SUSCRIBETE

  • Home
  • /
  • Europa
  • /
  • Guimaraes, el origen de la identidad portuguesa ¿Qué ver en Guimaraes?

Guimaraes, el origen de la identidad portuguesa ¿Qué ver en Guimaraes?

Tras dos días visitando la ciudad de Oporto, quería aprovechar para hacer una escapada a sus alrededores. Se me pasaron varios destinos por la mente como Aveiro, Braga y Guimaraes todos ellos con un encanto especial y relativamente cercanos. Finalmente, me decanté por Guimaraes una ciudad medieval declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco, con un excelente grado de conservación y que es considerada el lugar donde nació Portugal. Los que me conocen saben que los pueblos y castillos medievales son mi perdición así que sin pensármelo dos veces puse rumbo a Guimaraes.

¿Cómo llegar a Guimaraes desde Oporto?

La ciudad de Guimaraes está muy bien conectada con Oporto. Los trenes salen desde la Estación de Sao Bento con bastante frecuencia. El precio por trayecto es 3,70€ y la duración del trayecto es de aproximadamente una hora.

En la página oficial de “Comboios de Portugal” podréis consultar los horarios. Los billetes los podéis comprar directamente en las máquinas de la estación.

Nota: No os olvidéis de validar los tickets antes de entrar en el metro o tren. Normalmente los revisores no sancionan esta conducta, limitándose a informar a los turistas pero no cuesta nada hacer las cosas bien.

Estatua de Alfonso Henriques frente al Palacio de los Duques de Braganza

Estatua de Alfonso Henriques frente al Palacio de los Duques de Braganza

¿Qué ver en Guimaraes?

La ciudad fue fundada en el siglo IX, se convirtió en la primera capital de Portugal en el siglo XII, e incluso fue el lugar de nacimiento de Alfonso Henriques, el primer rey de Portugal. Con estos antecedentes históricos uno no puede pasar por alto esta ciudad portuguesa,  porque que sería una visita a Portugal sin una visita al “lugar de nacimiento de Portugal” o la identidad portuguesa. Y es que este es el mensaje que nos da la bienvenida cuando nos acercamos al centro histórico de Guimaraes desde la estación de trenes.

Letrero que nos recuerda que el origen de Portugal es Guimaraes

Letrero que nos recuerda el origen de Portugal

Guimaraes es un destino ideal para una escapada de un día ya que cuenta con un rico patrimonio medieval concentrado en su pequeño casco histórico lo que nos permitirá conocer los principales puntos de interés en una sola jornada. Aunque el día no me acompañó y tampoco fui especialmente madrugador pude visitar los lugares imprescindibles de Guimaraes en un día.

Podemos dividir la visita a la ciudad en tres partes:  el castillo, el Palacio de los Duques de Braganza y el casco histórico.

1. Castillo de Guimaraes

El imponente castillo de Guimaraes bien merece por si solo una visita a la ciudad. Este baluarte medieval representa más de 1000 años de historia. Se encuentra en lo alto de una colina y rodeado de un parque que realza aun más la belleza del monumento.

Fue construido en los años 900 para defender la ciudad de los árabes y los normandos. Durante los primeros siglos fue habitado por condes que realizaron importantes mejoras y ampliaciones hasta bien entrada el siglo XV. De hecho, se dice que fue bajo los muros del castillo fue dónde nació Alfonso Henriques el que fuese primer rey de Portugal.

Castillo de Guimaraes

Castillo de Guimaraes

A pesar de que a partir del siglo XVI perdiera su función defensiva y cayera prácticamente en desuso y abandono, hoy en día aun podemos apreciar los más de mil de años de historia de esta fortificación gracias a su gran estado de conservación.

El interior del castillo no tiene mucho que ver. Podremos recorrer el recinto amurallado, visitar una pequeña exposición histórica en la torre del homenaje y disfrutar de las vistas del Palacio de los Duques de Braganza.

Parque junto al castillo de Guimaraes

Parque junto al castillo de Guimaraes

  Consejo:  Si adquirís una entrada conjunta para visitar varios monumentos os podéis ahorrar unos euros. Existen diversas combinaciones:

  • Palacio de los Duques + Museo de Alberto Sampaio: 6,00 €
  • Palacio de los Duques + Castillo de Guimarães: 6,00 €
  • Castillo de Guimarães + Palacio de los Duques + Museo de Alberto Sampaio: 8, 00 €

Entre el castillo y el palacio puedes hacer una parada en la  Iglesia de San Miguel, pequeñita y de estilo románico, dónde según la tradición fue bautizado Alfonso Henriques.

2. Palacio de los Duques de Braganza

Muy cerca del castillo se alza el majestuoso Palacio de los Duques Braganza. Después del castillo, el palacio es el edificio más importante que puedes visitar en Guimaraes. La construcción del Palacio de los Duques de Braganza se inició a principios del siglo XV, cayendo rápidamente en desuso y abandono en el siglo XVII y posteriores. No fue hasta hasta bien entrado el siglo XX cuando se procedió a su total recuperación y restauración para el disfrute de los visitantes actuales, dónde hoy en día podemos disfrutar de una fiel reconstrucción del edificio cuyas salas han sido decoradas con mobiliario de la época.

Vistas del Palacio de los Duques de Braganza desde el castillo de Guimaraes

Vistas del Palacio de los Duques de Braganza desde el castillo de Guimaraes

Fachada principal del Palacio de los Duques de Braganza

Fachada principal del Palacio de los Duques de Braganza

Interior del Palacio de los Duques de Braganza

Interior del Palacio de los Duques de Braganza

Palacio de los Duques de Braganza desde la Capilla de Santa Cruz

Palacio de los Duques de Braganza desde la Capilla de Santa Cruz

Patio interior del Palacio de los Duques de Braganza

Patio interior del Palacio de los Duques de Braganza

3. Casco histórico de Guimaraes.

Tras visitar los dos principales atractivos de la ciudad, recorrer el centro histórico de Guimaraes no nos llevará más de 3 o 4 horas. Se trata de un conjunto de calles empedradas y plazas que han sabido conservar su esencia medieval y el encanto de un pueblo. La rica tipología edificada muestra el desarrollo de la arquitectura portuguesa entre los siglos XV y XIX, con el uso continuo de técnicas y materiales de construcción tradicionales. a pesar del paso del tiempo.

Aunque la mejor manera de descubrir el centro es dejándose llevar por sus calles y plazas, a continuación os dejo algunos de los principales lugares de interés del centro histórico de Guimaraes para que podáis organizar vuestra visita.

Largo de Oliveira

Un buen punto de partida para recorrer el centro histórico de Guimaraes es la plaza Largo de Oliveira. El nombre trae su origen un viejo olivo que había en el centro de la plaza que fue retirado a finales del siglo XIX. En ella destaca por encima de todo la torre de la iglesia de Nuestra Señora de Oliveira, de estilo gótico y catalogada como monumento nacional. En el centro de la plaza también llama la atención el Padrão do Salado, un monumento erigido en el siglo XIV para conmemorar la victoria contra los árabes en 1340 en la batalla do Salado.

Plaza Largo de Oliveira

Plaza Largo de Oliveira

Separando el Largo de Oliveira y la plaza Sao Tiago encontramos otro de los edificios destacados de Guimaraes. Se trata del antiguo ayuntamiento de la ciudad erigido en el siglo XIV. Actualmente alberga un pequeño museo.

Antiguo ayuntamiento de Guimaraes

Antiguo ayuntamiento de Guimaraes

Aunque el día no acompañó, el Largo de Oliveira es un buen lugar para parar a tomar algo en alguna de sus terrazas disfrutando de la atmósfera medieval de la plaza.

Praza Sao Tiago

Podemos continuar la visita por la plaza de Sao Tiago la cual forma, junto al Largo de Oliveira, el núcleo del centro histórico. En ella encontraremos diversos edificios con fachadas tradicionales con mucho encanto. Además, en el centro encontraremos varias terrazas habitualmente concurridas ideales para tomar algo antes de continuar con la visita (excepto si te toca un día de lluvia como a mi).

Detalle de algunas fachadas en la plaza Sao Tiago

Detalle de algunas fachadas en la plaza Sao Tiago

En esta plaza también se localiza la oficina de turismo de Guimaraes.

Plaza de Sao Tiago bajo los soportales del palacio municipal

Plaza de Sao Tiago bajo los soportales de la camara municipal

Rua de Santa Maria

Desde la plaza Sao Tiago nace una de las vías más concurridas de Guimaraes, la Rua de Santa Maria. Esta pintoresca calle medieval es una de las más bonitas de la ciudad y sin duda es la mejor manera de llegar hacia la zona del castillo. Vale la pena pasear por ella sin perdernos detalle de los edificios que la custodian.

Rua de Santa Maria - Guimaraes

Rua de Santa Maria

Ayuntamiento de Guimaraes

Si avanzamos por la Rua de Santa Maria veremos a nuestra derecha el antiguo Convento de Santa Clara, que hoy en día alberga el “nuevo” ayuntamiento de Guimaraes.

Ayuntamiento de Guimaraes

Ayuntamiento de Guimaraes

Museo Alberto Sampaio

Volviendo sobre nuestros pasos, muy cerquita del Largo de Oliveira tenemos otra parada obligatoria. Hablo del Museo Alberto Sampaio dónde se guarda una importante colección de Arte sacro. Además, no os podéis perder su precioso claustro medieval.

  Consejo: Si no disponéis de mucho tiempo para visitar el museo, os aconsejo echar un vistazo al claustro desde la calle Alfredo Guimaraes.

Largo da Misericordia

La tercera gran plaza del centro histórico recibe el nombre de Largo de Misericordia que conecta con las dos plazas principales de la ciudad por las calles Rainha Dona Maria II y Antonio Mota Prego. Lo más reseñable es la iglesia de la Misericordia.

Iglesia de la Misericordia

Iglesia de la Misericordia

Largo de Toural

Más interesante me pareció el plaza de Largo de Toural, situada en las inmediaciones del centro histórico. Se trata de una amplia plaza rodeada de bella arquitectura, dónde destaca la basílica de san Pedro y las fachadas de los edificios del siglo XIX. Esta plaza es uno de los mejores ejemplos de como Guimaraes ha evolucionado desde el medievo hacia la ciudad actual sabiendo mantener el equilibrio entre los diferentes tipos de arquitectura.

Muy cerca de aquí se encuentra el letrero en la muralla de “Aquí nasceu Portugal”.

Iglesia y Convento de São Francisco

Entre el Largo de Toural y el Largo de la República de Brasil encontraréis esta iglesia de estilo barroco que alberga en su interior un excelente conjunto de azulejos del siglo XVIII. Aunque su fachada no es especialmente llamativa os sorprenderá descubrir su interior.

Murallas e Iglesia de Nossa Senhora da Consolação e Santos Passos

Finalmente, podremos acercarnos a la Iglesia de Nossa Senhora da Consolação e Santos Passos que se encuentra también fuera del recinto histórico y está precedida de una larga zona ajardinada que le da toque especial. La iglesia en sí no tiene mucho que destacar pero dar un paseo por el Largo de la Republica de Brasil con la imagen de la iglesia al fondo ya justifica acercarse al lugar.

Desde aquí también podremos ver un tramo de las antiguas murallas que rodeaban el centro histórico de Guimaraes.

Desde la iglesia podemos tomar la avenida Dom Joao IV que nos dejará de nuevo junto a la estación de tren para poner rumbo de nuevo a Oporto y poner fin a nuestra pequeña escapada.

En general la experiencia en Guimaraes fue muy buena, una ciudad muy fácil de ver y que ha sabido conservar su autenticidad a pesar del paso del tiempo. Además, es uno de los mejores lugares para ver la evolución de la arquitectura portuguesa desde la época medieval hasta siglo XIX.

Información práctica

Te dejamos algunos enlaces prácticos para preparar tu visita a Guimaraes:

Página oficial de turismo de Guimaraes

  Alojamiento en Guimaraes

Excursión a Guimaraes y Braga desde Oporto.

Vuelos baratos a Oporto

Descuento de 15 €en Booking

Descuento en Airbnb

  5% de descuento en IATI Seguros

Guías de viaje de Portugal

 

Deja un comentario

Close