito de Salzburgo lo encontramos al otro lado del río Salzach en la montaña Kapuzinerberg. Para llegar a este mirador tendréis que localizar la calle Steingasse y desde ahí una escalera que recibe el nombre de Imbergstiege. Un empinado ascenso os llevará hasta el convento de Kapuzinerberg (Convento de los Capuchinos) dónde hallaréis inmejorable recompensa. Allí se encuentra el que es posiblemente el mejor mirador de Salzburgo en el que podrás inmortalizar una imagen única de la fortaleza y la ciudad con el río Salzach a sus pies.

Mirador Kapuzinerberg, Salzburgo

14. Palacio de Hellbrun y sus juegos de agua

Para acabar este recorrido de un día por Salzburgo, a ultima hora de la tarde, nos acercamos al palacio de Hellbrunn. Está situado en las afueras de Salzburgo y en él vivimos una experiencia muy divertida en sus jardines. Se conoce como juegos de agua y es un recorrido por las diferentes fuentes del palacio que os sorprenderá.

Palacio de Hellbrun, Salzburgo

Durante el recorrido por sus jardines y fuentes nos llamó mucho la atención el Teatro Mecánico, que se activa por agua y consta de 256 figuras que representan la vida en una pequeña ciudad. Los demás “juegos” os dejamos a vosotros para que los descubráis.

Nosotros no llegamos a tiempo para ver el interior del mismo por lo que tuvimos que conformarnos con sus jardines y el espectáculo de agua.

Precio: 12,5 €

SalzburgCard: Gratis

 

¿Estás planeando una visita a Salzburgo? ¡Coméntanos abajo si tienes alguna pregunta! 🙂

 

Mapa con los lugares qué ver en Salzburgo

Información práctica

Te dejamos algunos enlaces prácticos para preparar tu ruta por el estado de Salzburgo:

Página oficial de turismo de Austria

Web oficial de turismo del Estado de Salzburgo

  Alojamiento en la región de Salzburgo

Vuelos baratos a Austria

Descuento en Airbnb

 

Deja un comentario