Qué ver y hacer en Artá y alrededores

Qué ver y hacer en Artá y sus alrededores (Mallorca)

Artá es uno de los municipios más completos a nivel turístico de Mallorca. Está situado al este de Mallorca, concretamente en la comarca de Llevant, y en su término municipal encontramos playas de ensueño como Cala Torta o Na Clara, preciosas rutas de senderismo por el Parque Natural de Península de Llevant, sin olvidarnos de un patrimonio con lugares tan interesantes como Sant Salvador o el poblado talayótico de Ses Païses. En este artículo, hemos querido recopilar algunos de los mejores lugares que ver en Artá.

¿Qué ver en Artá?

Os proponemos empezar la visita al municipio con un recorrido por la villa de Artá. La población se extiende a los pies del cerro de Sant Salvador, dominado por una fortaleza y un santuario.

Qué ver en Artá

Qué ver en Artá

Sugerimos empezar la ruta cerca de la antigua estación de tren que conectó la localidad de Artá con Palma entre 1921 y 1977. Hoy en día es el punto de llegada (o de inicio) de la vía verde Manacor-Artá, un camino fácil y seguro para hacer caminando o en bicicleta. Desde la estación podemos tomar la calle Ciutat que nos llevará directos a la Plaza del Conquistador, también conocida como Plaza del Mercado. Se trata de una amplia plaza, con poco interés arquitectónico pero con un agradable ambiente propiciado por las terrazas de los bares y restaurantes que la rodean. En esta plaza se haya el edificio del mercado municipal.

Cerca de la plaza destaca una antigua casa señorial construida a finales del siglo XIX conocida como Na Batlessa. Hoy en día alberga la Biblioteca Municipal de Artá. Continuamos el recorrido por la calle Ciutat que rápidamente se funde con la avenida Antoni Blanes, rebosante de comercios locales donde nos gustaría destacar el horno de Can Matemales.

Calle de Artá

Avenida Antoni Blanes

Al final de la avenida, a nuestra izquierda, se abre una plaza con una fuente dominada por el edificio del Ayuntamiento. La casa consistorial de Artá y la plaza fueron inauguradas en 1941. Algo más antiguo es el edificio que ocupa uno de los laterales de la plaza y que actualmente alberga el Museo Regional de Artá que muestra colección de restos arqueológicos.

Plaza del Ayuntamiento, Artá

Plaza del Ayuntamiento

Tras la visita al museo empezamos el ascenso al cerro de Sant Salvador. Realizamos la subida por el ala oeste de la fortaleza por la calle Pou Nou para descender luego por la escalinata situada frente al santuario. Lo primero que nos llama la atención es el buen estado de conservación del recinto amurallado que rodea la cima y que podemos recorrer por un paseo almenado que nos ofrece vistas panorámicas tanto del entorno como de la población. Originalmente bajo el dominio musulmán ya había una fortaleza en este lugar conocida como Almudaina. No obstante, la fortaleza actual fue construida en el siglo XVI con el objetivo de acoger a los habitantes de la zona en caso de llegada de corsarios. La fortaleza fue rehabilitada a mediados del siglo XX.

Al resguardo de las murallas se alza el santuario de Sant Salvador construido en el siglo XIX, realizándose la última restauración a finales del siglo pasado. Junto al santuario, nos llama la atención una vivienda anexa cuya fachada luce un bonito ventanal renacentista. Se trata de la casa del Donat, persona encargada del mantenimiento del recinto amurallado y del santuario.

Descedemos las escaleras hasta nuestra última visita imprescindible en Artá: la iglesia de Transfiguración del Señor. Se encuentra ubicada sobre una primitiva iglesia gótica y su construcción se alargó durante más de tres siglos. Por su larga fase constructiva encontramos elementos de diversas épocas y estilos arquitectónicos, siendo una de sus partes más modernas la fachada principal terminada en 1890.

Iglesia de Transfiguración del Señor, Artá

Iglesia de Transfiguración del Señor

¿Qué ver y hacer en los alrededores de Artá?

Tras la visita a la población, el municipio nos ofrece un amplio abanico de cosas interesantes para hacer.

Poblado talayótico de Ses Païsses

Una buena manera de empezar a descubrir los encantos de municipio es a través de sus yacimientos prehistóricos. El mejor ejemplo lo encontramos a escasos 900 m de la población. Se trata del poblado talayótico de Ses Païses, uno de los yacimientos arqueológicos más importantes y mejor conservados de las Islas Baleares. Además de contar con un “talaiot” o torre en el centro, el yacimiento conserva los restos de numerosas viviendas y estructuras rituales. No obstante, lo que más nos impresionó fue su robusta muralla ciclópea o de piedras gigantes.

  • Precio: 2€
  • Horario: de lunes a sábado de 10h a 14h. Domingo y festivos cerrado.
Poblado talayótico Ses Païses

Poblado talayótico Ses Païses

Parque Natural de la Península de Llevant

La siguiente recomendación es el Parque Natural de Península de Llevant, un espacio natural que ocupa gran parte del municipio de Artá. Es un verdadero paraíso para los amantes del senderismo ya que cuenta con más de 14 rutas recomendadas, incluyendo varias de las cimas del parque así como sus playas. El punto de inicio de la mayoría de los itinerarios es el Centro de Interpretación del Parque Natural donde podéis obtener un mapa del parque con las diferentes rutas.

Una de nuestras favoritas es la subida al Puig de Sa Tudossa. Para los amantes del mar es muy recomendable cualquier ruta que llegue hasta s’Arenalet des Verger, una de las mejores playas vírgenes del litoral mallorquín.

Playa de s'Arenalet des Verger

Playa de s’Arenalet des Verger

Parque Natural de la Península de Llevant

Parque Natural de la Península de Llevant

Colonia de Sant Pere

La Colonia de Sant Pere o San Pedro es una pequeña localidad costera  situada en uno de los extremos de la bahía de Alcudia. Es un lugar ideal para compartir en familia disfrutando de una almuerzo en cualquiera de las terrazas situadas junto al paseo marítimo.

Dentro del patrimonio arqueológico de la Colonia de San Pedro destacan los “viveros”. Se trata de una especie de casetas de piedras que fueron construidas en el siglo XX y que eran utilizadas por los pescadores para mantener el pescado vivo tanto para la venta como para su uso como cebo.

Colonia de Sant Pere

“Vivero” estructura típica de la Colonia de Sant Pere

Cala Na Clara y Es Caló

Uno de los rincones favoritos de Mallorca es la costa que se extiende entre la localidad artanenca de Betlem y Es Caló. El azul turquesa de las aguas con las montañas de Llevant como telón de fondo nos regalan una estampa única que hará las delicias de cualquier viajero que nos visite. El mejor exponente de la belleza de esta parte del litoral son las calas de Na Clara y Es Caló, dos enclaves paradisíacos donde disfrutar de un baño en aguas cristalinas.

Mejores calas de Mallorca

Na Clara

Ermita de Betlem

Dejamos las playas de ensueño para sumergirnos en uno los lugares con más encanto y más recónditos del municipio de Artá. Nos referimos a la ermita de Betlem ubicada en el corazón de las montañas de la sierra de Artá al final de una estrecha carretera de curvas. Este pequeño templo fue fundado por una pequeña comunidad eremítica y en él destaca su iglesia construida principios del siglo XIX. Además, desde la ermita nacen interesantes rutas de senderismo que nos permitirá explorar los alrededores y enlazar con algunas de las excursiones del Parque Natural. Recomendamos, al menos, caminar hasta la cercana fuente de na Bernadeta que abastecía de agua a la ermita.

Ermita de Betlem

Ermita de Betlem

Calas vírgenes: Cala Torta a s’Arenalet des Verger

Para acabar esta ruta por los mejores lugares que ver en Artá no podía faltar una mención a otras calas de interés del municipio que se extienden entre Cala Torta (una de nuestras favoritas) hasta s’Arenalet des Verger. Todas ellas son lo que podemos denominar calas vírgenes porque se encuentran completamente rodeadas de naturaleza sin la infraestructura turística habitual en muchas otras zonas de Mallorca.

Algunas como Cala Torta, Cala Mitjana o Cala Estreta son de fácil acceso, aunque la carretera para llegar hasta ellas presentaba en nuestra última visita un estado lamentable. En cambio, otras, como la Cala des Matzoc o la Cala de Sa Font Celada requieren de una exigente caminata para llegar hasta ellas. Tal vez estas últimas son más recomendables para visitar en otoño o primavera.

Cala Torta, una de las calas más bonitas de Mallorca

Cala Torta

Cala des Matzoc

Cala des Matzoc

Si te ha gustado este artículo, tal vez te interese:

Información práctica

Os dejamos algunos enlaces útiles para preparar la visita:

Página oficial de turismo de Artá

Alojamiento en Artá y alrededores

Visitas guiadas y excursiones

Vuelos baratos a Mallorca

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario