Qué ver en Sighisoara, Rumanía

Sighisoara en un día ¿Qué ver en Sighisoara, la perla de Transilvania?

Érase una vez Sighisoara, una bella ciudad medieval situada en la histórica región de Transilvania en el corazón de Rumanía. Sighisoara rebosa encanto por todos sus costados. Se encuentra en lo alto de una colina, rodeada completamente por sus murallas y torres de cuento y, en su interior, guarda un pintoresco entramado de calles empedradas, plazas, iglesias y casas de colores.

La mayoría de los que visitan Sighisoara coinciden en que es una de las ciudades más bonitas de Rumanía, podium que disputa con otras ciudades como Brasov o Sibiu. Tras 11 días viajando por el país, no nos cabe duda de que Sighisoara es un lugar que no puedes perderte y si estás preparando un viaje a Rumanía deberías guardarte al menos un día para visitar la perla de Transilvania.

Por si aun no te hemos convencido, te vamos a dar algunas razones más para visitar Sighisoara.

  • Junto a Sibiu y Brasov, Sighisoara es una de las siete ciudades fortificadas que fundaron los sajones en el siglo XII. El objetivo era proteger las fronteras del reino de Hungría frente la creciente amenaza otomana. Busto de Vlad Tepes, nacido en Sighisoara y relacionado con la leyenda de Drácula
  • En 1999 el casco histórico de Sighisoara fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco como ejemplo de pequeña ciudad medieval fortificada que desempeñó un importante papel estratégico y comercial en las márgenes de Europa central durante varios siglos.
  • El centro histórico está en perfecto estado de conservación gracias a una profunda renovación que tuvo lugar en 2016.
  • Además, el casco histórico de la ciudad es peatonal por lo que caminar por sus calles empedradas es como realizar un viaje en el tiempo.
  • Por último, si tienes interés en el personaje de Drácula, debes saber que Sighisoara es una parte importante de la historia de su vida, ya que se considera el lugar de nacimiento de Vlad III, también conocido como Vlad Tepes o Vlad Dracul. Vlad Tepes fue un gobernante rumano famoso por los métodos crueles que usó para torturar y ejecutar a sus enemigos. Generalmente se le asocia a la figura de Drácula porque dicen que sirvió de inspiración para la famosa novela de Bram Stoker. Si quieres saber más sobre la leyenda del famoso vampiro no pierdas estos artículos:

Strada Turnului, Sighisoara

¿Qué ver y hacer en Sighisoara en un día?

Lo primero que nos preguntamos es si un día es suficiente para descubrir esta ciudad rumana. La respuesta es clara. Dado su tamaño compacto, una jornada paseando por sus calles es tiempo suficiente para visitar los principales atractivos de Sighisoara. La mayoría de lugares de interés se concentran dentro de la denominada ciudad alta, dentro del recinto amurallado, que os podréis patear prácticamente en una mañana. De hecho, la mayoría de visitantes que llegan a Sighisoara lo hacen como excursión de un día desde otras ciudades rumanas como Brasov o Sibiu, dedicando apenas 6 o 7 horas a la ciudad.

Precisamente por ello, también os aconsejamos hacer noche en esta ciudad ya que a última hora de la tarde o a primera hora de la mañana es cuando los turistas se han ido, y su casco histórico se sumerge en una tranquilidad y magia absolutas.

Ahora sí, os dejamos con 10 cosas que ver y hacer en Sighisoara en un día.

1. Visitar la Torre del Reloj (Turnul cu Ceas)

La Torre del Reloj o Turnul cu Ceas, en rumano, es el icono de Sighisoara por excelencia. Probablemente también será la primera imagen que veas de Sighisoara si llegas al casco antiguo desde la ciudad baja por la Strada Turnului.

La torre fue construida en el siglo XIV y hasta mediados del siglo XVI albergó el ayuntamiento de la ciudad. Por eso también es conocida como la Torre del Ayuntamiento. En 1676 la torre quedó totalmente devastada por un incendio, siendo reconstruida al año siguiente con el magnífico resultado que vemos hoy en día. Con sus 64m de altura, es la torre más grande de la ciudad si bien lo que realmente la hace especial es su colorida cúpula con tejas policromadas que brillan al sol.

La Torre del Reloj nos recordó mucho a la torre de Saschiz, también declarada patrimonio de la humanidad y que descubrimos un día antes durante nuestra ruta por las iglesias fortificadas.

En sus fachadas norte y sur podremos ver unas entrañables figuras talladas en madera que acompañan al reloj. Hay un total de siete figuras, una para cada día de la semana y se cambian cada noche a las doce.

Desde finales del siglo XIX el interior de la torre alberga un pequeño museo de historia de la ciudad. Por aproximadamente 4€ al cambio podremos visitar el museo que cuenta con una interesante colección de objetos antiguos, además de poder ver de cerca las figuras de madera del reloj. Aunque, sin duda, lo mejor son las magníficas vistas panorámicas de Sighisoara desde la parte superior de la torre.

A la hora de planificar la visita, ten en cuenta que el museo cierra los lunes.

Vistas de Sighisoara desde la Torre del Reloj

2. Encontrar la casa natal de Drácula

A escasos metros de la Torre del Reloj, una placa en la pared nos recuerda cuál fue la casa natal de Vlad Dracul. La cuna del personaje que inspiró la creación del mítico vampiro y que ha conseguido atraer miles de visitantes a Transilvania. La casa es hoy en día un restaurante y cuenta con una habitación ambientada en la leyenda de Drácula. La verdad que la casa no conserva la decoración original y es tan solo un montaje por lo que decidimos prescindir de la “turistada”.

Frente a la casa de Drácula se levanta la Casa Veneciana, una de las mansiones más bonitas de Sighisoara, esta elegante casa fue edificada en el siglo XVI inspirada en el estilo veneciano como delantan sus ventanas.

3. Visitar la Piata Cetatii, el corazón de Sighisoara

La Piata Cetatii ocupa el centro de la ciudadela y es un buen punto de partida para empezar nuestra ruta por las calles del centro de Sighisoara. Es una plaza animada con varios restaurantes y terrazas dónde tomar algo. La plaza está rodeada de edificios de distintos colores y épocas, siendo la más llamativa la casa Hirscherhaus, también conocida como la casa de los ciervos, ya que una de sus esquinas está decorada con la cabeza de ciervo con cuernos naturales.

Casa de los ciervos, Sighisoara

4. Pasear por las coloridas calles de Sighisoara

Desde la Piata Cetatii empezamos nuestro recorrido por las empedradas y coloridas calles del centro. Por sus colores y encanto, hay tres calles que consideramos de visita imprescindible: Strada Tamplarilor, Strada Bastionului y Strada Scolii. A estas tres se puede añadir la Strada Zidul Cetati por sus vistas al otro lado de la ciudad. Os dejamos algunas fotos para poneros los dientes largos:

Casas de colores en SighisoaraQué ver en SighisoaraSighisoara, ciudad patrimonio de la humanidad en Rumanía

5. Conocer las torres que rodean la ciudad

Dada su ubicación, los residentes de Sighisoara vivían bajo una amenaza casi constante de invasión. Por ello los propios comerciantes y artesanos de la ciudad decidieron levantar torres para proteger la ciudad de posibles ataques. Cada gremio tenía su propia torre y se encargaba de su protección. Carniceros, zapatero, herreros…así hasta catorce gremios con sus catorce torres. En la actualidad se conservan nueve de estas torres que podremos ir descubriendo a lo largo de un agradable un paseo bordeando el casco histórico de Sighisoara.

6. Subir a la colina por la escalera cubierta (scara acoperita)

Al final de la Strada Scolii encontramos otra de las visitas imprescindibles en Sighisoara. Se trata de la escalera cubierta, una preciosa escalera de madera construida en 1642 que sube a la parte más alta de la ciudad. Se construyó para facilitar en los días de lluvia o nieve a estudiantes y feligreses el camino a la escuela y a la iglesia, ambas situadas en la parte alta de la ciudad.

Después de subir los 176 escalones que nos separan de la colina, podremos visitar la iglesia (Biserica din Deal) de estilo gótico tardío. Su interior está decorado con pinturas al fresco únicas en Transilvania. Lamentablemente, la iglesia estaba cerrada cuando la visitamos.

Scara Acoperita, Sighisoara

7. Pasear por el cementerio

Aunque no pudimos visitar la iglesia, sí que tuvimos oportunidad de pasear por el antiguo cementerio sajón. El cementerio está  situado en la ladera de la montaña y pudimos realizar un paseo muy agradable en búsqueda de las tumbas de los antiguos habitantes de la ciudad.

8. Ayuntamiento de Sighisoara e iglesia del monasterio

Para acabar la visita a la ciudadela, podéis acercaros a dos lugares de interés situados muy cerca de la Torre del Reloj y separados por un pequeño parque con vistas a las ciudad baja. Primero destacar el Ayuntamiento de Sighisoara, un elegante edificio de finales del siglo XIX que contrasta con los aires medievales de la ciudad. Junto al ayuntamiento se sitúa la iglesia del monasterio dominicano (Biserica Mănăstirii Dominicane). Esta iglesia de estilo gótico fue edificada a finales del siglo XIII y es lo único que queda del monasterio medieval dominicano que ocupaba esta parte de la ciudad. Muy posiblemente es el edificio más antiguo de la ciudad ya que la ciudadela se construyó alrededor del monasterio.

9. Pasear por la ciudad baja

Con las anteriores visitas habremos visto los lugares imprescindibles para ver en Sighisoara. Ahora bien, si aun os queda algo de tiempo, podéis completar la visita con un paseo por la ciudad baja (Orasul de Jos). Arquitectónicamente esta parte de la ciudad es menos llamativa, destacando únicamente algunos edificios de finales del siglo XIX como la Casa Rosenthal o la Casa de los Artesanos que ocupa actualmente un restaurante.

A pesar de ello, vale la pena acercarse ya que es en esta zona de la ciudad donde se palpa más el ambiente local. Otro aspecto a tener en cuenta es que en la ciudad baja encontraréis una gran variedad de restaurantes y comercios locales a precios más asequibles y menos enfocados al turista.

10. Visitar la iglesia ortodoxa de la Santísima Trinidad

La última recomendación si pasas un día Sighisoara es visitar la monumental iglesia de la Santísima Trinidad. Se trata de una iglesia ortodoxa rumana de estilo neo bizantino ubicada a orillas del río Tarnava Mare. A pesar de no ser especialmente antigua, sí que es un edificio llamativo por sus dimensiones y profusa decoración interior.

Si no dispones de mucho tiempo, comentarte que hay una vista de la iglesia desde el parque que hay junto al Ayuntamiento.

Hasta aquí nuestras recomendaciones para descubrir Sighisoara, una de las ciudades que más nos gustó de Rumanía.


Os dejamos con algunos enlaces prácticos para preparar la visita a Sighisoara:

Página oficial de Turismo

Alojamiento en Sighisoara

Descuento Airbnb

Vuelos baratos

Visitas guiadas y excursiones en Rumanía

Alquiler de coche 

 

 

 

Deja un comentario

Close