Murallas de Elvas

9 ciudades amuralladas entre las más bonitas de Europa

Originalmente ideadas para proteger a sus habitantes, las ciudades amuralladas son hoy en día un importante reclamo turísitico que nos sumergen en una atmósfera medieval y nos hacen imaginar tiempos pasados con soldados vigilando las puertas y los ejércitos intentando conquistar la ciudad.

A partir del siglo XII, surgieron en Europa cientos de ciudades amuralladas debido a los numeros conflictos bélicos. Durante el siglo XIX, no obstante, la gran mayoría de estas ciudades fortificadas fueron demoliendo sus muros defensivos para poder ampliarse y modernizarse. Afortunadamente, aun se conservan auténticas joyas medievales que nos sumergen en la historia y nos permiten imaginar la importancia de estas fortificaciones para la vida de la ciudad.

Si te interesa la historia o simplemente quieres descubrir algunos de los mejores destinos de Europa, no te pierdas nuestra selección con 9 de las mejores ciudades fortificadas de Europa.

Las mejores ciudades amuralladas de Europa

1. Ávila

Como no podía ser otra manera, empezamos este listado con la ciudad de Ávila que puede presumir de ser una de las ciudades amuralladas más bonitas del mundo.

La de Ávila es una auténtica muralla medieval que se conserva en perfecto estado de conservación. La construcción del recinto fortificado se remonta a finales del siglo XI en estilo románico.  Tiene un perímetro de 2,5km con muros de piedra que alcanzan los tres metros de espesor y se mantienen en pie 87 torreones y 9 puertas.

En 1985 la ciudad de Ávila fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Murallas de Ávila

2. Tallinn

Desde Ávila recorremos más 3000 km hasta llegar a Estonia. Su capital, Tallinn, es posiblemente la ciudad medieval mejor conservada del norte de Europa. El casco histórico de Tallinn, declarado Patrimonio de la Humanidad, está protegido por gruesos muros de piedra e imponentes torreones. La fortificaciones de Tallinn se empezarona construir en el siglo XIII, siendo ampliadas y mejoradas en los siglos posteriores, especialmente durante la dominación sueca de al ciudad. Hoy en día, se conservan 26 torres y cerca de 2 km de muralla defensiva.

Uno de los mejores sitios para contemplar las murallas de Tallinn es el mirador de Patkuli, en la colina Toompea.

3. Carcassonne

Entra las ciudades amuralladas más impresionantes y mejor conservadas de Europa, nunca falta Carcassonne. Situada en el sur de de Francia, en una región donde abundan los castillos y pueblos de cuento, Carcassonne conserva intactos un doble recinto amurallado que suma un total de 3 km de murallas y más de 50 torres. Entrar a la Cité por la fortificada puerta de Narbona, recorrer sus calles empedradas o dar una vuelta por el camino de ronda es un auténtico viaje a la Edad Media.

Si tienes la oportunidad, date un paseo de noche por Carcassonne.

Ciudad amurallada de Carcassone

4. Óbidos

Óbidos es una pintoresca ciudad medieval situada en el centro de Portugal. Su casco histórico está completamente rodeado por un perímetro amurallado de 1,5km que se une a un precioso castillo medieval. El primer conjunto defensivo se construyó por los árabes en el siglo VIII y se mantuvo tras la reconquista de la ciudad por Alfonso Henriques en el siglo XII.

Contemplar los azulejos de la Puerta de la Vila, dar un paseo por sus calles de trazado medieval o rodear la ciudad dando un paseo por sus murallas son algunas de las experiencias que no te puedes perder en Óbidos.

Murallas de la ciudad medieval de Óbidos

5. Avignon

Avignon, también conocida como la ciudad de los papas,  puede presumir orgullosa de conservar casi intactas 4,3 km de murallas erigidas en el siglo XIV. El recinto fortificado fue mandando construir por el Papa Inocente VI en el contexto de la Guerra de los Cien Años entre Francia e Inglaterra.

Murallas de Avignon

6. Lugo

A pocos sorprenderá leer que Lugo cuenta con uno de los recintos fortificados más impresionantes de Europa. Las murallas de Lugo, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, son el principal reclamo de esta ciudad gallega.

En la segunda mitada del siglo III, los romanos dotaron a Lugo de un magnífico sistema defensivo por la amenaza de posibles ataques de bárbaros. Se conservan algo más de 2km de murallas y 71 torres. Los muros alcanzan los siete metros de ancho en algunos tramos.

Murallas de Lugo

7. Sighisoara

La siguiente ciudad de este listado es Sighisoara ubicada en el corazón de Transilvania, Rumania. Sighisoara es la ciudad natal de Vlad Tepes, personaje que inspiró la novela de Drácula, conserva prácticamente intactas sus murallas y hasta 9 torreones.

8. Estambul

Está es la única que no está completamente amurallada. Aun así no podían faltar aquí las murallas de la antigua Constantinopla. Unos muros construidos por el emperador Constantino en el siglo V y que protegieron al Imperio Romano de Oriente hasta la caída de Constantinopla en 1453.

Murallas de Estambul

9. Elvas

Posiblemente sea la ciudad más desconocida de este listado, pero conserva uno de los mejores conjuntos fortificados del mundo. Elvas es una ciudad portuguesa que debido a su situación fronteriza y la amenaza constante de una invasión por España, fue fuertemente fortificada durante los siglos XVII a XIX con un completo sistema de murallas, fosos y castillos, cuyo objetivo era proteger la indepedencia de Portugal. De este modo, la ciudad quedó protegida por un impresionante conjunto de fortificaciones abaluartadas que la ha valido para ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La ciudad amurallada de Elvas

¿Te han gustado estas ciudades fortificadas? ¿Qué ciudad amurallada añadirías?

 

Deja un comentario