Ermita de Son Cocó, Lloseta

11 cosas que hacer en Lloseta: redescubriendo el interior de Mallorca

Los que nos leéis habitualmente sabéis que nos encanta redescubrir los encantos de Mallorca más allá de los destinos de costa. Hoy os llevamos al interior de la isla para visitar Lloseta, un municipio situado en la denominada comarca de Es Raiguer cuyo principal reclamo es  su situación ya que se encuentra a las puertas de la Sierra de Tramuntana. No obstante, sabemos de primera mano que Lloseta tiene más cosas que ofrecer más allá de su entorno.

El próximo 7 y 8 de noviembre volveremos a recorrer el municipio de Lloseta en un Blog Trip de la mano de Turismo de Mallorca y Som de Mallorca. En otro artículo os contaremos nuestra experiencia, pero para calentar motores os dejamos con este listado de 11 cosas que hacer en Lloseta para disfrutar de un fin de semana diferente.

11 cosas que hacer en Lloseta

1. Visitar la iglesia parroquial

Empezamos la visita a la localidad por su centro neurálgico, la Plaza de España. Aquí se encuentra la iglesia parroquial de Lloseta, una iglesia de estilo neoclásico que se comenzó a construir en 1844. El templo parroquial consta de una sola nave y tiene cuatro capillas en cada lado.

La imagen de la virgen de Lloseta es el elemento más representativo de este edificio. En el altar mayor se encuentra la talla de iconografía romano-bizantina de principios del siglo XIII. A la derecha del altar mayor se encuentra la capilla y la cripta de los condes de Aiamans.

Esta iglesia junto con la plaza y el palacio de Aiamans conforman un bello conjunto arquitectónico en el centro del pueblo.

Iglesia parroquial de Lloseta

Iglesia parroquial de Lloseta

2. Descubrir el Palacio de Aiamans

Situado junto a la iglesia parroquial, este elegante palacio rodeado de hermosos jardines ocupa una extensión de unos 15.200 m2 en el corazón de Lloseta. El palacio de Aiamans se construyó a mediados del siglo XVIII siendo durante varios años la vivienda de los condes de Aiamans y varones de Lloseta. El edificio ha sufrido muchas reformas a lo largo de los siglos, de hecho el edificio que podemos ver ahora no conserva nada del edificio original.

Palacio de Aiamans, Lloseta

Palacio de Aiamans

La reforma más importante la realizó el arquitecto Gabriel Alomar en el año 1942, por encargo de Joan March i Ordines quíen entonces era el propietario del edificio.

Con esta última reforma el edificio se transformó en una moderna residencia señorial donde se combinaba la arquitectura mallorquina tradicional con detalles de las villas italianas. No se conserva ninguna imagen de cómo era el edificio antes de la gran reforma hecha en el siglo XIX, por lo que no sabemos como lucía el edificio antes de que Gabriel Alomar llevara a cabo la obra.

En el año 1975 la familia March vendió la propiedad a la sociedad Lloseta S.A. y en 1988 fue declarado Bien de Interés Cultural.

La última reforma se hizo en los noventa y consistió en eliminar los muros que cerraban el palacio para poder dejar a la vista los jardines interiores, eso sí aunque los podamos ver desde fuera los jardines están cerrados al público y no se puede pasear por ellos.

Palacio Aiamans Lloseta

Palacio de Aiamans junto al hotel Cas Comte

3. Alojarse en la casa de los posaderos

Entre el palacio de Aiamans y la iglesia parroquial se encuentra la antigua casa de los Posaderos. Esta fue la residencia de los criados de los condes durante el tiempo que estuvieron allí. Actualmente se ha convertido en un hotel de interior.  Cas Comte Suite & Spa es el nombre del hotel y el año pasado tuvimos la suerte de alojarnos de una de sus habitaciones y descubrir la belleza del edificio en su interior. La verdad que tanto la escalera para subir a las habitaciones con su patio interior como la propia habitación nos encantaron. Ideal para pasar un fin de semana de desconexión en pareja. Podéis ver precios y disponibilidad en este enlace.

Cas Comte Suites & Spa

Cas Comte Suites & Spa

ca's comte suite & spa

Jacuzzi en una de las habitaciones del hotel Cas Comte

4. Callejear por Lloseta

Si visitas el pueblo de Lloseta también merece la pena dar un breve paseo por el núcleo antiguo que se concentra detrás de la iglesia y el palacio. En nuestra opinión, el Carrer Major y el Carrer Nou son los que mejor conservan la esencia de como era Lloseta antiguamente. Además, nos encontraremos varios comercios donde poder comprar productos locales y algún que otro sitio donde parar a tomar algo o disfrutar de su gastronomía como te contamos más adelante. Entre los comercios locales más representativos de Lloseta se encuentra Teixits Riera, un taller textil artesano que puede presumir de ser una de las tres únicas empresas de Mallorca que diseña y elabora productos con la tradicional tela de llengües (lenguas), la tela mallorquina por antonomasia.

5. Ir de Lloseta a la Sierra de Tramuntana

Otro de los encantos que nos ofrece Lloseta es la naturaleza que lo rodea. La localidad está a las puertas de la Sierra de Tramuntana y desde su término municipal podemos realizar numerosas rutas de senderismo. Una de nuestras favoritas es la excursión que se dirige al refugio de Tossals Verds situado a unas dos horas de caminata desde el pueblo.

Excursión a Tossals Verds

Excursión a Tossals Verds

6. Contemplar las vistas del Pla de Mallorca desde El Puig

Subir a El Puig hará que podamos disfrutar de unas vistas espectaculares del Pla de Mallorca. Esta ruta es muy fácil y una vez arriba podremos tener una imagen de gran parte de la isla, a lo lejos el Puig de Randa y más cerca una visión de todo el pueblo de Lloseta, así como de los pueblos cercanos.

Para subir a El Puig deberemos dirigirnos hacia el campo de fútbol y desde ahí deberemos tomar la carretera que pasa por la piscina municipal. Unos 100 metros más arriba a la izquierda veremos unas escaleras que nos indican el camino de subida. Desde ahí seguiremos el sendero que nos llevará hasta la cima donde podremos disfrutar de unas impresionantes vistas de todo el Pla de Mallorca.

Subida al Puig de Lloseta

Subida al Puig de Lloseta

7. Probar el auténtico Cardenal de Lloseta

No podíamos acabar este artículo sin hablar de la gastronamía llosetense. En primer lugar, una de las cosas que hacer en Lloseta es probar su famoso Cardenal. De hecho, muchos conocen Lloseta no tanto por su entorno o edificios sino por este postre típico del pueblo.

La receta de este dulce tiene más de 6 décadas y es todo un secreto que guardan en el Forn de Baix, el horno donde se creo este delicioso postre. El uso del nombre está registrado por ellos y según la versión familiar el nombre de este dulce viene de la expresión italiana Bocatto de cardinale, utilizada para decir que algo está delicioso.

Para todos aquellos que no conozcáis este postre es un pastel alargado cuyos ingredientes principales son dos capas de bizcocho y en el medio de ellas encontramos el merengue. Para poder degustar este pastel tendréis que ir a Lloseta.

Cardenal de Lloseta

Cardenal de Lloseta

 

8. Degustar la alta cocina en Lloseta

No solo el Cardenal ha dado fama a Lloseta. La alta cocina está presente en esta localidad que ha visto crecer grandes chefs. Seguro que los restaurantes Can Carrossa, Santi Taura o Tomeu Lassio te suenan. Entre estos tres restaurantes hay una relación ya que Joan Arbines, el chef de Can Carrosa, fue uno de los maestros de Santi Taura y él, a su vez, ha sido quien ha formado a Tomeu Lassio.

Todos estos chefs trabajan con producto local y cada uno de ellos tiene su propia interpretación de la cocina tradicional. Gracias a la labor de estos cocineros, Lloseta se ha convertido en un lugar ideal para los amantes de la alta cocina.

Ahora bien, en este pueblo encontrarás diferentes opciones gastronómicas. En sus bares y restaurantes también se sirven clásicos como los “variats”, las tapas típicas mallorquinas.

9. Dar un paseo en bicicleta

Otra de las actividades que recomendamos hacer en Lloseta es dar un paseo en bicicleta por sus alrededores. Una de las opciones es ir hasta el llogaret vecino de Biniamar perteneciente al municipio de Selva. En este pequeño pueblo podréis visitar sus dos iglesias y dar un paseo por sus tranquilas calles.

Otra opción de ruta un poco más larga y en la que hay que estar en un mejor estado físico, ya que hay subidas y bajadas, es la ruta circular que comienza en Lloseta para ir a Mancor, después a Biniamar y de vuelta a Lloseta.

Si te apetece hacer esta ruta y no tienes bicicleta, algunas empresas, como Cycling friendly, ofrecen el servicio de alquiler de bicicletas.

Paseo en bici por Lloseta

Paseo en bici por Lloseta

10. Descubrir la leyenda del Oratorio del Cocó

Esta pequeña ermita, declarada Bien de Interés Cultural en 1988, se encuentra a un kilómetro del núcleo de Lloseta. Fue construida en el año 1878 de forma muy sencilla, sin apenas decoración, y en ella se venera a la virgen del Cocó. En el año 1978 con motivo de su centenario el oratorio fue reformado y ampliado. La imagen original de la virgen se conserva en la sacristía parroquial y en el oratorio hay una replica del escultor Francisco Salvà.

Según cuenta la leyenda en el siglo XIII un pastor musulmán encontró una talla de la virgen en un “cocó” (agujero) de una piedra junto al torrente y fue allí donde se construyó el Oratorio del Cocó.

Ermita de Son Cocó, Lloseta

Ermita u oratorio de Son Cocó

11. Asistir a un evento en el teatro

Para acabar un fin de semana diferente en Lloseta podemos asistir a una obra teatral. Sí, habéis oído bien, Lloseta también cuenta con un teatro y uno de los más modernos de la comarca de Es Raiguer. Este teatro tiene una programación de obras durante todo el año para todos los públicos. Además de representaciones teatrales, también hay una oferta de conciertos de distintos artistas.

Hasta aquí, este listado con 11 de cosas que hacer en Lloseta, un pueblo poco conocido turísiticamente pero que bien merece una visita.

Información práctica

Os dejamos algunos enlaces prácticos para preparar la visita:

Página oficial de Turismo de Lloseta

  Alojamiento en Mallorca

Visitas guiadas y excursiones

Vuelos baratos a Mallorca

Casas y alquiler vacacional en Mallorca

Descuento en Airbnb

 

Deja un comentario