Granadilla, Cáceres

Granadilla, posiblemente el pueblo abandonado más bonito de España

A lo largo y ancho de la geografía española encontramos decenas de pueblos abandonados. Algunos de ellos a causa de la emigración de sus habitantes en busca de mejores oportunidades, otros simplemente por la construcción de pantanos o embalses. Este último fue el caso de Granadilla, un antiguo feudo medieval situado al norte de la provincia de Cáceres que quedó deshabitado en la década de los 60 por la construcción del Embalse de Gabriel y Galán.

Por su carácter medieval y el entorno natural que lo rodea, Granadilla es posiblemente uno de los pueblos abandonados más bonitos de España. En este artículo te contamos más sobre su historia y los lugares que puedes visitar en Granadilla.

Un poco de historia

Los orígenes de Granadilla se remontan al siglo IX cuando los árabes fundaron la población en un enclave estratégico en la Vía de la Plata. El nombre original de la población era Granada, si bien tras la conquista de la ciudad andaluza en 1492 se decidió cambiar el nombre para evitar confusiones.

En 1160 fue conquistada e incorporada al Reino de León. En el siglo XV, Granadilla pasó a manos de Fernando Álvarez de Toledo, primer duque de Alba, a cuya familia perteneció hasta el año 1830, manteniendo no obstante el castillo hasta 1893.

Granadilla, Cáceres

¿Por qué se abandonó Granadilla?

Más que de abandono sería más correcto hablar de desalojo. El 24 de junio de 1955 el gobierno franquista acordó la expropiación de Granadilla y gran parte de su término municipal para la construcción del embalse de Gabriel y Galán. El proceso de desalojo se alargó durante varios años, siendo efectivo a partir de los años 60 tras el pago de las indemnizaciones por el gobierno, quedando definitivamente vacío en 1964. Por suerte, las aguas del embalse no llegaron a cubrir el casco urbano de Granadilla pero sí acotaron los accesos al pueblo lo que conllevó a su completo abandono.

En 1980 el pueblo paso a mejor fortuna al ser declarado Conjunto histórico-artístico y empezar a despertar el interés tanto de las autoridades como del público en general. En ese año se empezaron los trabajos de rehabilitación y recuperación de Granadilla que se centraron principalmente en el castillo y las murallas.

Visitar Granadilla

Ya en el año 1984 Granadilla fue incluido en el Programa Interministerial de Pueblos Abandonados que acabó permitiendo la restauración parcial del pueblo con fines sociales y educativos. La revitalización de Granadilla no estuvo exenta de polémica y hubo división entre los defensores de devolver el pueblo a los antiguos vecinos y los partidarios de que el pueblo siguiera siendo utilizado por estudiantes en el marco del Programa de Recuperación de Pueblos Abandonados.

Actualmente, los descendientes de los antiguos granadillanos y sus descendientes se reunen dos veces al año en el pueblo: en la romería de la Virgen de Agosto (15 de agosto) y el 2 de noviembre.

Preparar la visita a Granadilla

Para planificar la visita a Granadilla hay que tener en cuenta algunos aspectos. El primero y más importante es que el pueblo tiene horarios de visita y fuera de ellos no es posible visitar el pueblo (salvo que seáis capaces de atravesar sus imponentes murallas).

Concretamente, las puertas de Granadilla están abiertas de martes a domingo en los siguientes horarios:

  • De Abril a Octubre: Mañanas de 10:00 h. a 13:30 h y de 16:00 a 20:00 h.
  • De Noviembre a Marzo: Mañanas de 10:00 h. a 13:30 h y de 16:00 a 18:00h

Lo segundo es que no hay ningún medio de transporte público para llegar hasta el pueblo por lo que no queda más remedio que llegar en coche por la espectacular carretera que parte desde Zarza de Granadilla. En la entrada del pueblo encontraremos un parking gratuito donde estacionar el vehículo.

¿Qué ver en Granadilla?

Castillo de Alba

Lo primero que sorprende cuando llegas a Granadilla es el castillo. Se cree que el construyó durante el siglo XV sobre una antigua alcazaba árabe. La fortaleza está formada por una torre central y cuatro torres semicirculares, una en cada lateral. Se trata de un castillo elegante y, por su forma, único en España.

Para nuestra sorpresa, el castillo se podía visitar gratuitamente. Durante la visita pudimos entrar a los primitivos salones medievales. A pesar de no tener mobiliario merece la pena recorrer sus salas y observar algunos detalles como los bancos de los ventanas que nos harán imaginar como debió ser la vida en el castillo. En la parte más alta del castillo, pudimos disfrutar de unas magníficas vistas de todo el pueblo de Granadilla y el embalse.

Vistas desde el castillo de Granadilla

Murallas

Las murallas de Granadilla rodean completamente la población formando casi un círculo. Según leímos, las murallas que rodean Granadilla fueron construidas durante el dominio árabe lo que parece demostrar que en ese lugar existió una primera población. Las murallas cuentan con dos entradas. La entrada principal custodiada por el imponente castillo y en el lado opuesto de la muralla una puerta trasera que permanece habitualmente cerrada.

Murallas de Granadilla

Merece la pena recorrer el perímetro amurallado para obtener una vista completa del pueblo y alrededores. Os llevará aproximadamente 15 min rodear las murallas.

Plaza Mayor

En el centro del pueblo encontramos la Plaza Mayor rodeada de un conjunto de edificios que han sido rehabilitados. Destacan la Casa del Ayuntamiento y la Casa de las Conchas. También nos pareció muy lograda la rehabilitación de la calle que va desde la puerta principal hasta la Plaza Mayor.

Iglesia parroquial de la Asunción

Como la mayoría de pueblos de la geografía española, Granadilla tenía su iglesia la cual se ha conservado en buen estado. La iglesia parroquial de la Asunción fue construida en el siglo XVI.

El día de nuestra visita la encontramos cerrada así que nos conformamos con ver los exteriores de la iglesia.

Pueblo abandonado de Granadilla

Ruinas

Para acabar la visita nos dimos una vuelta por la parte del pueblo que no ha sido rehabilitada. Esta es la parte más auténtica y que nos permite recordar que estamos ante un verdadero pueblo abandonado.

Pueblo abandonado de Granadilla

Entorno natural

El entorno natural que rodea Granadilla vale por si mismo una visita. En los alrededores predominan los bosques de eucaliptos y pinos. Además, existen diversas rutas de senderismo que por falta de tiempo no pudimos realizar pero que seguro valen la pena. El más corto y fácil es el sendero que rodea la población desde el cual se puede disfrutar de una bonita imagen del conjunto amurallado.

 

 

4 Comments

      • Junior José

        3 abril, 2020 at 18:28

        Que bonito volver a ver fotos que me traen lindos recuerdos, yo estuve por allí en 1995 pasando una semana con el grupo del instituto, a quienes nos llevaron para aportar nuestro granito de arena en la limpieza y reconstrucción de zonas del pueblo en ruina, pernoctabamos en casas habilitadas como albergues, estuve varias veces en ese castillo y la zona de alrededor del pueblo amurallado es preciosa con el lago de fondo!! Fué una bonita experiencia la que viví…Gracias por las fotos!

        Responder
        • Toni&Maura

          5 abril, 2020 at 19:44

          ¡Gracias a vosotros por vuestra labor! Granadilla sigue siendo un lugar único rodeado de un entorno excepcional. Ojalá lo podamos ver así muchos añós.

          Saludos desde Mallorca

          Responder

Deja un comentario