VII edicion Som de Mallorca

Inca con los 5 sentidos. VII edición Som de Mallorca

Los que nos leen saben que nos encanta descubrir rincones de nuestra querida Mallorca desde los más conocidos hasta otros lugares menos populares. Inca es precisamente uno de los lugares que tanto turistas como locales no suelen contemplar desde el punto de vista turístico pero que nos ha demostrado que tiene mucho por ofrecer, no solo como destino cultural, sino también como enclave comercial y gastronómico.

Con el objetivo de conocer mejor Inca, participamos en el blog trip Som de Mallorca patrocinado por la Fundació Mallorca Turisme y el Ayuntamiento de Inca dónde realizamos una serie de actividades donde descubrimos todo aquello que puede ofrecer el municipio a los visitantes.

Fueron tres días completos por el centro de Mallorca, realizando planes muy variados desde visitar un museo, edificios centenarios, catas de vino y hasta incluso hubo ocasión para ponernos el delantal.

Si quieres saber cuales son las visitas imprescindibles en Inca, no te pierdas nuestro artículo sobre 9 cosas que ver y hacer en Inca. En este artículo, no obstante, te invitamos a vivir una experiencia completa y diferente en la capital del Raiguer.

Hoy descubrimos Inca con los cinco sentidos. ¿Te apuntas?

Inca con los 5 sentidos: VII edición Som de Mallorca

1. Vista

Empezamos nuestra experiencia inquera y qué mejor manera para hacerlo que descubriendo su patrimonio a través de nuestros ojos. Aunque a primera vista la imagen tradicionalmente industrial de Inca puede chocar con la búsqueda de rincones con encanto, hay algunos sitios que nos gustaría destacar de nuestra visita:

  • El claustro de Santo Domingo.
  • El monasterio de Sant Bartomeu.
  • La antigua bodega de la Finca de Son Bordils.
  • La torre del campanario de la iglesia de Santa María la Mayor.
  • Las vistas panorámicas desde el Puig de Santa Magdalena o desde el Parque del Serral de Ses Monges.

Estos son solo algunos de los lugares que nos regalan bellas instantáneas de Inca.

2. Gusto

Inca es uno de los mejores lugares para disfrutar de la comida tradicional mallorquina. Un buen lugar para comprobarlo es en sus antiguos “Cellers” que abandonaron su uso tradicional para convertirse en excelentes restaurantes de comida casera. Además, en su interior conservan toda su esencia. Por ejemplo, en el de Celler Ca’n Ripoll mantienen los antiguos toneles donde almacenaban el vino hechos de madera de encina y olivo.

Platos clásicos como el frito mallorquín u otros más innovadores como el bacalao con sobrasada y miel son algunos ejemplos de lo que podemos encontrar en estos restaurantes.

No solo la comida tradicional tiene cabida en Inca, sino que también ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos y tendencias. Prueba de ello es que su oferta se amplía con otras muestras de comida más modernas. Un buen ejemplo de ello es el restaurante de Joan Marc, incluido en la guía Michelin. Aquí disfrutamos de un agradable almuerzo tras un paseo por el mercado.

Todas las comidas se pueden acompañar siempre de un buen vino y en el municipio inquero tampoco se quedan atrás en la producción vitivinícola. Tuvimos ocasión de degustar vinos de la Bodega Nacra y la Bodega de Son Bordils que nos acompañaron en las diferentes comidas de nuestro Blog Trip. A nosotros nos parecieron unos excelentes vinos.

Restaurante Joan Marc

Restaurante Joan Marc

Si os gusta el dulce también estáis de suerte. Los tradicionales Congrets de Ca’n Delante, els Doblegats o la premiada ensaïmada del Forn de Sant Francesc son productos locales que no puedes dejar de probar.

No podemos acabar esta referencia, sin mencionar las galletas de Inca que encuentran en Quely su buque insignia.

3. Tacto

Durante el Blog Trip por Inca también hubo tiempo para utilizar las manos. Algunos optaron por hacer y pintar Siurells en el taller de Francisca Truyol Artesanía, otros se atravieron con la elaboración de ensaimadas en el premiado Forn de Sant Francesc. Otra importante tradición inquera la encontramos en la fabricación de calzado. En este sentido, nos pareció muy interesante la visita al Museo del Calzado y de la Industria donde aprendimos sobre la historia de la producción del calzado en Inca.

4. Oído

Disfrutar de un espectáculo en el Teatro de Inca, asistir a algunos de los eventos musicales que se organizan en la ciudad como el Inca Jazz Festival o Inclàssic o, simplemente, oír las campanadas de la torre de la iglesia de Santa María mientras nos tomamos un café en la plaza. Una manera distinta de conocer Inca ¿no creéis?

Teatro de Inca

Teatro de Inca

5. Olfato

Productos de toda la isla llegan semanalmente al mercado de Inca inundando el casco histórico de la ciudad de colores, sabores y olores. El mercado es uno de los más completos del Raiguer y el lugar ideal para la compra de productos frescos. También nos llamó la atención la variedad de puestos de plantas y flores que encontramos en la plaza del Ayuntamiento.

Mercado de Inca

Los aromas del vino también estimulan nuestro sistema olfativo. Durante la visita tuvimos ocasión de realizar una cata de vinos en la histórica finca de Son Bordils, cuya tradición vinícola se remonta al siglo XV. Tampoco nos podemos olvidar del el vino de malvasía de la Bodega Nacra, cultivado también en los alrededores de Inca y que nos transmite toda la esencia del Mediterráneo.

Alojamiento

Por su situación en el centro de la isla, Inca puede ser un lugar ideal para hacer un viaje por Mallorca al tiempo que ofrece una serie de atractivos y comodidades. Hay opciones para todos los gustos. Desde agroturismos con encanto en los alrededores de la localidad hasta nuevos hoteles urbanos como el de Can Guixe.

No obstante, por sus buenas conexiones con la costa, también es una buena opción alojarse en el noreste de la isla. De hecho, a tan solo 20 minutos de Inca se encontraba el hotel elegido para este blog trip, el Pollentia Club Resort. Un hotel situado en primera línea de playa, con habitaciones renovadas y gran variedad de servicios. A nosotros nos encantó la experiencia y, en especial, el SPA del hotel con vistas hacia la Bahía de Pollensa. ¡Esperamos volver pronto!

Spa Pollentia Club Resort

Disfrutando del Spa tras un intenso día visitando Inca.

Hasta aquí nuestra experiencia con los 5 sentidos en Inca. Un destino que nos ha recibido con los brazos abiertos y al que merece la pena darle una oportunidad.


 

Deja un comentario