Beynac

10 lugares que te harán soñar con un viaje al Périgord Noir

El Périgord es una histórica provincia francesa perteneciente al departamento de Dordoña, en la región de Nueva Aquitania, al suroeste del país. Su territorio está dividido, a su vez, en cuatro subdivisiones: el Perigord blanco (Périgord blanc), el Perigord negro (Périgord noir), el Perigord púrpura (Périgord pourpre) y el Perigord verde (Périgord vert).

Como alguno ya sabréis, el viaje al Périgord Noir fue uno de los road trip que más nos ha marcado ya que fue nuestro primer viaje juntos. Ya hace unos años de ese viaje pero aun recordamos con mucho cariño sus pintorescos pueblos o los paseos junto al río Dordoña. Así pues, hemos querido rememorar esos días con un listado con las que son para nosotros las visitas imprescindibles en una ruta por el Périgord Noir.

¿Qué ver en el Perigord Noir? 10 imprescindibles

1. Jardines de Marqueyssac

Estos jardines son uno de los más visitados de Francia y la verdad no nos sorprende ya que durante el paseo encontraremos unos 150.000 bojes centenarios todos ellos perfectamente podados a mano. Pero no solo la perfecta poda hace de estos jardines un lugar mágico sino que mientras los recorremos iremos viendo varios elementos como miradores, escaleras, bancos, cabañas de piedra seca o senderos sinuosos, que hacen que el paseo sea de lo más agradable.

Los Jardines de Marqueyssac se encuentran ubicados sobre una colina y ocupan una superficie de 22 hectáreas. Lo bueno de su situación es que desde ellos podremos tener unas vistas espectaculares sobre el valle del Dordoña. Uno de los itinerarios nos llevará hasta el Mirador o Belvedere del Dordoña. Desde este mirador situado a 192 metros de altitud se puede ver una panorámica excepcional de todo el valle. Desde él se pueden ver alguno de los castillos y pueblos más conocidos del Périgord Noir como son la Roque-Gageac, Beynac, Castelnaud, entre otros.

Además de los jardines, en la entrada encontramos una antigua residencia de recreo construida a finales del siglo XVIII. La casa tiene dos fachadas bien diferenciadas. Por un lado, la fachada que da hacia el valle más llamativa con una torre justo en el centro donde se encuentran las escaleras y, por otro lado, la parte trasera que da a los jardines y que es mucho más sencilla. Los más llamativo de la edificación es su tejado que está hecho con el material típico de la región, las lajas o tejas de piedra.

Como puedes ver estos jardines son sin duda una visita imprescindible en el Périgord Noir.

2. Beynac-et-Cazenac

Beynac-et-Cazenac se encuentra a 10 km de Sarlat-la-Canéda a orillas del río Dordoña. Su situación junto al río, las casas de piedra con tejados de pizarra, el entorno natural que rodea todo el pueblo y todo ello a los pies de un imponente castillo medieval convierten a Beynac en un lugar realmente precioso. Es por ello que no nos extraña que haya sido catalogado como uno de los pueblos más bonitos de Francia.

La historia de este bonito pueblo está muy ligada a la de su castillo, que fue edificado en el siglo XI para defender el valle. El castillo de Beynac tuvo un papel importante durante la Guerra de los cien años, siendo testigo de muchas batallas entre Francia e Inglaterra ya que el río Dordoña era frontera de estos países. Así pues, los señores de Beynac fueron los aliados del rey de Francia y se enfrentaron continuamente con los señores de Castelnaud que fueron aliados de los ingleses. Otro dato curioso de este castillo es que durante su historia fue asaltado y tomado por el rey Ricardo Corazón de León.

En una visita por Beynac-et-Cazenac te aconsejamos perderte por sus calles empedradas e ir ascendiendo poco a poco hasta al castillo, uno de los mejores conservados de la región. Desde el mismo obtendrás unas vistas espectaculares de todo el valle y de los pueblos y castillos vecinos.

Beynac et Cazenac Périgord Noir

3. Sarlat la Canéda

Una visita al Périgord Noir no puede pasar por alto su capital: Sarlat la Canéda. Una ciudad medieval de techos de pizarra negros que lleva su excelente gastronomía como estandarte.

Durante la Edad Media Sarlat la Canéda fue importante en la ruta comercial con Italia. Es por ello que la mayoría de los edificios que podemos ver hoy en día eran de comerciantes y artesanos. Algunos de estos comerciantes compraban su casa y a medida que ganaban más dinero compraban la de al lado y en medio construían una torre, por eso se pueden ver varias de estas torres entre los edificios de Sarlat.

Gracias a que la mayoría de los edificios de la ciudad eran de comerciantes estos se respetaron y no fueron destruidos durante la Revolución francesa, es por ello que Sarlat la Canéda es la ciudad europea con más edificios declarados monumento histórico por metro cuadrado.

Lo mejor para conocer Sarlat la Canéda es recorrer sus preciosas calles empedradas e ir descubriendo los bonitos edificios del lugar.  La catedral de San Sacerdos es el edificio más representativo del centro histórico de Sarlat-la-Canéda. En ella se pueden ver todavía restos de la antigua iglesia románica que fue construida en el siglo IX cuando llegaron los monjes. También se conserva el campanario el siglo XII, pero la mayor parte del edificio actual se construyó a partir del siglo XVI.

Tampoco te puedes ir de Sarlat la Canéda sin ver las Linterna de los muertos o torre de San Bernardo de Sarlat, situada junto a la catedral. Es el edificio más antiguo de la ciudad y sin duda tiene una forma muy llamativa.

Así pues, en un recorrido por el Périgord Noir vale la pena dedicar al menos una mañana para pasear por las calles de Sarlat la Canéda y si puedes ir en sábado tendrás la ocasión de ver su conocido mercado.

4. Chateau de Commarque

Un bonito paseo a través del bosque nos descubre las ruinas de una excelente fortificación medieval, el Chateau de Commarque.

Para visitar este castillo deberemos dejar el coche en un parking y hacer un pequeño recorrido a pie. El camino está muy bien señalizado y además con la compra de la entrada nos darán un folleto con las explicaciones detalladas de lo que vamos a ver.

La construcción de esta gran fortaleza data de principios del siglo XII y  muestra la importancia histórica que tuvo el lugar, sobre todo durante la Guerra de los Cien Años. El castillo de Commarque fue abandonado a partir del siglo XVI lo que provocó el deterioro del lugar hasta el día de hoy.

El Chateau de Commarque puede que sea el conjunto medieval más complejo que encontramos en el Périgord Noir. Durante la visita veremos una cueva prehistórica, el castillo medieval y un calabozo románico además de disfrutar del paseo por el bosque.

Su aspecto medieval, su estado de ruina y la ubicación del castillo en un entorno natural hacen que sea una visita imprescindible y mágica en la región del Périgord Noir.

Chateau de Commarque, Périgord Noir

5. Chateau de Puymartin

La leyenda de la Dama Blanca nos atrajo a conocer el coqueto chateau de Puymartin situado entre Sarlat la Canéda y Les Eyzies.

Los orígenes de este castillo rodeado de frondosos bosques, se remontan al siglo XIII. Como sucede con varios castillos de la zona, al estar situado en zona fronteriza  sufrió numerosos ataques durante la Guerra de los Cien Años. Es por ello que quedó prácticamente destruido siendo el el siglo XV reconstruido de nuevo y teniendo lugar su última restauración en el siglo XIX.

Como decíamos en un principio este castillo tiene su propio fantasma. Así pues, cuenta la leyenda de la Dama Blanca que Teresa de Saint-Clar, mujer del señor del castillo, fue sorprendida en brazos de su amante por su marido cuando regresaba de la guerra. El marido celoso mató al amante y a su mujer la encerró en la torre del castillo hasta su muerte. Desde ese momento, el espíritu de Teresa deambula en la medianoche por el castillo ansiando su libertad.

Chateau Puymartin, Périgord Noir

6. La Roque-Gageac

A orillas del río Dordoña encontramos este idílico pueblo francés que se encuentra metido en la roca. Sin duda este pueblo es de aquellos que parecen sacados de cuento y no es de extrañar que esté catalogado como uno de los pueblos más bellos de Francia.

Como todo pueblecito lo mejor para conocerlo es recorrer su calles e ir descubriendo bonitos rincones, pero hay tres lugares que no puedes perderte en una visita a la Roque-Gageac.

Primero, el jardín exótico que está junto a la iglesia. Se trata de un jardín tropical donde hay bananeros, bambús, palmeras… un rincón que realmente no esperas encontrar en un pueblo medieval de Francia. En segundo lugar, el Manoir de Trade. Este edificio es una antigua mansión del siglo XVIII que funcionaba como puerta fortificada para entrar al recinto de la villa.  Y por último, no puedes perderte el Chateau de la Malartrie. Es un pequeño chateau de estilo renacentista cuya ultima reforma tuvo lugar en el siglo XIX por el conde de Saint Aulaire.

Otra de las formas de visitar este precioso pueblo es dando un paseo con sus tradicionales gabarras desde las cuales podrás obtener una bonita panorámica del pueblo desde el río. O también puedes alquilar una canoa y hacer el recorrido tú mismo visitando también los pueblos vecinos a través del río.

Otra forma de obtener una espectacular imagen de la Roque-Gageac es desde el Mirador del Dordoña situado en los jardines de Marqueyssac. Desde ahí se puede ver la impresionante situación del pueblo.

La Roque-Gageac, Périgord Noir

7. Jardines de Manoir Eyrignac

Los Jardines de Eyrignac se encuentran en el corazón del Périgord Noir y conforman 10 hectáreas de jardines de ensueño. Estos jardines tienen su origen en el siglo XVIII, cuando alrededor de una mansión se construyeron unos jardines al estilo  francés. Los jardines de Eyrignac conforman un ejemplo único de arte topiario en Francia. Así pues, el arte de la poda se puede apreciar de primera mano en estos jardines. A lo largo del recorrido podremos ver cientos de setos elegantemente podados con formas geométricas y en algunas ocasiones toman forma de animales.

El jardín se estructura en siete espacios diferentes como son el jardín blanco, el jardín francés, la pagoda china, el Pazo de Artaban, jardín de las Flores o el jardín de las Esculturas. Todos estos rincones nos irán sorprendiendo y dejando ver la gran belleza que esconden los jardines así como el perfecto trabajo que hacen los jardineros cuidando cada detalle.

Sin duda alguna son uno de los jardines más bonitos de Francia y su elegancia cautiva a todos sus visitantes.

Jardines de Eyrignac, Périgord Noir

8. Castelnaud la Chapelle

Este precioso pueblo situado junto al río Dordoña es otro de esos lugares que no puedes perderte en un viaje al Périgord Noir. Castelnaud la Chapelle es vecino de Beynac et Cazenac y la Roque-Gageac, lo que hace que en pocos kilómetros podamos ver tres impresionantes pueblos.

El pueblo de Castelnaud se encuentra en el listado de los pueblos más bonitos de Francia y es conocido por sus dos castillos. Por un lado, una fortaleza medieval del siglo XIII que corona el pueblo y, a las afueras, encontramos el Chateau des Milandes de estilo residencial.

Un ascenso por las sinuosas calles empedradas de Castelnaud la Chapelle nos llevará a su castillo medieval. Los orígenes del castillo de Castelnaud se remontan a principios del siglo XIII cuando Bernard de Casnac mandó construir esta inexpugnable fortaleza. No obstante, en 1214 Simón de Montfort  tomó el castillo de Castelnaud el cual posteriormente fue incendiado. Por lo tanto, a lo largo del siglo XIII se volvió construir el castillo siendo la torre cuadrada del homenaje de esa época.
Las continuas guerras provocaron que el castillo cambiara sucesivas veces de bando en pocos años y no fue hasta el 1442 cuando el castillo pasó definitivamente a manos de los franceses.

Actualmente, en el interior del castillo se encuentra el Museo de la Guerra Medieval, donde se puede ver una importante colección de armas y armaduras medievales, así como maquinas de asedio.

Castelnaud la Chapelle, Périgord Noir

9. Chateau de Fenelon

Un castillo feudal con interiores palaciegos es lo que nos espera en el Chateau de Fenelon.

El Chateau de Fenelon está situado junto al pueblo de Saint Mondane donde destacan los bosques y prados verdes. Este castillo con tres líneas de muralla, terrazas panorámicas y un interior cuasi palaciego es un lugar muy recomendable para visitar en una ruta por el Périgord Noir.

La historia de este castillo tiene su origen en el siglo XIII, perteneciendo a la corona de Inglaterra hasta 1376 momento en el que fue reconquistado por los franceses. La imagen que vemos ahora del castillo es resultado de las reformas que se llevaron a cabo en los siglos XIV, XV y XVI.  A partir del siglo XVI el castillo pasó a ser una residencia palaciega, perdiendo su función más defensiva.

Durante la visita al castillo una de las cosas que llama la atención es su distinta apariencia en el exterior. Por un lado el castillo tiene un aspecto más medieval y defensivo, en cambio si observamos la otra fachada es más palaciega, destacando una elegante escalinata exterior que da entrada a las estancias del castillo. Este es un claro ejemplo de la evolución que tuvo el castillo a lo largo de su historia.

Como dato curioso este castillo ha sido escenario de algunas películas, como por ejemplo Por siempre jamás, protagonizada por la actriz Drew Barrymore.

Chateau de Fenelon. Que ver en el Périgord Noir

10. Valle del Dordoña

El río Dordoña cruza el Périgord Noir regalándonos estampas inolvidables. Esta tierra de los mil castillos, fruto de enfrentamientos bélicos como la guerra de los cien años, ha llegado a nuestros días prácticamente intacta y, lo que es mas importante, conservando todo su encanto. Es por eso que recomendamos un viaje por este precioso valle. El paisaje, los pueblos, los castillos y jardines que veréis en este valle seguro que no os dejarán indiferente. Además de los lugares que hemos mencionado en este listado también recomendamos visitar otros pueblos del valle del Dordoña como son: RocamadourCollonges la Rouge, Loubressac, Autoire, Curemonte o Carennac. Cada uno de estos pueblos tiene un encanto especial y merece la pena hacerles una visita.

Valle del Dordoña. Périgord Noir

Te dejamos algunos enlaces prácticos para preparar tu ruta por el Perigord Noir:

  Alojamiento en el sur de Francia

Visitas guiadas y excursiones

Si te ha gustado este artículo también te puede interesar:

Deja un comentario