Qué ver en Liubliana en un día

Liubliana en un día ¿Qué ver y hacer en Liubliana, capital de Eslovenia?

Liubliana o Ljubjana, en esloveno, es la ciudad más importante de Eslovenia y posiblemente la más bonita del país con el permiso de Maribor y Piran. Liubliana parece más un pueblo grande que la capital de un país pero eso no le resta belleza sino lo contrario. Pasear por Liubliana es una gozada. La ciudad es fácil de visitar, moderna, limpia y cuidada. Su centro histórico es bastante compacto pero repleto de calles peatonales rodeadas de edificios elegantes y animadas terrazas junto a la orilla del río Ljubljianica. Además, cuenta con varias zonas verdes siendo la más importante el Parque Tivoli. Si a ello le sumamos que es una de las ciudades más seguras de Europa y Capital Verde Europea, creo que no necesitas más motivos para pasar al menos un día en Liubliana.

Aunque hasta ahora solo tenemos atributos positivos para la ciudad, tenemos que reconocer que antes de visitar Liubliana teníamos las expectativas bastante bajas. Liubliana no es una ciudad renombrada ni muy conocida para el turismo. Supongo que la belleza natural de Eslovenia atrae todas las miradas frente a una capital que carece de monumentos llamativos.

Aunque fue nuestro campamento base en nuestro viaje por Eslovenia, lo cierto es que dedicamos poco más de un día a visitar Liubliana. En este artículo te contamos qué ver en Liubliana en un día o dos.

Que ver en Liubliana en un día

Qué ver y hacer en Liubliana

El centro histórico se concentra alrededor de las dos orillas del río Liublianica y predominan los edificios de estilo Art Nouveau bajo la mirada atenta de su castillo medieval. La verdad que la ciudad es muy fácil de visitar y se puede recorrer a pie en unas horas. Aunque para verla como toca necesitaréis como mínimo un día entero.

Hay que decir que Liubliana es una ciudad universitaria con mucha actividad, así que seguro que encontraréis mil maneras de aprovechar el tiempo en la ciudad.

1. Cruzar el puente de los Dragones, el símbolo de Liubliana

El puente de los Dragones es uno de los iconos de la capital eslovena y también uno de los referentes del Art Noveau en Liubliana. Fue construido en 1901, siendo el primer puente de hormigón y hierro de la ciudad. Llaman la atención los dragones que custodian su entrada y que le han dado nombre.

No será en el único lugar donde veréis dragones ya que es el símbolo de la ciudad. Eso es debido a la leyenda de Jason y los Agronautas que tuvieron que enfrentarse al dragón que habitaba el lugar y rescatar a una mujer virgen secuestrada por él. Finalmente consiguieron vencer al dragón y liberar a la mujer, quedando el espíritu del dragón protegiendo esas tierras que acabaron siendo Liubliana.

Cuenta también la leyenda que cuando una mujer virgen pasa junto al puente el dragón levanta la cola.

Puente de los Dragones, Liubliana

Puente de los Dragones

2. Subir al Castillo de Liubliana

De origen medieval y ampliado bajo el dominio de los Habsburgo, el castillo se erige sobre una colina dominando la ciudad. Buen lugar para disfrutar de unas vistas panorámicas de la cuidad. Se puede acceder a él andando por un camino empinado o la alternativa es subir por el funicular. El precio del funicular ida y vuelta son 4€.

Una vez arriba se puede pasear por el patio del castillo y disfrutar de las vistas de toda la ciudad. Aunque a nosotros no nos llamaron mucho la atención.

La entrada al castillo son unos 8€. Nosotros decidimos no entrar al interior del castillo porque habíamos leído que no valía mucho la pena el interior, así que nos conformamos con visitar el exterior y ver las vistas desde ahí.

Castillo de Liubliana

Castillo de Liubliana

3. Disfrutar el ambiente de la Plaza Preseren

Es el centro neurálgico de la ciudad, por lo que está siempre muy animada tanto por locales como por turistas. Debe su nombre al poeta esloveno France Preseren, del que podemos ver una estatua en un lateral. En esta plaza podrás tener una bonita imagen de la ciudad ya que destaca la rosada iglesia franciscana de la Anunciación y el Triple Puente, muy característico de Liubliana.

Plaza Preseren, Liubliana

Estatua de France Preseren

Muy cerca de la plaza Preseren, en el número 8 de la calle Miklošičeva, encontramos uno de los edificios más famosos de Liubliana: el edificio Vurnikova hiša. Se trata de uno de los edificios más conocidos de Liubliana debido a su colorida fachada ricamente decorada. Este llamativo edificio fue construido por el arquitecto Vurnik en 1921. Actualmente se considera uno de los mejores ejemplos de la arquitectura de estilo nacional.

Fachada del edificio Vurnikova

Fachada del edificio Vurnikova

4. Fotografiar la Iglesia de la Anunciación

La iglesia de la Anunciación es el templo religioso más conocido de Liubliana, por encima de la catedral. Preside la plaza Preseren pero es visible desde distintos puntos del centro y desde la orilla del río Liublianica. Lo que más llama la atención y lo más característico de esta iglesia de estilo barroco es su fachada de tono rosado que destaca sobre el resto de edificios de su alrededor. Es posiblemente uno de los edificios más fotografiados de Liubliana.

Iglesia de la Anunciación, Plaza Preseren

Iglesia de la Anunciación, Plaza Preseren

5. Mercado central

El Mercado Central es una de las obras del prolífero arquitecto Jože Plečnik. Este mercado cubierto se encuentra paralelo al río Ljubljanica entre el puente Triple y el puente de los Dragones junto a la plaza Vodnikov trg.

Es un lugar perfecto para conocer la gastronomía de la ciudad y mezclarse con los locales mientras hacen sus compras.

El mercado abre todos los días menos el domingo. Nosotros justo fuimos ese día de la semana por lo que no pudimos ver todo el ambiente del lugar y los puestos con comida. ¡Tenemos excusa para volver!

Mercado Central de Liubliana

Mercado Central de Liubliana

6. Puente Triple

Es el puente más monumental de la ciudad y como su propio nombre indica está formado por tres puentes. Une la ciudad moderna  con el centro medieval de Liubliana.

Esta forma tan peculiar es causa de una ampliación que tuvo lugar en 1842 en la que se anexaron dos puentes laterales a un viejo puente de piedra quedando esta curiosa forma actual.

Puente Triple

Puente Triple de Liubliana

Río Liublianica a su paso por Liubliana. Iglesia de la Anunciación al fondo.

Río Liublianica a su paso por Liubliana. Iglesia de la Anunciación al fondo.

7. Puente de los Zapateros

Diseñado también por el arquitecto Jože Plečnik, compite por ser uno de los puentes más fotogénicos de Liubliana. Está decorado por una hilera de columnas corintias a cada lado.

Su nombre es debido a que esta era la zona del gremio de los zapateros.

Puente de los Zapateros

Puente de los Zapateros

8. Descurbrir los frescos de la Catedral de San Nicolás

Cerca del Mercado Central y del Ayuntamiento, encontramos uno de los edificios religiosos más importantes: la catedral de San Nicolás. Se construyó en el siglo XVIII, en estilo barroco, sobre una antigua iglesia.

La entrada es gratuita y en el interior destacan los frescos barrocos. Lo más llamativo de este edificio son sus puertas laterales donde se encuentra tallada en bronce la historia de Eslovenia.

Catedral de San Nicolás, Liubliana

Interior de la catedral de Liubliana

9. Pasear por el Parque Tivoli

Es el parque más grande de la ciudad y lugar perfecto para dar largos paseos y relajarse. Estuvimos deambulando por el parque un rato aunque nos dio la impresión que apenas vimos un 10%, es enorme!!

Nos pareció un lugar ideal para descansar o tomar una pequeña merienda. Además suele haber exposiciones temporales para ver.

Nos gustó mucho lo bien cuidado que estaba y nos sorprendió muchísimo el gran tamaño.

Parque Tivoli, Liubliana

Parque Tivoli

10. Comer en una de las terrazas junto al río Ljubljanica

Otra experiencia imprescindible es pararse a tomar algo o comer en alguna de las terrazas junto al rio Liublianica para disfrutar del ambiente. La primera noche elegimos el restaurante Slovenia House dónde pudimos probar varios patés y quesos de la región.

Y nos solo disfrutamos del ambiente animado mientras cenamos, también dimos un agradable paseo en bicicleta junto al río.

Paseo en bici junto al río Liublianica

Paseo en bici junto al río Liublianica

Río Liublianica a su paso por Liubliana

Río Liublianica a su paso por Liubliana

11. Stari trg, Gornji trg y Mestni trg, el corazón medieval de Liubliana

Bajo la sombra del castillo se encuentra la parte más antigua de Liubliana. Hablamos principalmente de tres plazas alargadas unidas entre sí, todas ellas rodeadas de edificios con elegantes fachadas barrocas e interiores medievales. Es la zona más bonita de la ciudad, ideal para pasear y perderse por sus calles.

Mestni trg

Mestni trg

La fuente que se encuentra frente al Ayuntamiento es la Fuente de los tres ríos de Carniola y como su propio nombre indica, representa a los tres ríos importantes de la región: Sava, Ljubljanica y Krka.

Stari trg

Stari trg

Gornji Trg, la calle más bonita de Liubliana

Gornji Trg

12. Barrio nuevo de Liubliana

En la otra orilla del río Liublianica, en la parte más nueva de la ciudad, destaca la enorme plaza del Congreso o Kongresni trg a la que llegamos a través de la agradable calle Wolfova desde la Plaza Preseren. Recibe su nombre por el edificio del parlamento esloveno situado en una de las esquinas de la plaza.

A pocos minutos de ahí, si seguimos la calle Gosposka, llegaremos a la plaza Novi trg. Esta últim es una plaza amplia, presidida por una fuente y desde donde podemos disfrutar de una bonita vista del castillo.

13. Metelkova, un barrio alternativo

Para acabar, nos acercamos al peculiar barrio alternativo de Metelkova mesto. Se trata de un centro social y cultural autónomo ubicado en el centro de Liubliana, cerca de la estación de tren. Originalmente era un cuartel militar del ejército del imperio austro-húngaro que luego se convirtió en la sede eslovena del Ejército Nacional Yugoslavo. En 1993 fue ocupado por un asociación de artistas e intelectuales alternativos que transformaron complemente el barrio.

Nada más llegar es visible el contraste con lo que habíamos visto hasta el momento la ciudad pero no por ello menos interesante. Aunque realmente ocupa un área pequeña la sensación es como ir a otra ciudad dentro de Liubliana. Todo el recinto es una obra de arte callejero: criaturas que cuelgan de los edificios, grafitis por todas partes, esculturas inusuales…

El barrio de Metelkova nos recordó un poco a otros barrios alternativos como el de Uzupis en Vilna o el de Christiania en Copenhague.

Metelkova mestoMetelkova mesto

Metelkova mesto

Hasta aquí nuestras recomendaciones para ver las principales visitas de Liubliana en un día.

Información práctica

Te dejamos algunos enlaces prácticos para preparar tu visita a Liubliana:

Página oficial de turismo de Liubliana

Página oficial de turismo de Eslovenia

  Alojamiento en Liubliana

Vuelos baratos

Visitas guiadas y excursiones en Eslovenia

Alquiler de coche 

Descuento en Airbnb

 

One Comment

Deja un comentario