• Home
  • /
  • Europa
  • /
  • Dolomitas ¿Qué ver en 5 días? Nuestra ruta en coche por los Dolomitas

Dolomitas ¿Qué ver en 5 días? Nuestra ruta en coche por los Dolomitas

Nuestro viaje a los Dolomitas fue pura magia. Desde montañas de ensueño y valles totalmente verdes hasta lagos azul turquesa. Fue todo lo que esperábamos de una de las cadenas montañosas más bonitas del mundo y que han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Ya lo decía Le Corbusier, los Dolomitas son “la más bella construcción arquitectónica del mundo” y cuanta razón tenía. Las puntiagudas cumbres dolomíticas son el telón de fondo de uno de los paisajes más sorprendentes del mundo.

Los Dolomitas están en los alpes italianos situados al noreste de Italia y ocupan las provincias de Trento, Bolzano, Belluno, Udine y Pordenone. Para realizar una visita completa se necesitan al menos 7 días, sobre todo si sois amantes del senderismo. Nosotros solo disponíamos de 5 días como parte de nuestro road trip veraniego por Eslovenia, Austria e Italia, así que intentamos sacar el máximo partido a nuestro tiempo, sin renunciar a visitas imprescindibles como el Lago di Braies, Lago di Carezza, el Valle de Funes o las tres cimas de Lavaredo. Así, preparamos un recorrido en coche variado dónde descubrimos valles, montañas, lagos, iglesias en valles de cuento y ciudades.

Además de los asombrosos paisajes, una de las cosas que más nos llamó la atención en esta región es que no parecía que estuviéramos en Italia sino en un “Land” más de Austria. Aunque los Dolomitas están en Italia, la arquitectura, la gente, el idioma alemán… todo recuerda a Austria y es que esta región no fue anexionada a Italia hasta después de la Primera Guerra Mundial. Hasta entonces el Südtirol (Alto Adige en su versión italiana) formaba parte del Imperio austrohúngaro. Tras la anexión a Italia, sufrieron un fuerte proceso de “italianización” pero por lo que pudimos ver las raíces y sentimiento austriaco siguen muy presente en la región. De hecho el alemán se mantiene como lengua oficial y todos los nombres y señales están también en ese idioma.

Ahora sí, os traemos nuestra ruta de 5 días por los Dolomitas con algunas de las visitas imprescindibles para descubrir esta región.

Día 1. Chiesa di Santa Maria y Brunico

Cruzamos la frontera de Austria nada más empezar la tarde. Llenamos el depósito de gasolina en Austria ya que la diferencia de precio en el combustible ronda los 40 céntimos el litro. Sí, habéis leído bien, 40 céntimos más caro por litro!! La provincia del Alto-Adige – Südtirol tiene el precio del combustible por las nubes y eso que todo son montañas. Así que si venís por Austria llenad el depósito antes, el ahorro es de 15 eurazos!!

Nuestra primera parada fue la pequeña aldea de Santa María, en los alrededores de Dobbiaco. La iglesia en sí no es gran cosa pero las vistas desde allí arriba son fabulosas. Un aperitivo de lo que nos iba a esperar durante los siguientes días en esta región italiana.

Iglesia de Santa Maria (Dobbiaco)

Iglesia de Santa Maria (Dobbiaco)

Tras hacer el check in en la que iba a ser nuestra casa en los dos próximos días, nos acercamos a la ciudad de Brunico o Brüneck, en alemán.

No te pierdas este artículo dónde te contamos nuestro alojamiento en los Dolomitas

Brunico es una pequeña ciudad que ocupa el centro del Valle de Pusteria, a 838 m sobre el nivel del mar. Suele ser el punto base para muchas rutas de senderismo por la zona, pero también merece una visita. En nuestro paso por Brunico recorrimos la pintoresca Via Centrale con sus fachadas de colores y acogedoras tiendas para luego ascender hasta la parte más elevada dónde se encuentra el castillo. Además destacan otros monumentos como la iglesia de Santa Caterina, el Palacio de Sternbach o las antiguas puertas de acceso a la ciudad vieja de Brunico.

Como se nos hizo tarde, aprovechamos también para cenar en una de sus terrazas.

Calles de Brunico con sus coloridas fachadas.

Calles de Brunico con sus coloridas fachadas.

Día 2. Lago di Sorapiss, Lago di Dobbiaco, Lago di Landro y Lago di Braies

Este día fue uno de los más especiales en los Dolomitas. Realizamos un tour completo por algunos de los lagos más bellos de la región. Aunque parezcan muchos lagos, la verdad es que el recorrido se puede realizar perfectamente en un solo día, sobre todo si tenemos en cuenta que en el Lago di Landro y Lago Dobbiaco fueron paradas cortas.

Nos levantamos a primera hora en nuestro encantador apartamento y pusimos rumbo hacia la primera parada del día el Lago di Landro. Este lago se encuentra junto a la carretera que va de Dobbiaco a Misurina y a primera hora de la mañana estábamos prácticamente solos. Las vistas son muy bonitas aunque rápidamente nos acostumbramos a la belleza de estos de paisajes de montaña y los característicos picos de esta región alpina.

Vistas matutinas del Lago di Landro

Vistas matutinas del Lago di Landro

Después de un pequeño receso continuamos hacia el Passo Tre Croci desde dónde se inicia la excursión hacia el Lago di Sorapiss. El Lago di Sorapiss es un lago con aguas turquesas como nunca habíamos visto antes. Es una visita imprescindible si estás en los Dolomitas tanto por la excursión que nos adentrará en la montaña rodeados de bellos paisajes como por la recompensa, el lago más singular de la región.

Para llegar al lago se debe tomar el sendero 215, bien señalizado desde el Paso Tre Croci. La excursión os llevará alrededor de 4 horas ida y vuelta haciendo paradas.

A lo largo del sendero disfrutamos de magníficas vistas y pudimos sumergirnos completamente en la naturaleza. Cuando llegamos al lago, nos costaba creer lo que veíamos. Aunque ya nos habían advertido que las aguas del Lago di Sorapiss eran especiales, lo cierto es que el color turquesa que nos encontramos es único y no lo habíamos visto antes en ningún otro lugar. Nos hinchamos a hacer fotos y pasear alrededor del lago, no sin antes hacer un descanso y reponer fuerzas con nuestro habitual picnic de excursionista.

Lago di Sorapiss es uno de los lugares que ver en los Dolomitas

Lago di Sorapiss. Visitas imprescindibles en los Dolomitas

El camino de vuelta del lago di Sorapiss lo realizamos por el mismo sendero aunque se nos hizo algo más corto ya que hay más bajada. Ya en el coche pusimos rumbo al deseado Lago di Braies.

Por el camino, hicimos dos paradas improvisadas. La primera en un mirador a las Tres Cimas de Lavaredo, para empezar a hacernos una idea de los que nos esperaba al día siguiente.

Mirador de la fachada norte de las Tres Cimas de Lavaredo

Mirador de la fachada norte de las Tres Cimas de Lavaredo

Unos kilómetros más adelante hicimos otra breve parada, esta vez en el Lago di Dobbiaco. Un lago bonito pero con infraestructura a su alrededor por lo que no es tan “encantador” como los otros. Es ideal para ir en familia o dar un paseo ya que es de fácil acceso y las vistas como todas las de la zona son espectaculares. El parking es de pago.

La última visita del día fue el Lago di Braies, probablemente el más conocido y bello de los lagos de los Dolomitas. Para visitar el Lago di Braies o Pragser See, debéis tener en cuenta una serie de recomendaciones. Si vais en temporada alta es importante ir a primera hora o a partir de las 17h. De esta manera evitarás masas de gente alrededor del lago que le quitan el encanto al lugar, así como las colas de entrada y salida que se pueden formar. El parking te saldrá un poco más barato y, además, podrás aparcar muy cerca del lago.

Asimismo, debéis saber que en determinadas épocas como en Agosto, en las horas centrales del día limitan el acceso en coche al lago, por lo que solo se puede acceder en bus. Es por ello que habíamos pensado dejar la visita a este lago para el final del día y lo cierto es que fue un grandísimo acierto.

Para disfrutar mejor del lago, os recomendamos realizar el sendero circular que bordea el mismo. Así podréis obtener una visión de 360º sobre el lago y las montañas que lo rodean. La caminata os llevará aproximadamente una hora, teniendo en cuenta las paradas para fotos. A día de hoy ambos coincidimos en que fue el lago que más nos gustó de los Dolomitas aunque el Lago di Sorapiss no se queda muy atrás.

Lago di Braies - DolomitasLago di Braies - DolomitasLago di Braies - Dolomitas

Día 3. Tres cimas de Lavaredo, Paso Giau, Paso Pordoi y Paso Sella

Tenemos que confesar que cuando preparábamos el viaje teníamos ciertas dudas de visitar o no las Tres Cimas de Lavaredo. Habíamos leído que lo visitaba mucha gente y no nos apetecía realizar la excursión rodeados de multitud. A pesar de ello, a lo largo del viaje nos encontramos con varios viajeros que hicieron esta ruta y nos acabaron de convencer de que es una visita inexcusable y un “must” si visitas los Dolomitas. Así que, con esta premisa y con el miedo a arrepentirnos si no íbamos, pagamos los 30 € de peaje para subir al Refugio de Auronzo desde dónde empiezan todas las excursiones alrededor de las Tres Cimas de Lavaredo. A pesar de que el precio es ciertamente elevado, la verdad que los paisajes ahí arriba son extraordinarios por lo que nos mentalizamos que era como pagar dos entradas a un museo al aire libre.

Vistas durante la excursión a las Tres Cimas de Lavaredo

Vistas durante la excursión a las Tres Cimas de Lavaredo

Las Tres Cimas de Lavaredo

Las Tres Cimas de Lavaredo

Realizamos una ruta circular por las montañas más famosas de los Dolomitas, que nos llevó aproximadamente 4 horas incluyendo una parada para comer y cientos de fotos. Las vistas desde el primer momento fueron increíbles.

El trayecto que elegimos fue el 101 en dirección al Refugio de Locatelli. Con este trayecto podrás obtener las mejores vistas de las Tres Cimas de Lavaredo y el entorno alpino que las rodea. Pero nuestra recomendación es que realices la ruta circular y no vuelvas por el mismo sendero 101. La ruta circular se realiza a través del sendero 105 y solo supone incrementar 45min la excursión y también la dureza de la misma. Como recompensa tendréis una visión completa de las Tres Cimas de Lavaredo, el paisaje se torna un poco más verde y podréis visitar un pequeño lago que nace bajo las cimas.

Al mediodía estábamos de vuelta e iniciamos nuestro camino hacia la Cortina d’Ampezzo para luego continuar por algunos de los pasos de montaña más espectaculares de la región.

El primero de ellos fue el Paso Giau, a 2.236 m y a los pies del monte Nuvolau. Aquí nos sorprendió una pequeña tormenta así que no pudimos dedicarle mucho tiempo. Si hubiéramos tenido algunos días más, nos hubiéramos planteado alguna excursión por esta zona.

Tras una hora de coche recorriendo bellos paisajes de montaña llegamos a nuestra siguiente parada, el Paso Pordoi. Aquí el tiempo nos dio una tregua y tras tomarnos un buen capuccino decidimos salir a caminar.

Desde el Paso Pordoi salen varias rutas de senderismo muy chulas. Como no disponíamos de mucho tiempo optamos por subir hasta el refugio Fredarola para obtener una vista panorámica de la Marmolada, la montaña más alta de los Dolomitas. Nos hubiera encantado llegar hasta el Refugio Viel de Pan ya que por lo que habíamos leído las vistas son aun mejores.

Vistas de la Marmolada desde el refugio Fredarola.

Vistas de la Marmolada desde el refugio Fredarola.

Esta subida nos llevó 1 hora ida y vuelta pero vale la pena para disfrutar de una vista más amplia del entorno del Paso Pordoi y de la gigantesca Marmolada.

Atardecer en el Paso Sella (Dolomitas)

Atardecer en el Paso Sella

A última hora de la tarde cruzábamos el Paso Sella, nos hubiera gustado verlo con un poco más de luz ya que el paisaje era increíble. Las montañas nos recordaron un poco a las Tres Cimas de Lavaredo pero mucho más accesibles.

Nuestro alojamiento para esa noche fue una agradable granja en plena montaña.Fue ideal descansar con el silencio de la montaña tras un día tan intenso.

Día 4. Chiusa, Val di Funes y Bresanona

Nos levantamos en las montañas con una vistas increíbles y tras un buen desayuno pusimos rumbo a la población de Chiusa o Klausen, en alemán. Se trata de un pequeño pueblo medieval a orillas del río Isarco dominado por el monasterio de Säben.  Ya en el siglo XV, Albrecht Durer, el máximo exponente del renancimiento alemán, se sintió atraído por la belleza de esta población. Desde entonces son muchos los artistas que han quedado sucumbidos al encanto de esta localidad.

El pueblo más bonito de los Dolomitas

Vale la pena adentrarse en sus calles y disfrutar de un agradable paseo. Cuando estuvimos nosotros coincidimos con un pequeño mercado y aprovechamos para comprar miel de jengibre y canela.

Calle de Chiusa -Klausen

Si os veis con fuerza podéis ascender hasta el pequeño castillo que se alza sobre el pueblo. Desde el castillo se puede realizar el ascenso hasta el Monasterio de Säben que domina el pueblo desde las alturas. El trayecto os llevará alrededor de 20min de ascenso.

Chiusa-Klausen - Dolomitas

Tras la visita a Chiusa, pusimos rumbo al Val di Funes, uno de los lugares más esperados del viaje. Es más, la culpa de que hiciéramos esta ruta por los Dolomitas la tiene en gran parte este valle y damos gracias a haber descubierto este increíble lugar.

Valles verdes, iglesias de cuento y los Dolomitas como telón de fondo ¿Qué más se puede pedir?

El Val di Funes está compuesto por tres pedanías (Tiso, San Pietro y Santa Maddalena) y en ellas destacan dos pequeñas iglesias rodeadas de verdes prados: San Giovanni y Santa Maddalena.

La primera que visitamos fue la Chiesetta de San Giovanni, también conocida como St. Johann in Ranui. Una pequeña iglesia en medio de un enorme prado verde que nos conquistó a primera vista.

Chiesetta di San Giovanni in Ranui - Dolomitas

Chiesetta di San Giovanni in Ranui - Dolomitas

Chiesetta di San Giovanni in Ranui - Dolomitas

Para disfrutar de las mejores vistas deberéis subir hasta la calle de Santa Maddalena. La magia que rodea este lugar se palpa en el ambiente. Un entorno de cuento dónde predominan infinitos prados verdes con la silueta de las montañas al fondo.

El Discreto Encanto de Viajar en los Dolomitas

A lo largo de esta carretera encontraréis algunos bancos estratégicamente situados para contemplar las increíbles vistas del valle. Finalmente, nos acercamos a visitar la iglesia de Santa Maddalena.

La verdad que estuvimos un buen rato disfrutando del Val di Funes ya que siempre había estado en nuestra lista de sueños viajeros y realmente nos gustó más de lo esperado. Y Maura disfrutó como una niña pequeña con todo ese verde que había allá donde miraras.

Val di Funes - Dolomitas

El resto del día lo pasamos en Bresanona o Bressanone en italiano aunque originalmente Brixen, en alemán. Paseamos durante un par de horas por el centro histórico, tiempo suficiente para ver los principales atractivos de esta población. Destacamos la catedral y su claustro, el palacio del obispo, la iglesia de San Michelle y el Hofgarten, unos jardines muy agradables. Si tenéis algo de tiempo también podéis visitar el museo de la farmacia o el museo diocesano.

Luego aprovechamos para comer en uno de sus numerosos restaurantes. La verdad que viajar en agosto tiene algunas ventajas como que todos los sitios están abiertos y el ambiente está asegurado.

Bresanona - Dolomitas

Por la tarde, quisimos aprovechar para visitar el Castillo de Roncolo, cerca de Bolzano, pero no llegamos a tiempo para la última visita y nos tuvimos que conformar con la vista exterior del castillo.  Este castillo medieval remonta sus orígenes al siglo XIII y es uno de los mejores conservados en la zona. Además, es famoso por los frescos que decoran sus paredes. De ahí que se le conozca como el castillo pintado.

Castillo Roncolo - Dolomitas

Castillo Roncolo

La última noche en la región la pasamos en una encantadora casa de madera en las montañas.

Día 5. Lago di Carezza y Bolzano

Último día en la provincia de Alto Adige – Südtirol. Esa noche ya dormíamos en Trento así que intentamos aprovechar al máximo nuestra última jornada. Nos levantamos a primera hora y nos paramos en la primera “Bäkerie” que encontramos para hacernos con un buen desayuno con la idea de tomarlo con vistas al lago di Carezza.

Sobre las 9 de la mañana estábamos en las inmediaciones del Lago di Carezza. El lago es de fácil acceso ya que se encuentra cerca de la carretera pero a su vez esta en un enclave natural fabuloso. Dejamos el coche en el parking habilitado (1€/h) y accedimos al lago.

Lago di Carezza - Dolomitas

Lago di Carezza

Para nosotros es Lago di Carezza es otro de esos lugares que no te puedes perder en un viaje a los Dolomitas. Tras fotografiar las mejores vistas y contemplar sus aguas cristalinas, decidimos realizar el sendero que bordea el lago para obtener una visión completa del entorno. El paseo nos llevó a penas 20 min.

Nos ponemos de nuevo en ruta de camino a la capital del Südtirol, Bolzano, última visita oficial de los Dolomitas.

Bolzano es la ciudad más importante que ver en los Dolomitas, se trata de la capital del Alto Adigio. Aunque es famosa por su hombre de hielo, Ötzi, lo cierto es que Bolzano tiene suficiente atractivo para pasar un día entero. Destaca la catedral, los dos castillos (Roncolo y Maretsch), la plaza Walther y su elegante centro histórico. En nuestra visita tuvimos la suerte de coincidir con el mercado y pudimos disfrutar de un gran ambiente en la ciudad.

Hasta aquí nuestra ruta por los Alpes Dolomitas. Nuestra siguiente parada… ¡Trento!

Información Práctica

Te dejamos algunos enlaces prácticos para preparar tu ruta por los Dolomitas:

Página oficial de turismo de los Dolomitas

Alojamiento en la provincia de Tirol del Sur – Alto Adigio.

Alquiler de coche 

Vuelos baratos

Visitas guiadas y excursiones en Italia

Descuento en Airbnb

8 Comments

  • Sofía

    24 junio, 2019 at 11:37

    Buenas! Estamos preparando nuestro viaje a Dolomitad en Agosto, vamos en furgo desde España. Me gustaría saber si las entradas a los lagos en general están limitados por horario o puedes acceder a cualquier hora para poder ir tempranísimo o muy tarde y poder disfrutarlo con la menos gente posible. Gracias. Por cierto, muy buena info!

    Responder
    • Toni&Maura

      25 junio, 2019 at 23:35

      ¡Hola Sofia!

      Todos los lagos que visitamos nosotros eran de libre acceso y nos vimos ningún tipo de limitación. El único que tenía restricciones era el Lago di Braies pero solo en las horas centrales del día para evitar la aglomeración. Nuestro consejo es precisamente que hagáis lo que tenéis pensado, ir a primera hora a los lagos para poder disfrutar realmente de la naturaleza. Seguro que os encantará 😀

      Un saludo!!

      Responder
  • Carlos Barriopedro

    13 julio, 2019 at 17:38

    Gracias Toni & Maura una excelente reseña y nos ha resultado de gran ayuda pues en menos de 10 diez días salimos a recorrer el norte de Italia de punta a punta y las dolomitas son una parada obligada.

    Responder
    • Jessica Macias viger

      16 julio, 2019 at 11:56

      Hola!! Nosotros vamos en agosto hacia las dolomitas y vamos con un bebe de 9 meses ,la excursión al lago sorapis y las 3 cimas como lo veis para realizarlo con el bebe?? Iriamos con la mochila de porteo. Por otro lado,disponemos de 12 días,daría tiempo a ver austria y Eslovenia o es demasiado justo. Por cierto muy buena info😉. Gracias. Un saludo

      Responder
      • Toni&Maura

        16 julio, 2019 at 15:18

        Hola Jessica,

        ¡Gracias por el comentario! 🙂

        Para hacer la excursión de las tres cimas no vais a tener ningún problema. En cambio, el camino hacia el Lago di Sorapiss nos parece durillo para hacer con un bebé.

        12 días puede ser un poco justo para los Dolomitas, Austria y Eslovenia aunque todo depende de lo que queráis ver. Nosotros estuvimos 6 días en Eslovenia, 3 en Austria y 5 en los Dolomitas y la verdad que nos hubiera gustado un día en más en Austria al menos y otro en los Dolomitas, para hacer alguna excursión más.

        ¡¡Disfrutad del viaje!!

        Maura/Toni

        Responder
    • Toni&Maura

      16 julio, 2019 at 15:08

      ¡Hola Carlos! Nos alegra que os haya servido la información. La verdad que aun tenemos muchos lugares pendientes por el norte de Italia así que tarde o temprano volveremos a hacer una ruta por ahí, ya nos contaréis que tal la experiencia 😀

      ¡Saludos!

      Maura/Toni

      Responder

Deja un comentario

Close