Iglesias fortificadas de Transilvania, Rumania

Iglesias fortificadas de Transilvania, una visita imprescindible en Rumanía

Nuestro viaje a Rumanía fue una sorpresa tras otra. Desde castillos de cuento como los de Hunyad o Bran hasta iglesias que quitan el hipo como las que encontramos en las históricas regiones de Maramures y Bucovina. Entre unas y otras podríamos situar las iglesias fortificadas de Transilvania, pequeños reductos fortificados construidos entorno a una iglesia que nos sorprendieron por su autenticidad y entorno rural.

Estas iglesias fortificadas fueron construidas entre los siglos XIII y XVI por colonos alemanes conocidos como sajones de Transilvania. Los sajones poblaron las fronteras del Reino de Hungría con la esperanza de que pudieran resistir a las invasiones, primero de los mongoles y posteriormente de los otomanos. Una de las soluciones utilizadas por los sajones fue la fortificación de sus iglesias lo que permitía proteger a toda la comunidad ante un ataque inminente. Algunas de ellas a penas tienen una muralla que las protege, otras son verdaderas fortalezas medievales con sus torres defensivas e imponentes murallas.

En Transilvania y especialmente en los alrededores de Sibiu, centro de la comunidad sajona, se llegaron construir más de 200 iglesias fortificadas de las cuales se conservan en más o menos buen estado alrededor de 40, siete de las cuales fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO:

  • Biertan
  • Calnic
  • Darjiu
  • Prejmer
  • Saschiz
  • Valea Viilor
  • Viscri

De todas ellas pudimos visitar 4 de las más representativas, además de alguna otra que no estaba en la anterior lista como Harman.

Iglesias fortificadas de Transilvania, Rumania

Ruta por las principales iglesias fortificadas de Transilvania

Para visitar la totalidad de las iglesias que se mencionan en este artículo se recomiendan al menos un día y medio. También es posible hacerlo en una sola jornada pero solo si os conformáis con la vista exterior. Además de las iglesias, vale la pena darse una vuelta por los pueblos ya que en alguno de ellos parece que el tiempo se ha detenido.

Las iglesias fortificadas más interesantes se encuentran repartidas entre los condados de Sibiu y Brasov por lo que es recomendable empezar la ruta desde estas ciudades, especialmente desde esta última. También es posible hacer base en Sighisoara y hacer el recorrido de norte a sur. Lo más fácil es realizar el recorrido por vuestra cuenta en vehículo propio pero también es posible contratar alguna de excursión

A continuación, os dejamos con un mapa con la localización exacta de las iglesias fortificadas que visitamos:

1. Harman

Empezamos el recorrido por las iglesias fortificadas de Transilvania por la localidad de Harman. Harman se encuentra a pocos km de Brasov y supone una excursión perfecta de una mañana que podremos combinar con la iglesia fortificada de Prejmer.

Los muros que rodean la iglesia fortificada de Harman tienen forma circular y cuenta con siete torres defensivas. Accedemos a su interior a través de la puerta fortificada. Dentro de sus muros, además de la iglesia, encontramos numerosas estancias adosadas  la muralla que servían para refugiar a la población durante los asedios.

La iglesia de Harman fue fundada por los caballeros teutones y posteriormente reformada por la orden cisterciense en el mismo siglo. No obstante, no fue hasta los siglos XV y XVII cuando se reforzaron las defensas convirtiéndose en uno de los recintos fortificados más importantes de la región. Cuentan que ninguno de los invasores (turcos, sajones, moldavos..) pudieron conquistar la iglesia fortificada de Harman y que, incluso, resistió 5 plagas, 4 inundaciones y 2 incendios.

Iglesia fortificada de Harman

Cabe destacar que la iglesia conserva la estructura original así como la torre del campanario del 1300. Los elementos decorativos como el altar son de los siglos XVII, XVIII y XIX. En el interior, un cartel nos indica que podemos subir “bajo nuestro riesgo” a la torre. Las escalones de madera están notablemente desgastados y se nota que hace años que no ha pasado un control de seguridad o similar. Desde arriba obtendréis una visión de todo el recinto desde las alturas, aunque a través de una rejilla.

Tras la visita a la iglesia podemos acabar  nuestro recorrido  rodeando el recinto observando los muros desde su interior. Especialmente llamativas son las pinturas al fresco que encontramos en una las torres de la muralla. Originalmente se trataba de una capilla pero con la construcción del círculo defensivo se reconvirtió en torre defensiva.

2. Prejmer

Muy cerca de Harman, encontramos la imponente iglesia fortificada de Prejmer, la más grande del sudeste de Europa y que fue declarada patrimonio de la humanidad. También fue construida por la orden teutónica en el siglo XIII y en toda su historia solo fue conquistada una vez, en 1611.

Iglesia fortificada de Prejmer

La iglesia está protegida por gruesos muros de 5m de ancho, torres defensivas y dos líneas de defensa diferenciadas. Entramos primero a un primer bastión defensivo dónde se puede visitar un interesante museo. Luego un túnel nos lleva bajo los gruesos muros hasta el núcleo de la fortificación dónde se encuentra la iglesia y la mayor parte de las estancias.

Al igual que en Harman, Prejmer es prácticamente un pueblo adosado a los gruesos muros que rodean la iglesia, ya que encontramos viviendas dónde podían refugiarse los aldeanos. Lo sorprendente es que en el caso de Prejmer hay hasta cuatro alturas de viviendas con espacio para unas 1600 personas. Durante la visita podemos recorrer libremente los diferentes pisos y adentrarnos incluso en los pasillos interiores de las murallas. Es realmente como retroceder en el tiempo. Especialmente llamativa es la escuela que aun conserva múltiples objetos de época.

Interior de la iglesia fortificada de Prejmer

3. Viscri

La siguiente iglesia fortificada se encuentra en la localidad de Viscri. Tal vez no sea la más espectacular, pero sin duda es la más auténtica de todas por su entorno rural. En Viscri parece que el tiempo se ha detenido y que retrocedemos al medioevo. Llegamos a la población por un camino de tierra que nos anticipaba lo que nos íbamos a encontrar. Calles de tierra y piedras, las casas prácticamente eran las mismas que las que construyeron los colonos alemanes varios siglos atrás y un estilo de vida cien por cien rural. ¡Hasta pasaban los carros de caballos cargando con las lecheras! Con ese ambiente tan rural, no pudimos evitar llevarnos de recuerdo unos calcetines de ganchillo que hacía una señora del pueblo y aportar nuestro granito de arena a la economía del pueblo.

Curiosamente el pueblo es uno de los mejores conservados de Transilvania gracias en parte a la ayuda del Príncipe Carlos de Gales quién destinó fondos a la recuperación de Viscri y su iglesia.

La iglesia fortificada blanca, declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO, es una de las visitas obligadas en esta población. Sus orígenes se remontan al siglo XI, siendo la más antigua de las iglesia que visitamos en el viaje. Las murallas y torres se añadieron en los siglos posteriores a raíz de las crecientes invasiones.

En nuestra visita, la iglesia estaba regentaba por una señora mayor con la que nos entendimos mediante señas. Por apenas 1€ al cambio accedimos al recinto fortificado. Pudimos entrar en la iglesia, subir a la torre del campanario y visitar un museo con objetos tradicionales y herramientas pertenecientes a la comunidad sajona de Viscri.

Viscri, ruta por las iglesias fortificadas de TransilvaniaVistas desde la torre de la iglesia fortificada de Viscri

4. Saschiz

En la carretera que une Brasov con Sighisiora encontramos la población de Saschiz. Nada más llegar nos recibe con su imponente torre del reloj junto a la iglesia que fue construida por la comunidad sajona a finales del siglo XV. A diferencia de las anteriores iglesias fortificadas, Saschiz únicamente conserva una de las torres de la fortificación original, la cual fue reconvertida en una elegante torre del reloj similar a la famosa torre del reloj de Sighisoara. Además, en la cima que domina el pueblo encontramos las ruinas de un castillo teutón.

Saschiz, iglesias fortificadas de Transilvania, Rumania

5. Biertan, una de las iglesias fortificadas más bonitas de Rumania.

Biertan es la joya de las iglesias fortificadas de Rumania. Incluida también en el Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, llama poderosamente la atención su imponente iglesia visible desde varios kilómetros antes de llegar al pueblo. Protegiendo la iglesia encontramos un sistema defensivo compuesto por tres anillos de murallas y esbeltas torres que la convierten en una verdadera fortaleza medieval. Sin duda, la primera impresión es que estábamos ante la más espectacular de todas las iglesias fortificadas de Rumanía.

Biertan y la iglesia fortificada más bonita de Rumania

Biertan, la joya de las iglesias fortificadas de Rumania

Biertan, iglesias fortificadas de Transilvania, Rumania

Biertan se construyó entre los siglos XV y XVI debido a la amenaza otomana. Por ese mismo motivo la iglesia fue fuertemente fortificada desde el principio siendo concebida para ser un lugar inexpugnable. A diferencia de Harman o Prejmer aquí no encontramos viviendas adosadas a las murallas ya que el tamaño de la iglesia permitía refugiar a todo el pueblo. Su iglesia gótica fue la sede de la iglesia sajona y en su interior destaca el retablo y el órgano. Aunque lo realmente curioso es el innovador sistema de protección con el que contaba la iglesia para proteger los objetos de valor que se guardaban en la sacristía. Me refiero a un mecanismo de bloqueo de puertas único en la época que permitía cerrar hasta 19 puertas de forma simultánea con una sola llave.

Cerradura de la iglesia de BiertanAdemás de ver la iglesia, durante la visita podemos recorrer las diferentes torres y pasear por los diferentes niveles de murallas. En una de las torres descubrimos otra historia o leyenda bastante curiosa cuya finalidad era evitar los divorcios. Se trataba de una “prisión matrimonial” donde las parejas que querían divorciarse quedaban encerradas durante dos semanas con solo una cama, una mesa, un plato y un juego de cubiertos, viéndose forzados a solucionar sus problemas. Parece ser que el sistema fue efectivo ya que durante sus tres siglos de uso se dice que solo una pareja llegó a divorciarse.

6. Extra: Fortaleza de Rupea

Aunque no es propiamente una iglesia, la fortaleza de Rupea es una parada muy interesante para completar vuestro recorrido por las iglesias fortificadas de Transilvania. La fortaleza de Rupea fue construida en el siglo XIV y  es, junto a Rasnov, una de las fortalezas medievales mejor conservadas de Transilvania.

La fortaleza se encuentra cerca de Viscri, junto a la carretera que une Brasov y Sighisoara.

Fortaleza de Rupea, RumaniaFortaleza de Rupea, Rumania

Con la fortaleza de Rupea damos por acabada esta ruta por  las iglesias fortificadas de Transilvania. En mi opinión, las iglesias fortificadas de Transilvania son una de las visitas más auténticas e interesantes del viaje a Rumania y que deberían estar en cualquier lista de visitas imprescindibles en Rumania. Además, es la mejor manera de descubrir la herencia sajona que transformó la región rumana durante varios siglos.

Información práctica

Os dejamos algunos enlaces prácticos para preparar la visita:

Página web dónde aparecen todas las iglesias fortificadas, localización y horarios.

Alojamiento en Transilvania

Vuelos baratos

Visitas guiadas y excursiones en Rumania

Descuento Airbnb

 

 

One Comment

Deja un comentario